POLÍTICA
23/09/2020 19:27 CEST | Actualizado 23/09/2020 20:16 CEST

Casa Real comunicó al CGPJ que el rey no iría a la entrega de despachos "porque el Gobierno no lo autorizaba"

“Hasta donde yo conozco y he sido informado, la razón indicada en la comunicación es que no podía hacerlo porque el Gobierno no lo autorizaba", ha dicho el vocal del CGPJ.

SOPA Images via Getty Images
El rey Felipe VI. 

El rey no acudirá por primera vez a la entrega de despachos de la nueva promoción de jueces. En un primer momento la Casa Real comunicó que Felipe VI sí participaría en el acto, pero después les comunicó que “no podía participar” porque “el Gobierno no lo autorizaba”. 

Así lo ha asegurado el vocal del Consejo General del Poder Judicial José María Macías este miércoles en el programa ‘Hora 25’ de la Cadena SER. “Se recibió una comunicación por parte de Casa Real en la que se indicaba que su majestad no podía participar en el acto. Hasta donde yo conozco y he sido informado, la razón indicada en la comunicación es que el Gobierno no lo autorizaba”, ha dicho.

El vocal ha reconocido estar muy molestos en el Poder Judicial y que desde el Gobierno no les han dado aún explicaciones sobre el motivo por el que por primera vez no será el rey quien presida el acto, sino el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes. 

Desde el órgano de gobierno de los jueces han explicado esta mañana que, como todos los años, se envió una invitación formal al rey y éste la aceptó pero este martes han recibido una segunda comunicación de Zarzuela en la que se informa de que no acudirá al evento. 

“Hasta donde yo conozco y he sido informado, la razón indicada en la comunicación es que no podía hacerlo porque el Gobierno no lo autorizaba. Que su majestad, por exigencia de la Constitución, sus actuaciones oficiales precisan ser refrendadas por el Gobierno o uno de sus miembros. En este caso parece que no ha sido así”, ha dicho Macías a la Cadena SER. 

Organizaron todo el acto contando con el monarca hasta que, “dos o tres días antes” ha llegado la carta informando de su ausencia. “Lo que se nos hace saber es que no puede hacerlo porque no cuenta con la autorización del Gobierno. Esto es lo que yo sé. Esa es la razón. Lo que no puedo decirles son los motivos de la razón. Ignoro por completo cuáles son los motivos que el Gobierno, si es que ha proporcionado algún a Casa Real, ha hecho valer para indicar que se ese acto programado en la agenda de Casa Real no fuera a llevarse a cabo”, ha lamentado el vocal. 

 “No hemos recibido ninguna indicación de que hubiera problemas de seguridad más allá de los habituales que hay cuando se celebra un acto oficial en el que participa su majestad. Yo también tengo curiosidad por saber si existen problemas de seguridad”, ha añadido. 

La Casa Real prefiere no hacer ninguna aclaración al respecto y se limita a indicar que solo informan “de los actos que están en agenda”. Y este, especifican, “no lo está”.

Explicaciones al Gobierno

Las asociaciones judiciales han instado al Gobierno a aclarar esta anomalía y han advertido que un acto de un poder del Estado no puede estar empañado por circunstancias políticas.

La APM, asociación mayoritaria en la carrera, “exige” al Gobierno “que aclare las verdaderas razones de la ausencia” del rey y pide a través de un comunicado que adopte “las medidas necesarias” para velar por la seguridad e integridad física de todos los asistentes. Considera “muy preocupante” que el Ejecutivo “declare su incapacidad para garantizar la seguridad” del rey en un acto institucional, más aún -incide- si “como se apunta en algunos medios, esa invocación a la seguridad solo pretende disfrazar motivos abiertamente contrarios a la Constitución”. Y subraya que los jueces, como poder del Estado, administran justicia “en nombre del Rey”.

La Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV), la segunda más representativa entre jueces y magistrados, tiene claro que “las circunstancias políticas no deben condicionar un acto solemne de un poder independiente como la Justicia” porque “eso también es separación de poderes”.

A su juicio, si hay un acto institucional al que tiene que asistir el rey es a la entrega de despachos a quienes entran a formar parte de uno de los tres poderes del Estado, una presencia que no es obligada por ley, pero que cuenta ya con una tradición de más de veinte años. “La decisión adoptada de no contar con él no se corresponde con la alta dignidad de la función de juzgar”, apuntan desde esta asociación.

Desde la progresista Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD) se hace sin embargo una llamada a evitar crear polémicas y problemas donde quizá no los haya, porque se desconocen los motivos que han llevado al rey a no participar en el acto. “A veces, ante situaciones excepcionales, como la pandemia, se adoptan medidas excepcionales”, apunta a Efe su portavoz, Ascensión Martín, quien considera no obstante que sí sería necesaria una mayor transparencia.

Señala que la presencia del rey sería deseable, pero su ausencia no va a empañar el acto ni la ilusión de los nuevos jueces tras años de esfuerzo.

La presidenta de la minoritaria Foro Judicial Independiente (FJI), Concepción Rodríguez, cree no obstante que, de ser cierto que la ausencia del rey está relacionada con la situación política en Cataluña, se trataría de algo “muy grave”, ya que se estaría hablando de la integridad territorial del Estado. “No puede ser que la política de segunda esté afectando a la estructura del Estado de derecho”.