Bruselas ve una posible violación de Argelia del acuerdo de asociación con la UE tras romper con España

La UE llama al diálogo pero advierte de que está preparada para "hacer frente" a la medida, tras una reunión con el ministro Albares.
|
Albares
Albares
Europa Press News via Getty Images

La Unión Europea quiere diálogo, pero advierte a Argelia de que está dispuesta “a hacer frente” en respuesta a la decisión del país norteafricano de suspender su comercio exterior con España. Bruselas ha mostrado su preocupación por una medida que “en principio” puede vulnerar el Acuerdo de Asociación de Argelia con la UE.

Así se ha mostrado tras una reunión de urgencia entre el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, y el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, que se han visto durante horas este viernes. La cita se conoció durante la tarde del jueves, con un cambio de agenda de Albares, que tenía previsto viajar a EEUU para participar en la Cumbre de Las Américas.

El ministro, nada más salir de la reunión, ha apuntado que las medidas adoptadas por Argel únicamente son achacables a su ejecutivo, porque “el Gobierno de España no ha tomado ni una sola decisión que afecte a Argelia”. Igualmente, ha recordado que las competencias en materia comercial están “en manos de la Comisión” y que el deseo de España es que “todo se resuelva lo antes posible a través del diálogo”.

Argel niega estas acusaciones de violar ningún acuerdo y acusa a la Comisión de “precipitarse”, ya que, según ellos, suspender relaciones con España no afecta a ningún acuerdo firmado con la UE.

Sin embargo, Bruselas ha querido justificar su preocupación en la jugada de Argelia en que “las relaciones bilaterales de terceros países con Estados miembros individuales de la UE forman parte de sus relaciones con la UE”. De ahí que se estudien ya posibles respuestas comunitarias.

“El Gobierno de España no ha tomado ni una sola decisión que afecte a Argelia”

- Albares, tras la reunión

La postura comunitaria se ha conocido con un comunicado firmado tanto por Dombrovskis como por el Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell. En él llaman al diálogo como primera opción para resolver la crisis, si bien avisando a Argel de que está dispuesta a “hacer frente a cualquier tipo de medida coercitiva” que tome contra un Estado miembro. También muestran su “máxima preocupación” por la actitud del país africano, cuyas consecuencias ya están siendo evaluadas en el seno de los ‘Veintisiete’.

Este es el comunicado íntegro de la UE:

La decisión tomada por Argelia de suspender el Tratado de amistad y buenas relaciones de vecindad firmado con España en 2002 es de suma preocupación. Estamos evaluando las implicaciones de las acciones de Argelia, incluida la instrucción dada a las instituciones financieras para detener las transacciones entre los dos países, que desde el principio parecen violar el Acuerdo de Asociación UE-Argelia, en particular en el área de comercio e inversión. Esto daría lugar a un trato discriminatorio de un Estado miembro de la UE y afectaría negativamente al ejercicio de los derechos de la Unión en virtud del Acuerdo.

Estamos en estrecho contacto con el Gobierno español y contactando a las autoridades argelinas para aclarar rápidamente la situación.

Las relaciones bilaterales de terceros países con Estados miembros individuales de la UE forman parte de sus relaciones con la UE. La unidad y la solidaridad dentro de la UE siguen siendo fundamentales para defender nuestros intereses y valores en nuestras relaciones con todos los países. Además, la política comercial es competencia exclusiva de la UE, y la UE está dispuesta a hacer frente a cualquier tipo de medida coercitiva aplicada contra un Estado miembro de la UE. Sin embargo, la UE sigue privilegiando el diálogo primero para resolver las controversias.

Argelia es un socio importante para la UE en el Mediterráneo y un actor clave para la estabilidad regional. Confiamos en que, en nombre de nuestra asociación sólida y de largo plazo, se encontrará una solución rápida para restablecer plenamente las relaciones comerciales y de inversión.

Estamos listos y deseosos de apoyar estos esfuerzos.

La versión de Albares: “confianza” en Argelia

El titular de la diplomacia española ha recordado que “tanto el Gobierno de España como las instituciones europeas queremos el dialogo y no vamos a dar excusas para la escalada, aunque se tienen herramientas e instrumentos para hacer frente a cualquier tipo de situación. Nosotros queremos dar una vuelta rápida a la situación y volver a una situación solida que ha sido durante décadas, para lo que ofrecemos una respuesta constructiva, de dialogo, de retomar los cauces”, ha añadido.

Así, no ha dudado en mostrar su “confianza” en que Argelia “continúe jugando el papel de suministrador fiable en este contexto energético tan convulso y que retomemos esa amistad y ese diálogo”.

En las últimas horas, Moncloa se ha enfocado en remarcar que la suspesión del comercio exterior de Argelia con España no afectará al gas, de lo que el país africano es suministrador principal. Sí están en riesgo cerca de 3.000 millones de euros y 4.000 exportadores, que quedan en el aire ante la ruptura de relaciones decretada desde Argel.

La versión de Argelia

La misión de Argelia ante la UE ha denunciado que la Comisión se ha “precipitado” al respaldar a España en la crisis diplomática por la suspensión del Tratado de Amistad y Relaciones de Buena Vecindad, ya que, según Argel, esto no afecta al acuerdo con la UE.

“La Comisión Europea reaccionó sin consulta previa ni verificación alguna con el Gobierno argelino, a la suspensión por parte de Argelia de un tratado político bilateral con un socio europeo, en este caso España, sin asegurarse de que esta medida no afecta directamente a ninguno de los dos o indirectamente sus compromisos contenidos en el Acuerdo de Asociación Argelia-UE”, ha indicado en un comunicado la embajada argelina ante las instituciones europeas.

Este es el acuerdo original con Argelia: