ECONOMÍA
17/12/2019 16:36 CET

Bruselas reprende a España por el desempleo y la deuda pública y privada

La tasa media de paro durante los últimos tres años se encuentra en España en el 17,4%, más de siete puntos por encima del umbral.

Associated Press

La Comisión Europea ha advertido este martes a España por los elevados niveles de deuda tanto pública como privada y por el alto desempleo, especialmente entre la población joven y menos cualificada, a pesar de que la tasa de paro se ha reducido “rápidamente” durante los últimos años.

Así consta en el informe publicado por el Ejecutivo comunitario con datos de 2018 en el que identifica los desequilibrios macroeconómicos de todos los socios del bloque. De los once indicadores que evalúan las autoridades comunitarias, España suspende en cuatro.

En concreto, la tasa media de paro durante los últimos tres años se encuentra en España en el 17,4%, más de siete puntos por encima del umbral, fijado en el 10%. “El desempleo ha caído rápidamente, pero es muy alto y está por encima de los niveles de antes de la crisis, especialmente entre los jóvenes y las personas menos cualificadas”, apunta el documento.

Con respecto a la deuda pública, que se encuentra lejos del umbral del 60% del PIB, el texto destaca que el “sólido” crecimiento económico ha sido la principal causa de su reducción en los últimos años, pero advierte de que los déficit fiscales “persistentes” implican que “la todavía alta ratio de deuda pública está disminuyendo lentamente”.

La deuda del sector privado en el 133,5%

La deuda del sector privado, por su parte, se sitúa en el 133,5% del PIB, por encima de la referencia del 133%. Aunque se redujo a lo largo de 2018,el informe remarca que todavía debe continuar el proceso de desapalancamiento.

En particular, apunta que se ha ralentizado el ritmo de caída de la deuda empresarial por el leve crecimiento de los nuevos créditos, mientras que la de los hogares ha continuado con su descenso a pesar de que el firmaron más préstamos.

Por último, España suspende en el indicador de la posición de inversión internacional neta (NIIP, por sus siglas en inglés), que recoge la diferencia entre las inversiones españolas fuera del país y las inversiones extranjeras en España. “La NIIP negativa ha seguido mejorando, pero se mantiene muy alta”, advierte el documento.

Además de en España, la Comisión Europea ha identificado desequilibrios económicos en Alemania, Francia, Países Bajos, Irlanda, Portugal, Suecia, Irlanda, Rumanía, Croacia y Bulgaria, así como en Italia, Chipre y Grecia, países en los que dichos desequilibrios son “excesivos”.