POLÍTICA
18/12/2020 09:38 CET | Actualizado 18/12/2020 10:37 CET

Cataluña no restringe las visitas a familiares en Navidad pero endurece las limitaciones en la hostelería

Limita la apertura de bares y restaurantes a desayunos y comidas.

SOPA Images via Getty Images
Varias personas pasean por La Rambla el 26 de noviembre de 2020 (Thiago Prudêncio/SOPA Images/LightRocket via Getty Images).

Cataluña restringirá la movilidad diaria al ámbito comarcal salvo visitas a familiares durante las fiestas de Navidad, sin modificar el máximo de 10 comensales en casa, y establecerá franjas horarias en bares y restaurantes para que estén abiertos solo en las horas de las comidas.

El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, han explicado en una rueda de prensa telemática estas medidas “quirúrgicas”, que suponen un “paso atrás” en el plan de desescalada.

Las medidas estarán vigentes desde el lunes 21 de diciembre hasta el lunes 11 de enero y se revisarán el 28 de diciembre, sin descartar que se puedan endurecer si los datos empeoran más.

“No podrá ser la Navidad que querríamos, sabemos que no vamos bien y ante la constatación de que el aumento de contagios no se ha estabilizado y continúa creciendo, el Govern ha decidido actuar, porque hay que frenar la COVID como sea, cueste lo que cueste”, ha afirmado Aragonès.

El vicepresidente catalán ha asegurado que desde el Departamento de Interior se van a reforzar las inspecciones para comprobar que se cumplen las normas, si bien, en alusión a la restauración, ha querido dejar claro que no hay “sectores culpables”, pues “los virus no están en los establecimientos sino que los llevan los clientes”.

En este contexto, ha pedido a la sociedad ser “autoexigentes” y cumplir con las normas: “Se puede engañar a una norma, pero no al virus”.

Limitaciones en hostelería y aforos

La Generalitat limita la apertura al público de bares y restaurantes a dos franjas horarias: de 7:30 a 9:30 para servir desayunos, y de 13:00 a 15.30 para servir comidas.

Budó ha explicado que las terrazas seguirán abiertas, el interior de los locales quedará restringido al 30% del aforo, y se permitirá que se recoja comida en los establecimientos de 19:00 a 22:00, y el servicio a domicilio hasta las 23:00.

Las actividades culturales seguirán abiertas con un aforo del 50% y la movilidad quedará restringida al ámbito comarcal durante toda la semana.

En general, las reuniones sociales siguen limitadas a seis personas, pero el 24, 25, 26 y 31 de diciembre, y el 1 y el 6 de enero se podrán ampliar a 10 personas siempre que no excedan dos burbujas de convivencia, como de hecho ya establecía el plan de Navidad.

En cuanto a la movilidad, se establece el confinamiento perimetral de Cataluña “excepto si se realizan desplazamientos para visitas a familiares”, ha explicado Budó.

La movilidad interior quedará restringida al ámbito comarcal durante toda la semana -actualmente solo es en los fines de semana-, pero también tiene excepciones: se permite desplazarse a la segunda residencia o a un hotel -manteniéndose dentro de la comarca de destino- siempre que no se rompa la burbuja de convivencia.

El toque de queda nocturno se mantiene -a partir de las 22:00- pero en Nochebuena y Nochevieja se amplía a la 1 de la madrugada, y la noche de Reyes, a las 23:00.

Photo gallery Las medidas y restricciones de Navidad, comunidad por comunidad See Gallery

NUEVOS TIEMPOS