POLÍTICA
18/09/2019 07:47 CEST | Actualizado 18/09/2019 11:43 CEST

Sánchez: "Espero que los españoles nos den una mayoría rotunda para que no vuelvan a bloquear España"

Tras el fracaso de la ronda de contactos del rey para la investidura.

EFE
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, responde al líder del PP, Pablo Casado, durante la segunda y última sesión de control de esta legislatura.

“Esperemos que el 10-N los españoles den una mayoría rotunda al PSOE para que no puedan volver a bloquear España”. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha resaltado este miércoles, en una sesión de control en el Congreso con aroma a campaña electoral, que espera que el PSOE logre el 10 de noviembre una mayoría “rotunda” que “impida” a los otros tres grandes partidos, PP, Cs y Podemos, “bloquear” la formación de Gobierno.

Un día después de que la falta de acuerdo de los partidos llevase al rey a no proponer de nuevo candidato a la investidura, con lo que el país se ve abocado a nuevas elecciones, Sánchez y el líder del PP, Pablo Casado, han tenido un bronco cara a cara con discursos que ya miran a la próxima cita con las urnas.  

EFE
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (i), la vicepresidenta, Carmen Calvo y el ministro de Exteriores, Josep Borrell.

Casado ha arremetido contra Sánchez al señalar que el líder socialista sólo puede ofrecer la “incapacidad más fatua”, la “inacción más solemne” y la “nada cosiforme”.

Y le ha acusado de haber jugado estos cinco meses con los españoles porque quiso desde el primer momento elecciones.

Sánchez ha culpado del bloqueo político a la “falta de sentido de Estado” de Casado, la “irresponsabilidad” del presidente de Cs, Albert Rivera, y el “dogmatismo” del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha insistido por eso en que espera lograr esa mayoría rotunda el 10 de noviembre, mientras que Casado también ha apuntado a esa cita para señalar que el PP estará “a la altura” para poder “recuperar el rumbo de una nación” que a Sánchez “le queda grande”. 

EFE
El presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez (i, abajo), es ovacionado por su equipo de gobierno y la bancada socialista tras su intervención.

Casado: “Para este viaje...”

“Para este viaje no hacían falta alforjas”, le ha dicho Casado a Sánchez, a quien ha reprochado su “soberbia” y el “cerrojazo” de medio año que ha vivido el país, en el que solo han salido adelante “decretos de uso electoralista”.

Para Casado, “quien no es capaz de gestionar su investidura difícilmente puede gestionar una nación como España”. Por eso ha preguntado al presidente con qué autoridad va a pedir el voto cuando en estos meses solo ha logrado el apoyo de un diputado más (el del Partido Regionalista Cántabro) para su investidura. 

EFE
El presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez (i), y parte de su equipo de gobierno, escucha la intervención del líder del PP, Pablo Casado (d, de espaldas).

Y cómo puede decir que quiere tener la confianza de los españoles “después de haber rechazado dos acuerdos de investidura a la derecha o a la izquierda”, ha añadido.

De “miles de gobiernos” que se han formado desde abril “el único que ha fracasado ha sido usted”, le ha dicho Casado a Sánchez, a quien ha acusado también de haber “traicionado a todos” y demostrar que “no es de fiar”.

“Recortes e injusticia”

También con dureza ha respondido Sánchez a Casado, a quien ha recordado que el PSOE llegó al Gobierno tras siete años de Ejecutivos del PP con “recortes e injusticia social” y viendo a los dirigentes de ese partido “pasear por el Supremo” por sus casos de corrupción.

El 28 de abril los españoles, ha dicho Sánchez, votaron de forma clara por un Gobierno progresista “que no dependiera de los independentistas” y lo mismo hicieron el 26 de mayo.

Ha lamentado que los demás, incluido el PP, no hayan asumido “su responsabilidad ni el resultado electoral”.

Entre abucheos de la bancada popular ha asegurado Sánchez que ha intentado la investidura y ha acusado a las otras tres grandes fuerzas de haber “bloqueado la formación del único gobierno posible”.

Y a Casado le ha reprochado no haber “asumido su responsabilidad con sentido de Estado” y haber permitido un Gobierno en un momento como éste con retos como el enfriamiento de la economía, el “brexit” o la próxima sentencia del “procés”.

“Cuando están en la oposición no reconocen la legitimidad del PSOE para gobernar”, ha lamentado Sánchez dirigiéndose a los populares, antes de concluir una intervención en la que ha insistido en que el próximo 10 de noviembre espera una mayoría más rotunda para el PSOE para impedir al resto que bloqueen.

