POLÍTICA
06/05/2019 15:36 CEST | Actualizado 06/05/2019 17:38 CEST

Casado pide a Sánchez que no dependa del independentismo y apunta a Cs

Dice que no se abstendrá pero cree que otros partidos "constitucionalistas" podrían facilitar la investidura

EFE

Más de una hora y media frente a frente en La Moncloa. El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido este lunes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que a la hora de buscar la gobernabilidad “no dependa de los independentistas” y ha precisado que su partido, no obstante, no va a apoyar al nuevo Ejecutivo ni se abstendrá.

En rueda de prensa en la Moncloa tras su reunión con Sánchez, Casado ha dicho salir con la impresión de que la investidura que va a comenzar va a tener un Gobierno “débil” y ha prometido que la oposición que liderará el PP será “fuerte, firme pero responsable”, reivindicando siempre las “cuestiones fundamentales para el futuro de España”.

Aunque no han hablado de pactos “por respeto al rey y a la ronda de consultas”, Casado ha avanzado que le ha pedido a Sánchez que España no dependa de los independentistas y ha añadido que no pondrán impedimento a una propuesta de investidura que no dependa de los votos de esos partidos.

El giro en su discurso se ha notado tras la reunión en La Moncloa, donde se han suavizado las duras críticas contra Sánchez y ha deslizado, sin citar expresamente, la posibilidad de que Cs facilitara una investidura. También tiene un trasfondo dentro de la lucha cainita que se vive dentro de la derecha, pues parece casi imposible que los ‘naranjas’ hagan ese movimiento.

“Hay otras sumas”

Ha subrayado Casado que el PP no va a facilitar el nuevo Gobierno, pero puede entender que “otros partidos” que respetan la Constitución y la unidad de España “consideren hacerlo”.

¿Esto quiere decir que haya un Gobierno entre PSOE y Cs?, le han preguntando en la rueda de prensa, y él ha dicho que no puede contestar por el resto de partidos. A esto, ha añadido que no le pide al resto de formaciones más que lo que le ha dicho al presidente en funciones: que el Ejecutivo no dependa de los independentistas.

Y ha reiterado que no piensa abstenerse porque “hay otras sumas” que darían la investidura sin contar con los independentistas. En este punto, ha apuntado que podría ser con “partidos” con los que ya han pactado los socialistas, “como Ciudadanos en 2015 y 2016” e “incluso con Podemos con otros regionalistas”.  De esta manera, no se necesitarían ni a ERC ni a Junts.

EFE

Ha añadido Casado que una investidura con los votos de Podemos “no es lo ideal”, como tampoco le gusta un posible pacto de Sánchez con el PNV.

En este sentido, Pablo Casado ha considerado que el nacionalismo tanto en el País Vasco como en Navarra está en este momento “contra la igualdad de los españoles”, aunque ha puntualizado que son los independentistas catalanes los que se han situado fuera de la ley.

El líder del PP ha valorado que Sánchez le haya convocado para este encuentro, porque demuestra, en su opinión, que el “cordón sanitario contra el PP se ha roto” y ha admitido que es una forma de normalizar las relaciones entre ambos tras meses en los que, ha lamentado, el presidente del Gobierno no se ha puesto en contacto con él.

Además ha asegurado que, a pesar de que la campaña ha sido bronca, no ha habido en la conversación con Sánchez reproches al lenguaje utilizado o las descalificaciones que se han cruzado en la carrera hacia las urnas, que ha enmarcado en la “confrontación partidista”.

Ha considerado asimismo que por su parte nunca ha traspasado al terreno personal.

Moncloa cree que ha servido para normalizar las relaciones

Nadie del Gobierno ha comparecido tras este encuentro, pero fuentes de Moncloa ha señalado que la reunión ha logrado su objetivo de “normalizar las relaciones” entre ambos y han subrayado que se seguirán manteniendo “encuentros regulares” como éste.

Fuentes del Ejecutivo han relatado que en la reunión se ha abordado numerosos temas de Estado y la situación en Cataluña. Sobre esta última cuestión ambos dirigentes han acordado mantener “una comunicación permanente”.

Tras el encuentro, Moncloa ha informado de que ambos dirigentes han centrado su conversación en cuestiones de “gran importancia para los ciudadanos”, como el Pacto de Toledo y las pensiones, el impulso a la ciencia y la transición ecológica, temas de Estado en los que “siempre se buscará una relación constante”.

“En definitiva, hoy se trataba de dar una imagen de unión del país en los asuntos clave y reforzar la institucionalidad”, añaden las fuentes del Gobierno, que explican que se han abordado otros temas como la situación económica y fiscal.

Photo gallery Sánchez y Casado, en La Moncloa See Gallery
Photo gallery Pablo Casado ha visto más mundo en 10 días que tú en toda la vida See Gallery