ECONOMÍA
12/05/2021 10:45 CEST | Actualizado 12/05/2021 14:20 CEST

Bruselas mejora la previsión para España: la economía crecerá un 5,9% en 2021

La Comisión Europea espera que el país recupere el nivel del producto interior bruto anterior a la pandemia a finales de 2022.

Europa Press News via Getty Images
La vicepresidenta y Ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en una conferencia en la Universidad de A Coruña.

Buenas noticias para la economía española. Tras el duro golpe asestado por la pandemia del coronavirus, España liderará el crecimiento en los próximos años en la eurozona y, si se cumplen los pronósticos, podría recuperar el nivel del producto interior bruto (PIB) anterior a la pandemia a finales de 2022.

Así lo cree la Comisión Europea, que ha mejorado este miércoles sus previsiones sobre la economía española para 2021 y 2022. Bruselas prevé un  crecimiento del PIB de España de hasta el 5,9% durante este año y del 6,8% durante el próximo.

Estas previsiones de primavera implican un mayor crecimiento económico respecto a lo que las autoridades comunitarias calcularon en febrero. La estimación para este año mejora en tres décimas, ya que se situaba en el 5,6%, e incrementa un punto y medio para el próximo año, porque estaba en el 5,3%.

La actualización de las previsiones se debe principalmente a dos razones. En primer lugar, la mejora de la actividad económica gracias al final de las restricciones y a la campaña de vacunación. En segundo lugar, la llegada de los fondos europeos. 

La Comisión Europea señala que el levantamiento de las restricciones y la aceleración del ritmo de vacunación permitirán que la actividad económica se recupere en el segundo trimestre —entre abril y junio— y se mantenga sólida en el segundo semestre del año. El ahorro acumulado por las familias durante las restricciones puede servir para impulsar el consumo. 

Obviamente, la llegada de los fondos europeos y el plan de recuperación también servirán para impulsar la economía española. Estos jugarán un “papel decisivo” para impulsar el rebote de la economía y ayudar a sostener la expansión económica. 

Las autoridades europeas calculan que el déficit de las administraciones públicas —la diferencia entre ingresos y gastos— se reducirá al 7,6% del PIB en 2021 y al 5,2% en 2022. Por su parte, la deuda pública se mantendrá en el 119,6% del PIB este año y disminuirá al 116,9% en al próximo ejercicio.

El paro no bajará hasta 2022

El jarro de agua fría se lo lleva el paro. La autoridades europeas creen que el desempleo no bajará este año, a pesar del rebote de la economía. Bruselas prevé que la tasa de paro aumentará dos décimas hasta alcanzar el 15,7% a finales de 2021, antes de comenzar su disminución en el próximo ejercicio.

La recuperación será desigual entre los diferentes sectores económicos. Mientras que la producción industrial ya ha empezado a repuntar, hay otros sectores como el ocio y las actividades relacionadas con el turismo que tardarán más tiempo en recuperarse. 

El retraso en la recuperación del turismo es lo que explica que el fuerte crecimiento económico no sea suficiente para reducir el desempleo. La tasa de paro alcanzará el 15,7% en 2021. Posteriormente, empezará a caer hasta llegar al 14,4% en 2022.

Las autoridades europeas aseguran algunas medidas puestas en marcha por el Gobierno como los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y las prestaciones por cese de actividad a los autónomos han servido para amortiguar el impacto de la crisis provocada por la pandemia. 

Sin embargo, Bruselas advierte de que existe el riesgo de que algunas empresas españolas se vean abocadas a la quiebra, con su correspondiente impacto en el empleo. Por eso, aplaude las medidas adoptadas en marzo para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, con el objetivo de limitar ese riesgo.  

NUEVOS TIEMPOS