Rufián: “La gente está hasta los bemoles”  

Sánchez ha advertido también de que si la Generalitat de Cataluña vuelve a intentar violentar el Estatuto y la Constitución, aplicará “cualquier artículo” de la Carta Magna para defender la legalidad, la soberanía nacional y la integridad territorial.

Sánchez ha hecho esta advertencia en respuesta a una pregunta del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, sobre su proyecto político para Cataluña.

“Mi proyecto político para Cataluña es el mismo que tengo para Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha, (...), en definitiva, el que tengo para todos y cada uno de los territorio de mi país”, ha afirmado el presidente del Gobierno.

Rufián ha criticado que los socialistas cuanto “más fuerte son más se acercan a la derecha” y ha concluido que ya sabe que encontrarán al “Sánchez del 155″ en la campaña electoral que habrá tras haberse perdido una “oportunidad histórica” por su “irresponsabilidad”.

Para el portavoz de ERC, “la gente está hasta los bemoles” de los políticos y el PSOE es a la negociación “lo que Vox al feminismo”.

Le ha recriminado que en las últimas 24 horas haya intentado pactar con quien les llama “banda” y con la derecha que pretendió frenar, así como que haya dicho que ha tratado de llegar a un acuerdo para su investidura “por todos lo medios”.

“Si dice la verdad, es un incompetente; si miente, es un negligente, un irresponsable”, le ha dicho y ha recalcado que el ”único escollo” para que el PSOE no se acerque más a la derecha es ERC, “le guste más o menos”, ha subrayado.

Sánchez le ha replicado que el PSOE y ERC no tienen mucho en común y que siempre le ha resultado llamativo que un partido de izquierdas defienda “la independencia de un territorio rico porque dice que paga mucho a los territorios más pobres de España”.

Ha destacado que “si hay un partido constitucionalista en este país y en este sistema político, es el PSOE” y ha avisado de que defenderá siempre el diálogo, la negociación, el acuerdo y la convivencia “en Cataluña y el conjunto del país”.

Pero ha avisado a Rufián de que “no se equivoque”, porque “si la Generalitat de Cataluña hace cualquier intento de violentar el Estatuto de autonomía y la Constitución española, el grupo parlamentario socialista y el Gobierno socialista aplicará cualquier artículo de la Constitución para defender la Constitución, el Estatuto de autonomía, la legalidad, la soberanía nacional y la integridad territorial”. 

Los reproches de Álvarez de Toledo

Por su parte, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha culpado -con su habitual vehemencia- a la vicepresidenta, Carmen Calvo, de ser la “ejecutora” de “la farsa socialista” y ha vaticinado que al PSOE le va a ir “muchísimo peor que lo que sus Redondos le susurran”, en referencia al jefe de gabinete de Sánchez (Iván Redondo) y a la cita electoral del 10 de noviembre.

En el pleno del Congreso, la diputada ha preguntado a Calvo si no le da “personalmente vergüenza la comedia progresista” vivida tras las elecciones y ha acusado a Sánchez de convertir anoche el telediario “en su primer gran mitin de campaña”.

Álvarez de Toledo ha reprochado a Calvo la falta de negociación y le ha acusado de liderar una “descarnada y cínica lucha para liquidar a sus socios progresistas con el dinero de todos los españoles. Ni cuando ganan las izquierdas son capaces de gobernar”.

Ante estas acusaciones, Calvo ha respondido que el PP no está en condiciones de garantizar la estabilidad del país: “Se acabó esa farsa”.

Y los populares tampoco están en condiciones de defender la unidad territorial de España, ha añadido. 

EFE
La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.

La vicepresidenta ha recordado a la diputada del PP que su partido se ha quedado sin apoyos en el País Vasco y Cataluña y en concreto, le ha dicho que la portavoz popular es “la única representante” del partido en Cataluña.

En esta crítica, Calvo también se ha referido a Cs, ha recriminado a los de Rivera haber hecho “las prácticas junto al PP” y haber alcanzado ambas formaciones un “pacto de perdedores” en muchas instituciones del país.

Belarra: “Muchos piensan ahora que están donde querían”

La portavoz adjunta de Unidas Podemos, Ione Belarra, también se ha dirigido a la vicepresidenta para que le diga si el Ejecutivo “ha hecho todo lo posible para dar estabilidad a nuestro país”.

“Sí, porque en estos meses no ha habido ninguna situación de inestabilidad, salvo tener que afrontar la ignominia de la violencia machista, señores de Vox...”, ha respondido. 

