NOTICIAS
11/09/2019 09:58 CEST | Actualizado 11/09/2019 09:58 CEST

Así es celebrar la Diada en el corazón de Madrid

El Círculo Catalán de Madrid celebra, año tras año, su particular 11 de septiembre en las calles de la capital

CÍRCULO CATALÁN DE MADRID

Este 11 de septiembre sonará ‘Els Segadors’ por megafonía a pocos metros de la sede madrileña del PSOE. Por unas horas, el icónico Templo de Debod será el particular centro neurálgico de Cataluña en la capital de España por obra del Círculo Catalán de Madrid. Una Diada lejos de las manifestaciones independentistas y ajena, señalan, a las tensiones sociales. “Aquí las emociones son diferentes por la distancia, pero la celebración de nuestra Fiesta Nacional permanece año tras año”. 

Quien lo explica es su presidente, Albert Masquef y Nogués. “Tenemos que aprovechar la excusa para explicar qué somos los catalanes y estrechar aún más los lazos con Madrid. No sólo celebramos nuestra Diada, queremos que la ciudad la viva con nosotros. Por eso mostramos nuestra cultura, cantamos nuestro himno”. Esperan “alrededor de 100-150 personas participando entre sardanas y ‘castells’ y muchos curiosos siguiendo nuestros actos, aunque este miércoles es laborable”.

La entidad que representa nació en 1952, “independiente de la Generalitat”. Recalca este hecho porque su intención es “ser el reflejo de toda la sociedad catalana. No nos identificamos ni con una ideología ni con otra. Somos un ateneo como hay tantos dentro de Cataluña y tenemos socios de diferentes lugares. De hecho, yo soy ya ‘madrileño’, pues llevo aquí desde los años 70″.

No sólo celebramos nuestra Diada, queremos que la ciudad la viva con nosotros

Masquef y Nogués habla de fiesta pero no evita mencionar la “reivindicación de un pasado diferente” cuando mira al 11 de septiembre de 1714, la fecha que justifica la Diada. “Celebramos una concepción distinta del Estado, la que había antes del 11 de septiembre. A partir de entonces, cambió y pasamos de un Estado compuesto a uno unitario. Queremos volver a la forma de gobernar de entonces, porque muchos pensamos que se puede hacer bajo la premisa de llevarnos bien. De hecho una mayoría no ha dejado de pedir en Cataluña eso mismo, volver a lo que éramos entonces”.

¿Sentimiento independentista en el Círculo? El presidente matiza que “esto no es sinónimo del concepto independencia, al menos no del que se entiende habitualmente. Hoy un Estado independiente ya no lo es del todo; todos dependemos de alguien, por ejemplo, de Europa, y a la soberanía completa no la tiene, creo, ni Estados Unidos”.

A 600 kilómetros de Barcelona y lejos de la escalada de tensión vivida en Cataluña en los últimos años, en Madrid la situación es bien diferente. “Aquí no ha habido grandes problemas y eso que salimos bastante; bailamos sardanas y formamos ‘castells’ varias veces al año en el Retiro y otros puntos. Muy ocasionalmente llega un patoso y dice algo desagradable, pero no tiene más importancia. Nadie le sigue, nadie le hace caso. Es lo único negativo que hemos vivido. El pueblo de Madrid nos quiere y nosotros a él”.

Cataluña, un año más, una Diada más, en el corazón de Madrid. 

ESPACIO ECO