Cantabria aplica el cierre perimetral de la comunidad desde esta noche

No es momento para irse de puente.
El faro de Ajo, pintado por Okuda San Miguel.
El faro de Ajo, pintado por Okuda San Miguel.
NurPhoto via Getty Images

El goteo es constante. Andalucía, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña... la última en sumarse a la lista de comunidades que anuncian su cierre perimetral ha sido Cantabria.

Esta medianoche “se cierra la comunidad” y permanecerá así hasta el 9 de noviembre, lo cual significa que la población no podrá salir de Cantabria ni aceptar turismo estos días, tal y como ha anunciado su presidente, Miguel Ángel Revilla, esta misma mañana. “En esta situación, hay que tomar decisiones duras para que no nos podamos arrepentir después”, ha señalado Revilla.

“No me cansaré de pedir responsabilidad a cada uno de nosotros. Nuestro comportamiento durante la primera ola fue ejemplar, salvo alguna excepción rarísima”, ha dicho Revilla, para después matizar que en las últimas semanas la relajación de la población ha sido “excesiva”. “Mientras no aparezca la vacuna, el único antiviral somos nosotros”, ha recalcado Revilla, apelando a la responsabilidad personal: “No tenemos más remedio que actuar con medidas individuales”.

El presidente es consciente de que tendrá que enfrentarse a “protestas” por el cierre perimetral y la difícil situación que vive principalmente el sector del ocio y el turismo. Sin embargo, “entendemos que esta es la mejor fórmula, tiene el aval de Sanidad”, ha resaltado Revilla.

Las vacaciones escolares, en duda

La consejera de Educación, Marina Lombó, ha planteado también suspender las vacaciones escolares previstas para la semana que viene y ‘recuperarlas’ posiblemente a final de curso. “Las aulas son ahora mismo los lugares más seguros”, ha apuntado Revilla. Se trata así de evitar que los progenitores tengan que recurrir a abuelos u otras personas mayores para cuidar a los niños durante los días no lectivos y de evitar que más de 100.000 personas, las que conforman la comunidad educativa, se muevan por la comunidad la próxima semana.

El Gobierno regional no ha descartado además decretar confinamientos perimetrales de municipios, si la tasa de incidencia “supera límites razonables”, ha advertido Revilla. “Hay que reducir la movilidad interna”, ha pedido el vicepresidente de la comunidad, Pablo Zuloaga, con el fin de preservar la Cantabria rural, con una tasa de contagios mucho más baja que las ciudades.

La situación epidemiológica cántabra alcanza una tasa de 317 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días y, aunque su presión hospitalaria no es excesiva todavía (el 13% de sus camas UCI están ocupadas por pacientes Covid), los autoridades alertan de que está en aumento.

Las comunidades no confinadas, minoría

España se blinda así ante el puente de Todos los Santos para frenar la transmisión de coronavirus, que ya deja cifras récord en esta segunda ola.

De momento, sólo Extremadura, Galicia, Canarias, Comunidad Valenciana y Baleares quedarían sin aplicar un cierre perimetral de la comunidad. Madrid, por su parte, se resiste a extender esta medida más allá de los días de puente.

Qué opina la prensa internacional de la gestión de España durante el coronavirus

Popular in the Community