Bruselas pide a Argelia que revierta la suspensión del tratado que considera "extremadamente preocupante"

La Comisión Europea defiende el diálogo como vía para resolver las diferencias entre ambos países.
El portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, en una imagen de archivo.
El portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer, en una imagen de archivo.
Dursun Aydemir/Anadolu Agency via Getty Images

La Comisión Europea consideró este jueves “extremadamente preocupante” la suspensión por parte de Argelia de su Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España e instó al país norafricano a revertir la decisión. “Apelamos a Argelia a dar marcha atrás en esta decisión”, dijo el portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer, en la rueda de prensa diaria de la institución.

La decisión de Argelia de suspender este tratado que enmarca las relaciones entre ambos países se certificó este miércoles después de que este país haya considerado “injustificable” el cambio de posición de España para respaldar la propuesta marroquí de autonomía sobre el Sáhara Occidental.

La portavoz comunitaria de Exteriores comunitaria, Nabila Massrali, consideró este paso “extremadamente preocupante” y recordó que Argelia, a quien instó a “revisar su decisión” es un “socio importante de la Unión Europea” en el Mediterráneo y “clave para la estabilidad de esta región”.

“Nos hemos encontrado con este anuncio pero no hemos recibido detalles de Argelia sobre lo que prevén en la práctica”

- Eric Mamer, portavoz de la Comisión Europea

“Estamos revisando el impacto de esta decisión y considerando el diálogo y los canales diplomáticos”, señaló Massrali, que precisó que el diálogo que apoya la Comisión Europea sería entre Madrid y Argel y que Bruselas está trabajando con España para “encontrar soluciones a los desacuerdos actuales”. Bruselas, abundó, “está siempre preparada y dispuesta a proveer asistencia” para facilitar estos procesos”.

Los portavoces de la Comisión Europea no dieron detalles sobre el impacto práctico de la decisión y señalaron que los servicios del Ejecutivo comunitario están ahora analizando el impacto de la ruptura del tratado en diferentes áreas, como el comercio. “Nos hemos encontrado con este anuncio pero no hemos recibido detalles de Argelia sobre lo que prevén en la práctica”, explicó Mamer.