POLÍTICA
04/10/2019 11:18 CEST | Actualizado 04/10/2019 14:18 CEST

Casado asegura que el "arderán parroquias como en el 36" de Díaz Ayuso se refería a una frase de Rita Maestre

"Me dijo que ella reivindicó la concordia constitucional".

EFE
Casado y Díaz Ayuso, en una imagen de archivo.

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado hoy que las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sobre la exhumación de Franco y las parroquias del barrio sólo son una referencia “a una frase que Rita Maestre dijo”.

En declaraciones a los periodistas en Ceuta, Pablo Casado ha sido cuestionado por las manifestaciones de Isabel Díaz Ayuso, quien ayer se preguntó en respuesta a una pregunta de Vox qué pasará tras la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos: ”¿Y qué será lo siguiente? ¿La cruz del Valle? ¿Todo el Valle? ¿Las parroquias del barrio arderán como en el 36?”.

Pablo Casado ha sido cuestionado por si la polémica de las manifestaciones suponía también una polémica interna en el PP, a lo que ha dicho: “Tuve la oportunidad de hablar ayer con Díaz Ayuso y lo que me dijo es que ella reivindicó la concordia constitucional y criticó una frase que Rita Maestre dijo al asaltar una capilla en la Universidad Complutense”.

Rita Maestre, actual coportavoz de Mas Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, llevó a cabo una protesta en 2011 en la capilla de Universidad Complutense junto a otras mujeres que se desnudaron de cintura para arriba y gritaron frases como “vamos a quemar la Conferencia Episcopal” o “arderéis como en el 36″.

“Y creo que los medios de comunicación pueden hacer uso de la hemeroteca para saber quién dijo esa frase porque Díaz Ayuso sólo la repitió”, ha puntualizado Pablo Casado.

Las palabras de Ayuso, que fueron duramente criticadas por la oposición, fueron respaldadas por el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, que lamentó que en campaña electoral “siempre salga el tema de Franco y sus huesos”.

En la sesión de control en la Asamblea de Madrid, Ayuso respondió a la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, diciendo: “Los que sí vivieron ese periodo decidieron pasar página. ¿Quiénes se creen que son para saber mejor qué sentían o pensaban quienes se fundieron en un abrazo en el 78. ¿Y qué será lo siguiente? ¿La cruz del Valle? ¿Todo el Valle? ¿Las parroquias del barrio arderán como en el 36?”, sentenció.

“No está enfadado”

Por su parte, Díaz Ayuso, ha asegurado que Casado no está “enfadado” ni “disgustado” por sus palabras de este jueves en la Asamblea de Madrid sobre la quema de iglesias en 1936.

Ayuso ha agregado que Casado “entiende perfectamente” lo que ella dice porque ”él también está de acuerdo en que la izquierda (...) busca debates estériles” como la exhumación de Franco, cuando “los españoles están a otra cosa, en otros tiempos”.

Además, la presidenta madrileña ha insistido en que sus palabras “no han caído ni bien ni mal” en su partido y se ha mostrado de acuerdo con el presidente del PP en que lo importante es centrarse en “los problemas que tiene el país, en mirar hacia adelante y en la economía”.

Al ser preguntada si está garantizada la seguridad en los templos católicos en Madrid, la presidenta regional ha explicado que utilizó “un argumento retórico” llevándolo “al extremo” para preguntarse “qué será lo siguiente” a la exhumación de Franco.

“Lo importante es no poner en tela de juicio la Transición una y otra vez porque nuestros abuelos, nuestros padres y la sociedad de entonces hizo el esfuerzo de seguir mirando hacia adelante”, ha señalado.

“Acalorado debate parlamentario” 

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha argumentado este viernes que las palabras de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien se preguntó ayer si tras exhumar a Franco “arderán parroquias” como en 1936, se produjeron en un “acalorado debate parlamentario”.

En una entrevista en RNE, ha considerado, en todo caso, que el Gobierno con la exhumación del cadáver del dictador está haciendo “electoralismo”, como hace “con todo, incluso con la memoria y con la historia”.

Al hilo de estas declaraciones sobre la exhumación de Franco, Álvarez de Toledo ha instado a preservar y proteger el espíritu de la Transición y ha advertido de que “todo lo que sea reabrir heridas o buscar la división” es algo “disolvente, degradante y desolador” para los españoles.

Además, ha criticado el “maniqueismo” de decir que “la izquierda tenía razón y la derecha era perversa y malvada” o el pretender enfrentar a la derecha y a la izquierda o volver “a la retórica o los actos concretos de una España contra otra”.