POLÍTICA
08/01/2020 11:35 CET | Actualizado 08/01/2020 12:27 CET

La conversación privada entre el rey y Sánchez: "Ha sido rápido, el dolor vendrá después"

Palabras y bromas después de que el socialista haya prometido su cargo en Zarzuela.

EFE

Día de máxima relevancia en el Palacio de la Zarzuela: Pedro Sánchez ha prometido su cargo ante el rey en una ceremonia en la que no ha habido ni Crucifijo ni Biblia. España ya tiene presidente.

El acto institucional ha tenido lugar a las 11 de la mañana en el Salón de Audiencias del palacio. Después, se ha producido una conversación en la que el rey ha bromeado.

Y estas han sido las palabras:

- Pedro Sánchez: “Ocho meses para diez segundos”

- Felipe VI: “Ha sido rápido, simple y sin dolor; el dolor vendrá después”.

Una vez que Sánchez ha prometido su cargo en el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, Felipe VI se ha dirigido a él para darle la enhorabuena, momento en el que el jefe del Gobierno ha afirmado: “Ocho meses para diez segundos”.

Unas palabras, que han podido escuchar los periodistas que cubrían la ceremonia, con las que Sánchez se ha referido a la breve duración del acto de la promesa frente a los ocho meses transcurridos desde las elecciones generales del 28 de abril.

El monarca le ha apostillado que ha sido “rápido, simple y sin dolor”, aunque, a renglón seguido, ha precisado en tono de broma que “el dolor viene después”.

El comentario ha sido acogido con risas por parte del presidente del Gobierno, quien ha reconocido ante Felipe VI: “Le hemos dado muchas preocupaciones”.

Sánchez y el rey coincidieron hace apenas dos días en el acto de la Pacual Militar en el Palacio Real. El monarca no hizo menciones a la investidura en su discurso y se limitó a destacar el compromiso del Ejército con la Constitución. Durante la sesión de investidura hubo críticas al monarca de partido como Bildu, y la bancada de la derecha respondió con consignas y gritos: “Viva el rey”.

Photo gallery Sánchez promete el cargo See Gallery

El acto protocolario

El Salón de Audiencias del palacio ha acogido este breve acto, en el que Sánchez ha adquirido la condición de jefe del Ejecutivo para liderar el primer gobierno de coalición de la democracia, entre PSOE y Unidas Podemos, tras haber obtenido ayer, martes, la confianza del Congreso con 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones, entre ellas, las de ERC y EH Bildu.

Ante las principales autoridades del Estado y tras la lectura del real decreto rubricado por el rey con el nombramiento de Sánchez y publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), Sánchez ha procedido a leer el texto de la promesa con su mano derecha apoyada en la Constitución:

“Prometo, por mi conciencia y honor, cumplir fielmente con las obligaciones del cargo de presidente del Gobierno, con lealtad al rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros”, ha recitado Sánchez.

El ejemplar de la carta magna ha estado abierto por el artículo 99, en el que se recogen, entre otros preceptos, la facultad del rey para consultar a los partidos y proponer un candidato a la presidencia del Gobierno y el procedimiento para lograr la investidura.