Calvo ha asegurado también que si no ha habido una coalición ha sido porque el líder de Unidas Podemos no ha querido, y ha añadido: “Ustedes han tenido un problema todo el tiempo: o su líder estaba dentro del Gobierno o se rompía la baraja”. 

EFE
El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, junto a los diputados Ione Belarra y Jaume Asens (d).

La portavoz adjunta de Unidas Podemos ha acusado al PSOE de ir “camino a una repetición electoral” porque “sus gurús les dicen que van a ganar unos pocos mas escaños” y porque buscan “ablandar” a Rivera.

“Muchos españoles piensan ahora que están donde querían, esperando que el señor Rivera cumpla su papel y les dé el Gobierno”, ha echado en cara Belarra, antes de preguntar “por qué no quieren gobernar con Unidas Podemos, cuando hemos hecho cosas que ustedes no harían, como vetar a nuestro candidato”.  

Pero la vicepresidenta del Gobierno ha asegurado que fue Pablo Iglesias quien tardó “un minuto” en rechazar la propuesta de Gobierno conjunto que le hicieron los socialistas.

“El Gobierno de coalición lo rechazaron ustedes, solo ustedes, en concreto su líder”, ha aseverado.

Ione Belarra había pedido explicar a “toda la gente que está entre estupefacta y muy enfadada” por qué no ha habido coalición de izquierdas, y ha sugerido que los socialistas no pueden gobernar con ellos porque quieren “incumplir su palabra” y porque han vuelto a recibir presiones -ha dicho- de los bancos y poderes económicos.

La portavoz adjunta de la coalición de Pablo Iglesias ha asegurado que las propuestas que los socialistas les hacían en la mesa de negociación caducaban “como si fueran un yogur” y ha reiterado que ellos no van a apostar de nuevo por un “modelo fracasado” de un gobierno en solitario del PSOE. 

“Agilizar” la “agenda vasca”

La vicepresidenta del Gobierno ha respondido también al PNV que, aunque esté en funciones, hay cuestiones de la llamada “agenda vasca” que se pueden “agilizar”.

En estos términos se ha pronunciado la vicepresidenta en la respuesta que ha dado al portavoz del grupo nacionalista vasco, Aitor Esteban

EFE
El portavoz del PNV, Aitor Esteban, durante su intervención en la segunda y última sesión de control de la legislatura.

Ha incidido en que hay cuestiones de las negociaciones bilaterales entre las administraciones general y vasca que se pueden “agilizar incluso en funciones”, por lo que estarán “a la altura”.

Durante su intervención, el portavoz del PNV ha pedido al Gobierno que, aunque esté en funciones, proceda “ya” a cumplir determinados compromisos.

Asimismo, ha lamentado que desde la convocatoria de las elecciones generales del 28 de abril, es decir, desde primeros de marzo, el Ejecutivo de Sánchez haya “ralentizado la toma de decisiones” pese a que hay pendientes “asuntos de despacho ordinarios” que “no es de recibo” ir postergando.

Los accesos de la “Y vasca” a Bilbao y a Vitoria, el calendario de transferencias, la integración de la Ertzaintza en Europol, o en Navarra la competencia de tráfico o el Canal de Navarra son algunas de esas materias pendientes que el portavoz del PNV ha demandado.

“Todo esto se puede hacer, toca hacerlo ya”, ha enfatizado antes de recalcar que el grupo parlamentario del PNV, tras las elecciones del 10 de noviembre, volverá al Congreso para “recordar la agenda vasca”.

La vicepresidenta, por su parte, tras recordar algunos de los compromisos ya cumplidos, ha asegurado que en el Gobierno de Sánchez prima la responsabilidad, si bien ha subrayado algunas “líneas rojas” en cuanto a traspasos de competencias, especialmente en cuanto a Seguridad Social.

Pero estar en funciones conlleva “muchas limitaciones”, ha recordado.

Gestión de la inmigración

Ha sido también destinatario de varias preguntas el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, a quien el PP ha interrogado sobre su gestión en materia de inmigración y sobre las “ofensas y humillaciones” a las Fuerzas de Seguridad del Estado en Navarra.

A los populares, Grande-Marlaska les ha asegurado que el Gobierno ha aplicado criterios de seguridad y de humanidad que han reducido las llegadas de migrantes un 50 %, mientras que durante el Ejecutivo popular, “sin política migratoria”, aumentó un 300 %. 

EFE
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska.

