La Bundesliga interrumpe por primera vez un partido para que un jugador rompa el ayuno por el Ramadán

La Federación Alemana de Fútbol ha confirmado este lunes que dará su apoyo para que los árbitros concedan descansos para beber.
El jugador Moussa Niakhaté, capitán del Mainz, bebe durante un partido.
El jugador Moussa Niakhaté, capitán del Mainz, bebe durante un partido.
TWITTER

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) ha confirmado este lunes que dará su apoyo para que los árbitros concedan descansos para beber a los jugadores musulmanes durante el mes de ayuno por el Ramadán.

“No hay ninguna instrucción general al respecto, pero por supuesto apoyamos que nuestros árbitros permitan esas pausas para beber durante el Ramadán a petición de los jugadores. Está bien que se sigan manejando de esa manera”, ha señalado a dpa Lutz Michael Fröhlich, director general de comunicación de la DFB Schiri (entidad encargada de los árbitros).

Estas declaraciones se producen después de que se parara por primera vez, según señala la prensa deportiva, un partido de fútbol para que un jugador musulmán rompiera el ayuno por el Ramadán.

El árbitro Matthias Jöllenbeck permitió al jugador Moussa Niakhaté, capitán del Mainz, un breve descanso para beber agua y una bebida energética al llegar la puesta de sol durante el partido ante el Augsburgo del miércoles.

El presidente del Consejo Central de los Musulmanes en Alemania, Aiman Mazyek, ha descrito la pausa como una “simplificación si el partido cae justo a la hora de la puesta del sol, es decir, cuando se rompe el ayuno”, según declaraciones emitidas a la emisora Deutschlandfunk.

El Ramadán, el mes sagrado de ayuno para los musulmanes, comenzó el 1 de abril y concluye el 1 de mayo. Durante ese período muchos fieles renuncian a comer, beber, fumar y tener relaciones sexuales desde la salida a la puesta del sol. El ayuno es uno de los cinco pilares del Islam que prescribe el Corán.