NOTICIAS
29/07/2021 15:01 CEST | Actualizado 29/07/2021 15:04 CEST

Le preguntan a Casado por la Kitchen y su sudor lo dice todo

El líder del PP dice que se comunicarán las decisiones a tomar a la "persona oportuna", ante una hipotética expulsión del exministro Jorge Fernández Díaz.

Pablo Casado ha dado su réplica al balance político realizado este jueves por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pero tras su intervención ha tenido que responder a algunas preguntas incómodas. Tanto que incluso ha empezado a sudar por momentos, visiblemente acalorado.

Mientras tenían lugar sus declaraciones, ha salido a la luz el archivo de la causa contra la exministra María Dolores de Cospedal y su esposo y empresario, Ignacio López del Hierro en el marco de la causa que investiga la operación Kitchen. No ha sido el mismo desenlace para el extitular de Interior Jorge Fernández Díaz, que sí ha sido procesado junto al exsecretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez y el ex director adjunto operativo de la Policía Nacional Eugenio Pino.

El comité de derechos y garantías en las decisiones que tome, pues las comunicará a la persona oportuna

En este sentido, Casado ha recordado que Fernández Díaz está suspendido de militancia, una medida con la que se habían anticipado a la instrucción judicial. No obstante, los periodistas le han insistido en si el Partido Popular tomará medidas más contundentes, como una hipotética expulsión.

El presidente del PP ha evitado referirse por su nombre al exministro y ha dicho que los estatutos de la formación son claros. Casado ha defendido que “actuarán en consecuencia” y que “el comité de derechos y garantías en las decisiones que tome, pues las comunicará a la persona oportuna”.

Sí se ha explayado más en lo referente a Cospedal, al destacar que su exculpación en el proceso debería llevar a una “reflexión a los partidos que han estado diciendo que no hacíamos nada contra una persona que hoy se ha visto que era inocente”.

La tensión con Vox

No ha sido la única pregunta espinosa a la que ha sido sometido el líder de los populares. La tensión que se ha vivido esta semana con Vox por la abstención del PP de Ceuta en la declaración de persona non grata a Abascal, así como la necesidad de la ultraderecha para poder gobernar tras unas hipotéticas elecciones generales, también ha sido otro de los ejes de las preguntas de los periodistas.

Sobre Ceuta, el dirigente del PP ha explicado que ha escuchado decir al presidente ceutí, Juan Jesús Vivas, que estaría encantado de hablar con Santiago Abascal. “Estoy convencido de que tanto el Partido Popular de Ceuta como Vox en Ceuta llegarán a una posición responsable para el futuro de esta ciudad autónoma”. Sin embargo, no ha aclarado si le ha trasladado alguna petición al mandatario ceutí para que apoye la moción de Vox para retirar esa declaración.

Nuestra posición es que cuando haya que ir a elecciones, ir con nuestro programa y plantear una amplia mayoríaCasado, ante la necesidad de Vox para formar gobierno de coalición

Sobre la necesidad del apoyo de los de Santiago Abascal para un supuesto Ejecutivo de coalición, Casado ha deslizado que confían en los modelos de Galicia y Madrid, una con mayoría absoluta y otro con una mayoría que suma más votos que toda la izquierda. “Nuestra posición es que cuando haya que ir a elecciones, ir con nuestro programa y plantear una amplia mayoría”, ha dicho.

Con todo, Casado también ha sido preguntado por si peligra la estabilidad del Gobierno de la Junta de Andalucía, ante la amenaza de Vox a quitar su apoyo a Juan Manuel Moreno por aprobar la estrategia de inmigración y provocar unos comicios anticipados. El presidente del PP ha adelantado que este jueves hablará con el presidente andaluz, pero que le ha escuchado decir que la legislatura es estable. Además, ha cerrado filas en torno a Moreno. ”Él hará lo que estime oportuno con todo el respaldo de la dirección nacional”, ha precisado.

Photo gallery Pablo Casado mirando cosas See Gallery

EL HUFFPOST PARA REVOLUT