POLÍTICA
22/03/2019 10:53 CET

Carmena califica de "lamentable" e "infantil" que Torra no acepte "árbitros" en democracia

Tras desoír las órdenes de la Junta Electoral Central sobre la retirada de símbolos independentistas.

EFE

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, considera “lamentable”, “infantil” y “antidemocrático” que el president de la Generalitat, Quim Torra, desoiga las órdenes de la Junta Electoral Central sobre la retirada de símbolos independentistas porque en democracia hay que tener ”árbitros”.

“Que se desobedezcan las órdenes de las juntas electorales me parece una pena, lamentable, es absurdo, todos necesitamos esos límites”, ha afirmado Carmena en una entrevista en Radio Nacional. 

 

Carmena, que lamenta “muchísimo lo que pasa”, ha defendido que la crisis catalana no debería afectar al debate de las elecciones locales porque lo municipal está “tan pegado a la vida de cada uno que no tiene sentido abandonar lo esencial para ir a otras reflexiones de carácter más político”.

Preguntada por los sondeos, ha sostenido que no le preocupan y se ha mostrado convencida de que contará con más apoyos que en 2015 por el “ambiente agradable” que encuentra en el transporte público y por las encuestas de satisfacción con los servicios públicos.

Además, espera seguir gobernando con apoyo del PSOE y mantiene que si no lo logra abandonará la política.

Y sobre un posible pacto entre PP, Ciudadanos y Vox ha apuntado que “puede que lo hagan” porque ya ha pasado en Andalucía y asegura que Cs “cada vez se vincula más a un bloque de derecha muy radical”.

Carmena no sabe si la división en la izquierda perjudicará los resultados electorales: “No sé. Creo que hay muchas veces que las discrepancias de los grupos políticos exteriorizan mucho un sentimiento de frustración que se mueve en un grupos muy pequeños (...) no sé la capacidad que existe de que ese disgusto se proyecte a grupos más amplios”, ha afirmado sobre la candidatura alternativa de Izquierda Unida y Anticapitalistas.

Preguntada sobre si es contradictorio que Podemos vaya a competir contra Íñigo Errejón en las elecciones autonómicas pero no contra ella en la capital, asegura que vive la situación con “mucha lejanía” por ser “bastante distante” a las estructuras clásicas de los partidos.

Y no considera que Más Madrid sea exportable a otros territorios porque es “algo absolutamente coyuntural” a la realidad madrileña, donde la ciudad y la comunidad autónoma son un “son como un tándem bastante inseparable”. 

NUEVOS TIEMPOS