Catherine Zeta-Jones responde a quienes daban por rota su relación con Michael Douglas

La pareja de Hollywood ya lleva más de 20 años casada.
Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones en los Globos de Oro.
Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones en los Globos de Oro.

La fama no lo es todo, ni siquiera para los actores que tienen su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. O al menos no lo es para dos de ellos, Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones. La pareja se casó el 18 de noviembre del 2000 y todo el mundo apostaba porque la relación no duraría ni dos días, especialmente por la diferencia de edad, ya que el hijo de Kirk Douglas es 25 años mayor que su esposa.

Han pasado más de veinte años desde que pasaron por el altar y la actriz de Chicago se siente orgullosa de seguir al lado de su pareja y de haber sacado de dudas a todos aquellos que dudaban de que pudiera tener un matrimonio duradero.

Por eso, en una entrevista con WSJ Magazine ha explicado cuál es su verdadero éxito, la razón para mantener una relación a lo largo de dos décadas sin fisuras, a pesar de que pasan demasiado tiempo juntos.

“Claro que la razón por la que mi marido y yo pasamos tanto tiempo juntos es que, a diferencia de la mayoría de las parejas, nunca hemos tenido un trabajo constante con horario de nueve de la mañana a cinco de la tarde. Por ejemplo, yo o estoy trabajando 16 horas al día, o no trabajo a nada. Y él igual”, ha afirmado en referencia a las rutinas laborales (o a la falta de ellas) de los actores.

Sin embargo, la ganadora del Oscar en 2002 asegura que el verdadero ingrediente que ha conseguido que la pareja siga junta es el sentido del humor.

“Nos lo seguimos pasando muy bien juntos. Mi marido es 25 años mayor que yo, eso no es ningún secreto. Y ninguna relación sentimental sería normal si no hubiera altibajos. Pero nuestra constante es amarnos y respetarnos. Nunca hemos perdido nuestro sentido del humor y todavía disfrutamos mucho de la compañía que nos hacemos el uno al otro”. Esa es la clave, según la británica de 51 años.

Además, esos horarios de trabajo que no son fijos les ha dado la oportunidad de pasar muchas horas solos y de aprender a respetar el espacio personal de cada uno. “Gracias a eso pudimos estar viviendo 12 años en una isla de Bermudas para criar a nuestros hijos. Si a eso le sumas que respetamos el espacio del otro y que nuestro sentido del humor es eterno, no hace falta explicar nada más”, ha concluido.

Ninguno de los actores ha tenido una vida fácil en lo personal. Michael Douglas se separó en el año 2000 de su primera mujer Diandra Luker, que alegó que el intérprete de 76 era adicto al sexo. Además, en 2010 le diagnosticaron cáncer de garganta y el propio actor confirmó a The Guardian que ni el tabaco ni el alcohol le habían provocado el tumor, sino el sexo oral.

En lo que se refiere a Catherine Zeta-Jones, la actriz ha sido ingresada en dos ocasiones en una clínica de salud mental por el trastorno bipolar que padece y que le diagnosticaron en 2011.

La pareja, que estuvo separada entre agosto de 2013 y enero de 2014 —aunque nunca iniciaron los trámites de divorcio—, tienen dos hijos en común: Dylan (2000) y Carys (2003). Acostumbran a visitar España, donde son propietarios de una finca situada en Mallorca.

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones