POLÍTICA
06/04/2021 21:19 CEST

El hartazgo estalla en un campamento de migrantes en Tenerife y acaba en altercados con la Policía

Los internos de Las Raíces "ya no pueden más" y las organizaciones relacionan las "revueltas" con las "condiciones inhumanas" que allí padecen.

EFE
Policías antidisturbios trasladan a un detenido del campamento humanitario de Las Raíces tras los altercados ocurridos en el campamento de La Laguna (Tenerife)

La situación de hacinamiento y malas condiciones en algunos campamentos de Canarias es ya “insostenible”, según las asociaciones. Ocho inmigrantes han sido detenidos este martes por la Policía española en un altercado ocurrido en el campamento de Las Raíces, en Tenerife. Se quejan de las malas condiciones en las que viven.

La Asamblea de Apoyo a Migrantes de Tenerife ha denunciado en las redes sociales que los internos de este campamento, que tiene 2.400 plazas, “ya no pueden más” y relaciona las “revueltas” con las “condiciones inhumanas” que allí padecen. Según ha podido saber el periódico Canarias7, la reyerta se inició en el comedor del centro, con la escasez y la mala calidad de la comida como motivo. Los inmigrantes denuncian que no hay comida para todos, lo que genera numerosos momentos de tensión entre los internos.

También ha reprochado la “respuesta represiva” del Gobierno español en forma de “intervenciones policiales ante lo que debería ser mediación y diálogo” con los inmigrantes. Según la plataforma, esas condiciones de “vulnerabilidad extrema” se han hecho este martes “insostenibles” y han hecho “estallar desde dentro este cóctel molotov”.

Esta organización reclama que se cierren los campamentos que “hacinan a miles de personas en una situación límite” y se las deje continuar el viaje hacia el resto de Europa.

 

Las islas Canarias soportan una fuerte presión migratoria desde el continente africano, recrudecida en 2020, cuando llegaron por mar de manera irregular 23.023 personas, entre subsaharianos y magrebíes, según datos oficiales, debido a los efectos de la pandemia de covid-19, lo que causó una grave crisis humanitaria de acogida.

En el primer trimestre de este año, el servicio español de Salvamento Marítimo rescató a otras 3.452 personas cuando se dirigían a las Canarias.

El Gobierno español ha habilitado varios campamentos de acogida, con 7.010 plazas distribuidas en varias islas, mientras que hubo que recurrir a alojarlos provisionalmente en establecimientos hoteleros que estaban cerrados a causa de la covid-19.

El 18 de marzo pasado, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, subrayó el compromiso absoluto del Gobierno para que las condiciones de acogida “sean lo mejor posible” y defendió que los nuevos campamentos desplegados en Canarias cuentan con “los mejores estándares”, frente a las duras críticas de algunos partidos canarios.

EL HUFFPOST PARA HUE