NOTICIAS
17/04/2020 14:58 CEST | Actualizado 18/04/2020 23:26 CEST

Guía para entender qué pasa con el recuento de casos y fallecidos por COVID-19

Cómo contabiliza Sanidad los números, por qué ha vuelto a cambiar de criterio, qué cuenta Cataluña para ser diferente...

EFE/Kai Försterling
Personal del cementerio del Cabañal, en Valencia, transporta un féretro durante un entierro de una víctima por coronavirus el pasado 8 de abril.

El Ministerio de Sanidad solo contará los casos de fallecidos confirmados por test. Además, desde este viernes, los datos de personas con la COVID-19 que remitan las comunidades autónomas deberán desglosarse en dos categorías: pacientes con síntomas y asintomáticos.

El coordinador del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha reconocido que son “pocas” las autonomías que han podido remitir hasta ahora la información de infectados con sintomatología y sin ella, porque “no todas tienen la capacidad”. Aunque Simón espera que pronto puedan hacerlo las 17.

El Boletín Oficial del Estado recoge una orden ministerial que vuelve a modificar por tercera vez el criterio que aglutina los datos que está arrojando la pandemia en España. La orden de este viernes cambia la publicada el 21 de marzo, que a su vez modificó la del 15 de ese mismo mes.

¿Cuál es el cambio de Sanidad?

El principal es un criterio único. Desde este viernes toda la información sobre contagiados, hospitalizados, ingresados en cuidados intensivos, altas y fallecidos se debe dar, específicamente, solo sobre casos confirmados tras una prueba diagnóstica.

Sobre la prueba, la orden que ha publicado el BOE también advierte de que se debe notificar el método en que se ha basado. Es decir, si se ha efectuado con la técnica de PCR, más lenta pero más fiable, o por un test de anticuerpos. 

El sistema es contrario al de Cataluña, que este jueves elevó su cifra de fallecidos porque incluyó los casos sospechosos de COVID-19 por tener los síntomas, aunque sin que se les hubiera realizado el test.

Pero a partir de ahora, los datos que lleguen a la base de datos del ministerio deben ser solo de casos confirmados como positivos.

¿Qué contabiliza Cataluña?

Cataluña decidió cambiar el criterio para contabilizar fallecidos. Y casi duplicó este jueves el número de decesos. Pero las estadísticas de Sanidad no recogieron ese aumento. Otras autonomías, como Madrid, vieron con buenos ojos el cambio de la Generalitat. Cataluña ha pasado a tener en cuenta los registros de las funerarias y recoge los fallecidos en residencias de ancianos y en domicilios particulares con síntomas, pero sin prueba.

¿Cuál es el problema con las cifras?

Sanidad ha homogenizado un criterio para todas las autonomías. Desde el comienzo de la crisis hasta el 14 de marzo, cada comunidad publicaba sus propias cifras. Pero esos datos no reflejaban un criterio común. Madrid y Castilla y León, por ejemplo, contabilizaban a sus ingresados en UCI con el número de pacientes de cada día. Y el resto enviaba el acumulado, es decir, el total de ingresados hasta el momento.

Este paso llega después del cambio de Cataluña y tras las críticas desde la oposición y algunas autonomías que insisten en que el número de decesos sería mucho mayor que el estipulado oficialmente.

Simón ha reconocido que las cifras de nuevos casos de los últimos días están “un poco distorsionadas” por la realización de los test rápidos, algunos de ellos en personas asintomáticas. Por eso, considera que el efecto de incremento se verá reflejado “durante dos, tres o cuatro días”.

Sanidad asegura que tendrá que que “ir corrigiendo las cifras para hacerlas lo más homogéneas posibles”. Ese es el motivo por el que Simón ha insistido en la importancia de la orden que ha emitido el Gobierno este viernes para unificar los datos que llegan de las autonomías con el mismo criterio.

¿Qué muertes se recogen?