“Aplicamos criterios de seguridad y de humanidad, lo que ustedes desconocen”, ha dicho el responsable de Interior, quien ha señalado que los trámites para hacer el cambio de concertinas “están en camino” para conseguir “una frontera más segura y más humana”.

“La humanidad, es difícil que ustedes puedan conjugar esa palabra, pero lo que llama la atención es que ni siquiera hayan conjugado la palabra seguridad”, ha reprochado Grande-Marlaska a los populares.

El diputado popular Óscar Clavell ha criticado la respuesta del Gobierno “a golpe de tuit” este verano a la situación del Open Arms y ha reprochado al Ejecutivo el coste del desplazamiento del buque militar Audaz para recoger a los 15 inmigrantes trasladados a España.

Vox recrimina el gasto de unas nuevas elecciones

Ha sido el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, quien ha recriminado  al Gobierno en funciones el gasto que supondrá la convocatoria de unas nuevas elecciones generales y le ha instado a pensar en qué gastan el dinero público. 

“Todavía no ha sabido diferenciar dos conceptos: precio y valor cuando hablamos de derechos democráticos”, ha contestado Grande Marlaska.

Según ha recordado Ortega Smith, las elecciones del 28 de abril costaron la “friolera” de 185 millones de euros del Fondo de Contingencia, de los que 140 se destinaron a gastos de logística, seguridad y escrutinio y los 45 restantes para subvencionar a los partidos políticos.

Unas cifras que ha contrastado con los cerca de 200 millones que, según el Consorcio de Compensación de Seguros, serán necesarios para atender a los más de 30.000 siniestros ocurridos por las inundaciones de los últimos días en el sureste del país.

“185 millones para gastar en unas elecciones que ustedes podrían haber evitado si hubieran tenido capacidad de formar gobierno y 200 millones para gastar en los españoles que lo están pasando mal en Alicante y Murcia. Deberían pensar un poco en qué gastan el dinero público”, ha afirmado el dirigente de Vox.

Tras recalcar que el Gobierno ya se ha comprometido a ayudar a las víctimas de la “catástrofe natural”, el ministro del Interior ha subrayado que el 28 de abril “el pueblo español ejerció el derecho-deber del voto y dijo lo que quería: un gobierno socialista”.

Pero ha lamentado que la falta de “patriotismo constitucional” y de “patriotismo social” de partidos que dicen defender la Constitución y las políticas sociales “no ha permitido que ese gobierno tenga lugar” y que haya que repetir elecciones.

En opinión de Grande Marlaska, Vox pregunta por el gasto de estos nuevos comicios, porque “igual añora otros momentos históricos, otros regímenes donde los ciudadanos no podíamos ejercer el derecho-deber del voto”.

Vender Navarra a “los herederos de ETA”

La vicesecretaria de Organización del PP, Ana Beltrán, ha acusado a Sánchez, de haber “traicionado” a Navarra al “pactar” con EH Bildu y en consecuencia haber “vendido” el territorio a los “herederos de ETA”.

Un territorio que regenta la socialista María Chivite gracias a un gobierno de coalición con Geroa Bai, Podemos e Izquierda Esquerra (I-E) y que se forjó gracias a la abstención de Bildu, algo que los ‘populares’ recriminan constantemente al PSOE.

“Son los peajes que tienen que pagar para gobernar en Navarra”, ha remarcado Beltrán en referencia al supuesto “pacto” que el PSOE tiene con Bildu en la comunidad y que les mantiene “encadenados” a esa formación, razón por la cual “miran hacia otro lado” con la celebración del Ospa Eguna (día del adiós).

En esa jornada la población se manifiesta para pedir la expulsión de la policía nacional y la Guardia Civil de territorio navarro, en la cual Beltrán asegura que las fuerzas de seguridad sufrieron “humillaciones, ofensas y agresiones”. 

EFE
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, durante su intervención en la segunda y última sesión de control de la legislatura este miércoles en el Congreso.

Grande-Marlaska, por su parte, ha, garantizado que cualquier “menosprecio a la dignidad de las fuerzas de seguridad del Estado ha encontrado, encuentra y encontrará respuesta en el Gobierno y el Estado de derecho”.

“En este año y medio, hemos conseguido una oferta empleo publico de 5.000 efectivos. Ya esta empezando a haber más efectivos, dotando de medios materiales para que ejerzan su trabajo y su función con seguridad”, ha contestado el ministro.

