NOTICIAS
15/04/2020 23:24 CEST | Actualizado 16/04/2020 09:50 CEST

Cataluña confirma más de 7.000 muertos por coronavirus, casi el doble que hasta ahora

Y aumenta el número de casos en casi 3.000 en un día.

ASSOCIATED PRESS

El Govern de la Generalitat de Cataluña ha confirmado este miércoles que los fallecidos por coronavirus son más de 7.000 –en concreto 7.097– casi el doble de los datos conocidos hasta ahora en la comunidad y que hacían referencia a los muertos en hospitales (3.855).

Este desfase se debe a un cambio en la metodología del recuento, al incorporar desde esta jornada los registros de las funerarias, que han incorporado sus datos a la cifra acumulada hasta la fecha. Esos decesos incluyen los ocurridos en residencias (1810), en centros sociosanitarios (62) y en los propios domicilios de las víctimas (456).

El porcentaje restante proviene de hospitales o han sido catalogados como casos “no clasificables por falta de información”, ha informado el Departamento de Salud en un comunicado.

En relación a los positivos, el Govern reconoce un total de 39.375 casos confirmados, casi 3.000 más que ayer, y hasta 55.457 “posibles”. Este último cálculo se realiza en base a los síntomas reportados por personas a través de la app de autodiagnóstico y de la atención primaria, a falta de que se sometan a test oficiales para confirmar o descartar cada potencial contagio.

De todos los casos positivos, 5.712 son profesionales sanitarios y 5.755 profesionales de residencias. Y con respecto a geriátricos hay hasta ahora 5.229 personas que han dado positivo y 7.069 son casos sospechosos.

Un nuevo método de recuento

La Conselleria de Salud ha culminado así un proceso de ampliación de datos que comunica diariamente, que hasta ahora recogían las defunciones en hospitales, a las que se suman a partir de este miércoles las muertes en residencias y domicilios, lo que comporta “un aumento evidente” de defunciones.

Esta ampliación de datos es fruto del cumplimiento de la orden dada por el departamento a las empresas funerarias de comunicar este tipo de información. También varía el flujo de información relativa a las residencias, que pasa a ser propio de la Conselleria, cuando hasta el martes era declarado por las propias residencias.

Hasta el martes, la fuente usada para contabilizar las defunciones por coronavirus era la que disponía el departamento en situaciones de epidemia, las producidas en hospitales, pero que no se acaba de ajustar a una situación de pandemia como la actual.

Con este sistema, Salud enlaza cada difunto con su historia clínica y dispone de datos para elaborar mapas diarios para analizar la difusión de la enfermedad y poder planificar territorialmente los recursos sanitarios, así como permite análisis epidemiológicos.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST