POLÍTICA
19/09/2019 13:25 CEST | Actualizado 19/09/2019 14:33 CEST

Casado reclama un voto "constructivo" alejado del "miedo y de la ira"

El líder del PP asegura que planteará una campaña de “juego limpio”, sin “patadas”.

EFE
Javier Maroto, junto a Teodoro García Egea, Pablo Casado y Cayetana Álvarez de Toledo.

El líder del PP, Pablo Casado, ha reclamado este jueves un voto constructivo que sirva para un “proyecto integrador y verdadero” y que, por tanto, no vaya “contra nadie” ni sea el del “miedo” o el de la “ira”.

Casado ha asegurado, además, que planteará una campaña de “juego limpio”, sin “patadas”.

Un acto en el Congreso con diputados y senadores del PP ha significado el comienzo de la trayectoria electoral de los populares, tal y como ha destacado Casado, quien ha pedido nuevamente la unión de los partidos de centroderecha para no dar “un salvavidas” a Pedro Sánchez en las elecciones del 10 de noviembre.

Ha defendido la propuesta de integración de España Suma, y ha instado a sus parlamentarios a que la expliquen por todo el territorio para dejar claro que al candidato socialista le interesa la fragmentación del voto del electorado del PP, Cs y Vox.

“Un precio muy alto por la desunión”, ha advertido el líder del PP, que se ha mostrado convencido de que han recuperado credibilidad y confianza, lo que ha considerado fundamental porque “estas elecciones van de desbloqueo, de seriedad y, sobre todo, de confianza”.

Casado ha defendido la decisión “coherente” del rey de no proponer un nuevo candidato a la investidura. “Ha estado a la altura”, ha afirmado y ha atribuido de nuevo en exclusiva la repetición a Sánchez y al “cortoplacismo” de la izquierda que no ha sabido hacer “política adulta”.

“Esta legislatura ha sido la crónica de un fracaso buscado por parte de Pedro Sánchez”, ha recalcado y ha destacado la actitud del PP en este período durante el que no ha dado “giros bruscos” ni ha protagonizado “cambios de posición” difíciles de explicar.

Ha resaltado además que su partido se ha mostrado en los últimos meses como un “antídoto contra el bloqueo” al firmar acuerdos con doce formaciones distintas y logrado centenares pactos en municipios.

Acuerdos que ha cerrado con “discreción” y “respeto” al adversario, a diferencia de Sánchez que no ha dado respuesta a los pactos de Estado que le propuso el PP, según ha recalcado.

La inestabilidad provocada, en su opinión, por el líder del PSOE ha hecho que España eche el “freno de mano” y haya dado un “trompo” y ha advertido de que si no se reanudan las reformas se puede complicar aún más su situación.

Por eso, ha animado a los suyos a “volver a proponer soluciones viables que ayuden a quitar ese freno” y ha defendido la fórmula electoral “extraordinariamente generosa” de España Suma que ya se propuso para las generales del 28A con los mismos argumentos de entonces.

“Tenemos que unirnos para ganar, ganar para poder gobernar, porque solo gobernando podremos unir España”, ha resaltado, ya que “en base a los resultados de las urnas (...), los partidos que decíamos que no queríamos que gobernara Pedro Sánchez hubiéramos tenido mayoría absoluta en las últimas elecciones”.

Ha insistido en que no se trataba de una propuesta “electoralista”, sino “seria”, “inteligente” y “necesaria” que podría haber dado un éxito notable el 28A al centroderecha.

Además, ha señalado, demostraba el compromiso real del PP con el interés general y su disposición a perder cuotas de poder por el bien de España, dado que conlleva renunciar a ocupar puestos en las listas en favor de otros partidos.

Ha recordado que ya dijeron entonces que no se puede unir España desuniendo el voto, que el patriotismo no puede estar reñido con las matemáticas y que no se necesitaba a tres que lo intentaran, sino a uno que supiera y pudiera hacerlo.

“Ahora todo el mundo sabe que teníamos razón”, ha concluido Casado.

Photo gallery Pablo Casado See Gallery

ESPACIO ECO