Cayetano Martínez de Irujo rompe definitivamente con su familia por la tensa relación con el duque de Alba

El quinto hijo de la duquesa de Alba toma distancia por completo desde que su hermano le quitara "todas las atribuciones que tenía".
El hijo de la duquesa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo.
El hijo de la duquesa de Alba, Cayetano Martínez de Irujo.

La distancia entre Cayetano Martínez de Irujo, conde de Salvatierra y quinto hijo de la duquesa de Alba, y sus cinco hermanos es cada vez mayor. Especialmente con el actual duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo.

Cayetano y Eugenia Martínez de Irujo siempre han sido los dos hermanos que más portadas del corazón han protagonizado a lo largo de su vida, pero sin duda en los últimos tiempos ha sido él quien se ha llevado la palma. De todos, era el que más cercano parecía a su madre y el que más explicaciones ha dado a la prensa sobre todas las polémicas o acontecimientos, sin embargo nada le ha impedido contar los claroscuros de su vida familiar.

Entrevistado por su libro De Cayetana a Cayetano en 2019, llegó a confesar que que sus tres hermanos mayores, Carlos, Alfonso y Jacobo, “no le querían”, y que tenía una relación más cercana con Fernando y Eugenia.

La cosa no quedó ahí: traumas familiares, la frialdad de su madre en su infancia, la estricta educación de sus niñeras... Todo salió a la luz con sus memorias. “La cocaína me perturbó por completo y solo quería seducir a las mujeres”, confesó, a la vez que aseguraba que tampoco podía valorarlas “por el miedo” a lo que le ocurrió “con las nannies”.

Todas sus confesiones le han ido alejando cada vez más de su familia, especialmente cuando afirmó que un mes después de morir su madre —el 20 de noviembre de 2014—, su hermano Carlos (el duque de Alba) le “quitó todo: todas las atribuciones que tenía dentro del palacio y dentro de la estructura, me dejó sin sueldo, me dejó en la calle. No tenía ningún ingreso”. Le echó de la Fundación Casa de Alba que gestiona el patrimonio familiar. Según Carlos, la Casa de Alba la forman únicamente él y sus hijos.

Después de todo, Cayetano Martínez de Irujo, de 57 años, ha decidido romper definitivamente toda relación con su familia, y ha vendido a su hermano mayor Carlos la empresa gourmet que él mismo creó con el sello ‘Casa de Alba’ en 2013. Un negocio que se dedicaba a comercializar los productos elaborados en las fincas de los Alba, como carne, queso o jamón de bellota.

El duque le ha pagado por su parte 300.000 euros y tendrá que asumir la deuda de un millón de euros que tenía la empresa. La condición ha sido que Cayetano se mantenga alejado. Ahora se dedicará a sus fincas y a la hípica.

“No he tenido más remedio porque mi hermano no ha dado ninguna facilidad. Todo ha sucedido de forma opuesta a como yo había imaginado y mi madre también. Una marca que ofrecí a mis hermanos para que entre todos la sacáramos adelante y ninguno quería contraer ningún riesgo. Como les parecía difícil, asumí yo todos los contingentes que pudieran llegar”, ha declarado el duque de Arjona, Cayetano Martínez de Irujo, en Vanitatis.

La Duquesa de Alba, en fotos