POLÍTICA
04/02/2021 13:39 CET

Cataluña relaja las restricciones: amplía el horario de la hostelería y el confinamiento pasa a ser comarcal

"La única excepción" será la escolar y los Mossos mantienen los controles en parques naturales este fin de semana.

Nacho Doce / Reuters
Un camarero pone un mantel en Barcelona.

La secretaria general de la Conselleria de Interior de la Generalitat, Elisabeth Abad, ha explicado este jueves que el confinamiento municipal vigente en Cataluña pasará a ser comarcal a partir del lunes 8 de febrero.

Lo ha hecho en rueda de prensa telemática junto al secretario general de Salud, Marc Ramentol; el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon; el comisario de Mossos d’Esquadra Joan Carles Molinero y el subdirector de Protección Civil Sergio Delgado.

Al preguntársele si desplazarse a pistas de esquí será una excepción al cierre comarcal, Abad ha remarcado que “la única excepción es el ámbito escolar siempre que sea sin pernoctación”.

Sobre la posibilidad de equiparar la comarca del Alt Urgell (Lleida) con Andorra en términos de movilidad comarcal, ha zanjado que “a día de hoy no se equipara y no está previsto”.

Abad ha señalado que se mantiene el toque de queda desde las 22 hasta las 6 horas y ha pedido no bajar la guardia y ser “extremadamente prudentes en los comportamientos sociales”.

Por su parte, Molinero ha recalcado que durante este fin de semana sigue vigente el cierre municipal, por lo que ha dicho que los Mossos mantendrán controles en los accesos a parques naturales.

La Generalitat también ha anunciado este jueves que a partir del lunes podrán reabrir los gimnasios con aforo limitado, y se ampliará el horario de apertura de la restauración en las franjas de desayuno y almuerzo.

Así, el horario para almuerzos será desde las 8:30 horas hasta las 11:30 horas, mientras que las comidas se podrán servir desde las 13:00 horas hasta las 17:30. El resto del horario deberá ser únicamente para ofrecer servicio de comida para llevar.

Sanciones

Molinero ha explicado que durante el mes de enero los Mossos sancionaron a más de 80 personas en siete fiestas en hoteles cercanos a la playa en Barcelona, ante lo que han iniciado “una campaña informativa” en 42 hoteles de la costa para advertir a los responsables hoteleros de que deben impedir estas fiestas.

También ha advertido de un nuevo tipo de estafa relacionada con el coronavirus, que consiste en la “venta agresiva con llamadas a domicilios en los que vive gente mayor, que coaccionan y amenazan para hacer un tipo de venta online”.

NUEVOS TIEMPOS