La nueva directriz de Sanidad precisa, por si no estaba claro, que los datos que remitan las comunidades con el número de fallecidos tienen que incluir aquellos que mueran en cualquier lugar, no solo en los hospitales. También en residencias de ancianos.

El problema es que si no se hacen pruebas suficientes fuera de los hospitales, algo que ha sido la tónica, al menos al inicio de la crisis, no se agregarán al cómputo de confirmados y, por tanto, no aparecerán en las estadísticas oficiales.

¿Y qué casos cuentan?

Los detectados con síntomas y sin ellos. Y, además, el ministerio reclama a los sistemas sanitarios autonómicos que incluyan en las estadísticas una nueva categoría: profesionales sanitarios afectados. Todos de nuevo deberán estar refrendados por un positivo mediante una de los técnicas que se están empleando para detectar la presencia del coronavirus en el organismo.

Sanidad también ha aclarado que “los casos confirmados no provienen de la suma de pacientes hospitalizados, curados y fallecidos, ya que no son excluyentes, porque pacientes fallecidos y curados pueden haber
precisado hospitalización y por tanto computar en ambos grupos”.

Algo parecido ocurre con los pacientes que han precisado hospitalización en cuidados intensivos; también computan entre aquellos que han requerido hospitalización.

¿Va a cambiar el número de fallecidos a nivel estatal?

Previsiblemente, sí. La serie histórica cambiará por la revisión que ha hecho Cataluña. Según el parte presentado este viernes por Sanidad, en las últimas 24 horas se han registrado 585 nuevos fallecimientos por coronavirus. Ese dato eleva el número total de víctimas a 19.478 [hasta este viernes]. No obstante, en el informe de este jueves el número de fallecidos fue de 19.130. Es decir, una diferencia de tan solo 348 decesos.

Sanidad ha informado de que Cataluña ha remitido información por dos vías diferentes. “Ante las discrepancias en los últimos días entre los datos facilitados por estas dos fuentes, hoy [por este viernes], se han recogido aquellos datos validados por las autoridades de Salud Pública de Cataluña”.

Esta actualización, aclara el ministerio, se ve reflejada en los datos totales a nivel nacional y es la que produce la distorsión si se compara con los días anteriores: “Para subsanarla, en los próximos días se procederá a la actualización de los datos previos. De esta manera, la serie histórica de datos se homogeneizará”.

¿Qué pasa con los tests?

Las comunidades ya no están obligadas a transmitir diariamente el dato de pruebas PCR que realizan. Sanidad opta ahora por que las autonomías se limiten a enviar estadísticas semanales con el número de kits de PCR del que disponen y la cantidad que han empleado.

Según ha precisado el ministerio, además de los test PCR y los test rápidos de anticuerpos, existe otra modalidad de prueba diagnóstica serológica llamada ELISA. Y dos comunidades, Asturias y Comunidad Valenciana, han comunicado haber realizado pruebas por esta técnica, a 52 y 86 casos, respectivamente.

¿Cómo se cuenta a los sanitarios que hacen frente al virus?

La orden de este viernes marca otro cambio. Los autoridades sanitarias autonómicas dejarán de dar datos de profesionales sanitarios por especialidad. Ahora tendrán que proporcionar al ministerio información semanal sobre el número sanitarios disponibles en general.

También tendrán que aclarar cuántos profesionales están en los supuestos especiales establecidos desde la entrada en vigor del estado de alarma, el pasado 14 de marzo y que son los siguientes:

- Profesionales con título obtenido fuera de la Unión Europea.

- Jubilados o estudiantes de último año.

Además, Sanidad ya no pide información instantánea sobre la contratación o sobre los cambios en la vinculación laboral del personal sanitario.

En todos estos casos, los datos que se piden a las comunidades autónomas son los acumulados desde el 31 de enero, y a partir de este viernes no se les reclama incluir información sobre aquellos registrados en las últimas 24 horas.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery