Carmen Lomana deja muy muy muy claro lo que piensa de Rigoberta Bandini y 'su' teta

Se veía venir.
Carmen Lomana, en un acto.
Carmen Lomana, en un acto.
GETTY

La televisiva Carmen Lomana se ha pronunciado con claridad sobre la canción Ay Mama, de Rigoberta Bandini, y, como era previsible, no le gusta nada.

En un artículo en La Razón, Lomana dice que cuando escuchó el nombre de la “tal Rigoberta Bandini” creyó que era Rigoberta Manchú: ”¿La recuerdan? Activista indígena de Guatemala que se había reconvertido en cantante”.

“Pues no, es otra con apellido italiano que ya no sabe que hacer para llamar la atención y parece que lo ha conseguido con una reivindicación de la ‘teta’, dice Lomana, que lamenta que eso se trate como “como si de algo nuevo y desconocido se tratase”.

En cambio, ella considera que eso es “algo totalmente viejuno y pasado de moda” y afirma que “las mujeres siempre que han querido han mostrado sus pechos sin complejos”, desde la duquesa de Alba a las actrices del destape en plena transición posfranquista.

Hace referencia al “no sé por qué dan tanto miedo nuestras tetas” y dice que, en su opinión, “algo tan inofensivo y acogedor” no puede dar miedo a nadie, “en todo caso admiración si son bellas”.

“No hay más que ver a los bebés felices pegados a ellas, que no pueden ni respirar mientras se alimentan de esa maravillosa y fecunda fuente de leche”, asegura antes de señalar que, “si es un grito feminista, quizá reivindiquen su derecho a operárselas reduciendo o haciéndolas más grandes”.

A quien sí la ha gustado la canción es a la ministra de Igualdad, Irene Montero, que ha subrayado que Rigoberta Bandini ha “regalado” un “hermoso lema feminista” y ha parafraseado una de sus frases.

″¿Por qué les dan tanto miedo nuestras tetas? ¿Por qué les dan tanto miedo nuestros derechos? ¿Por qué le dan tanto miedo que hablemos de una justicia feminista que proteja a las madres protectoras que luchan por sus derechos, de sus hijos o hijas?”, ha apuntado Montero.