La Guardia Civil en Galicia, Navarra, el País Vasco y Cataluña

Poco después, el diputado de Vox Ignacio Garriga ha acusado a los socialistas de “continuar con la política de cesiones a los nacionalistas” y ha preguntado a Marlaska si pensaba “expulsar” a la Guardia Civil de Galicia, Navarra, el País Vasco y Cataluña.

“La respuesta es no”, ha respondido tajante el titular de Interior, quien ha asegurado que han sido los “socios” de Vox, el PP, quienes han “esquilmado” a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, recortando 12.000 efectivos durante sus años de gobierno.

El objetivo del PSOE, ha recalcado, es reforzar las plantillas y mejorar sus salarios e infraestructuras “en toda España”. “Espero que el 10 de noviembre nos confirmen y ratifiquen en estas políticas, políticas de seguridad efectivas y reales para crear una sociedad más libre”, ha concluido.

 “Discurso homofóbico” de Ciudadanos

 Así mismo, Grande-Marlaska, ha acusado a la diputada de Ciudadanos Melisa Rodríguez de pronunciar un discurso homofóbico al tener en cuenta su orientación sexual para criticar su actuación como ministro en los incidentes de este año en la manifestación del Orgullo Gay.

“Es una vergüenza para el país, no solo no condenó sino que también alienta a violentos, es totalmente indigno. Reflexione si todo vale para conseguir el carné del PSOE porque hay méritos que se convierten en deshonores”, ha criticado Rodríguez antes de poner en duda si el ministro hubiera actuado de la misma forma si se hubiera tratado de otra manifestación.

″¿Hubiera hecho lo mismo o lo que le molesta es que Ciudadanos defienda la libertad sexual de cada uno?”, le ha preguntado la diputada a Marlaska, quien, en su turno de réplica, ha respondido que al decir estas palabras ha hecho un discurso homofóbico porque ha tenido en cuenta su orientación sexual para atacarle como ministro del Interior.

El ministro ha reconocido que el denominado por Ciudadanos como informe policial Marlaska y que sostiene que no se produjeron agresiones, sino insultos y algún lanzamiento de botellas, no lleva sello oficial de la Policía porque en un hecho multitudinario en el que se adoptan diversas medidas de seguridad se realizan informes y estudios, “unos firmados y otros no”.

“Si lo requiere la autoridad judicial se remitirán todos los informes”, ha añadido. 

Visión “restrictiva” de la Constitución 

El ministro de Agricultura y responsable también de Política Territorial, Luis Planas, ha acusado este miércoles a Ciudadanos de tener “una visión muy restrictiva” del constitucionalismo al centrarse únicamente en la aplicación del artículo 155 en Cataluña.

De este modo ha respondido a la portavoz de Cs, Inés Arrimadas, quien ha cargado contra el Ejecutivo por no hacer nada para proteger a los ciudadanos catalanes que no son separatistas. 

“Con ustedes en el Gobierno se violan cada día los derechos de millones de ciudadanos y ustedes no hacen nada, nada más que proteger y defender a los nacionalistas”, ha lamentado, pero atacan a los que denuncian “sus abusos”.

En Cataluña, la Generalitat, ha advertido Arrimadas, “llama a un caos total tras la sentencia del procés” ante la pasividad, según ha dicho, del Gobierno. 

EFE
El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, interviene en la segunda y última sesión de control de esta legislatura celebrada este miércoles en el hemiciclo del Congreso.

Planas ha recordado a Arrimadas que el 155, tal como reflejan dos fallos del Constitucional, “no es un instrumento preventivo sino que se aplica por hechos concretos y, además, es un mecanismo “gravísimo” que debe utilizarse en último extremo, como hizo el Gobierno de Mariano Rajoy, ha señalado, con el apoyo del PSOE y Cs.

“No lo pueden utilizar (el 155) como un recurso ordinario del contencioso administrativo”, ha recriminado el ministro, que ha insistido en que el Gobierno actúa cuando se incumple la ley como ya ha demostrado en materia de símbolos, neutralidad de los edificios públicos o las delegaciones en el exterior.

Indultos a los (potenciales) condenados del procès

También en la sesión de control, el portavoz de Justicia de Cs, Edmundo Bal, ha vuelto a la carga con la cuestión de los indultos a los (potenciales) condenados del procés preguntando otra vez a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, si el Gobierno va a indultar a los condenados del proceso por el 1-O si la sentencia es condenatoria.

Lo ha hecho después de que ayer Cs perdiera en el Congreso una votación para forzar al Ejecutivo a aclarar su posición sobre una hipotética concesión de indultos a los líderes separatistas.

