Cuál es la equivalencia entre la edad de un perro y la edad humana

No, no son siete años.

Un año en la vida de un perro no son siete años en la vida de un hombre. Por mucho que la sabiduría popular se haya encargado de hacernos creer que los perros avanzan de siete en siete, las investigaciones no dicen lo mismo.

Todo depende de varios factores. No es lo mismo el ritmo al que avanza un perro pequeño como el Chihuahua o Yorshire terrier al ritmo de los perros medianos como el Pastor alemán o los grandes como el San Bernardo.

En estos últimos la regla de un año del perro son ocho de un humano se acerca algo más al final de su vida, pero tampoco funciona así.

Lo que está claro es que los perros maduran mucho más rápido que los humanos, aunque los más pequeños lo hacen a menos velocidad que los grandes, por eso son más longevos.

De hecho, en el caso de los canes de menos de 10 kilos el cálculo de edad es fácil de hacer una vez que cumplen los dos años. Llegada a esa edad, que equivale a 24 años humanos, hay que ir sumando de cuatro en cuatro. 16 años caninos serían 80 humanos.

En los otros años el cálculo es más complicado ya que los años a sumar van variando según pasa el tiempo.

La complicación está en los dueños de perros adoptados, cuando no saben su fecha de nacimiento. En esos casos se pueden encontrar pistas en su dentadura. La web especializada en salud WebMD recoge algunas de ellas:

  • 8 semanas: todos los dientes de leche.
  • 7 meses: todos los dientes permanentes. Blancos y limpios.
  • 1 - 2 años: los dientes posteriores pueden empezar a amarillear.
  • 3 - 5 años: acumulación de sarro y algo de desgaste dental.
  • 5-10 años: dientes más desgastados y con signos de enfermedad.
  • 10-15 años: dientes gastados y con mucho sarro. Puede faltar alguno.
Las 16 razas de perros potencialmente peligrosas