“Se lo voy a preguntar una y mil veces hasta que me responda, dígaselo a los españoles y dormiremos todos más tranquilos”, ha recalcado Bal, muy criticado por la ministra, que le ha recriminado que persista en “ese camino mentiroso”, dando por supuesto hechos que aún no han sucedido.

Aparte de afearle que esté contribuyendo, junto a Vox, a un clima de opinión “que no es bueno para el sosiego de una deliberación”, Delgado ha recriminado al diputado naranja que se presente como un ciudadano ejemplar cuando fue apartado de la Abogacía del Estado “por flagrante incumplimiento del principio de lealtad, del secreto y de la confidencialidad”.

Edmundo Bal, que dirigió durante 16 años la acción jurídica del Gobierno en causas como la de los Pujol, el “procés” y la Gürtel, fue relevado por el Ejecutivo hace casi un año por “pérdida de confianza” debido a sus discrepancias en la causa del 1-O.  

Garzón y el “giro a la derecha del PSOE”

Por su parte la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, ha respondido a las críticas de Unidas Podemos al supuesto acercamiento del PSOE a Ciudadanos asegurando que durante la negociación de la investidura la formación morada “siempre” ha sido su “socio preferente”. 

EFE
El diputado de Unidas Podemos Alberto Garzón interviene en la segunda y última sesión de control.

Durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, el diputado de Unidas Podemos Alberto Garzón ha afeado que el Gobierno considere cumplida la exigencia de Ciudadanos de no subir impuestos, cuando se había comprometido a elevar la tributación de las grandes empresas, un “giro a la derecha del PSOE” que, en su opinión, “va a seguir por mucho tiempo”.

La ministra en funciones ha criticado la “inexactitud” utilizada para justificar “cómo su grupo rechazó un gobierno de coalición” y ha puntualizado que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se refería a no subir impuestos a la clase media y trabajadora, algo en lo que estaba de acuerdo Unidas Podemos.

García Egea: “Momento de hacer balance”

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha asegurado que ante la desaceleración económica la mejor medida que puede tomar el Gobierno es irse, porque “España está peor que hace un año” con menos ocupación y con menor actividad en algunos sectores.

Durante el control al Gobierno en el Congreso, García Egea ha dicho que pensaba preguntar a la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, por las medidas que iba a tomar ante la desaceleración económica, pero que ya “no es momento de hacer peticiones, sino balance”.

Ha sido después de que iniciará su intervención pidiendo perdón a los españoles “por el espectáculo vergonzante” de los socialistas, a los que ha espetado: “Siento vergüenza de ser compañero suyo aquí en el hemiciclo y de que hayan sido los únicos en toda España que no han sido capaces de ponerse de acuerdo con nadie”.

Calviño le ha respondido que el objetivo del Gobierno desde el primer día ha sido contribuir a mejorar la confianza en la economía española, y a impulsar el crecimiento económico y el empleo, mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.

“Eso hemos hecho estos quince meses con resultados visibles y eso seguiremos haciendo durante los próximos cuatro años”, ha añadido.

El diputado popular también le ha preguntado si quienes han sufrido las consecuencias de la gota fría en Murcia, Alicante y Andalucía van a tener que esperar un año las compensaciones económicas, como les ha pasado a quienes las sufrieron el año pasado en Mallorca y Málaga.

Al respecto, Calviño le ha dicho que el Consorcio de Compensación de Seguros ya se ha puesto a disposición de los ciudadanos damnificados para compensarles lo antes posible por sus pérdidas.

Reunión para analizar el escenario

El PSOE reúne mañana, jueves, a su Ejecutiva Federal para analizar el escenario que se abre con la repetición electoral el próximo 10 de noviembre tras fracasar las negociaciones para la investidura y constatar el jefe del Estado que ningún candidato contaba con los apoyos necesarios -informa la Agencia EFE-.

Según fuentes socialistas, la Comisión Ejecutiva, presidida por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se reunirá a las 10.30 horas con el propósito de analizar la situación política del país y preparar al partido de cara a las elecciones.

Con este encuentro, el PSOE comienza la movilización de dirigentes y militantes de cara al 10N, elecciones en las que algunos sondeos prevén un crecimiento de la abstención.

La última Ejecutiva Federal tuvo lugar el pasado 2 de septiembre.

En esa reunión, Sánchez trasladó a la dirección socialista el acuerdo programático (las 370 medidas) para formar gobierno, documento que finalmente no logró el apoyo de Unidas Podemos ni el desbloqueo de la investidura.