Censuran a un periodista argentino en pleno directo del Mundial de Qatar

El propio comunicador ha contado en redes sociales que, tras lo ocurrido, se fue a emitir a otra zona y otros dos miembros de seguridad le dijeron que apagara la cámara.
Momento en el que le piden las credenciales a un periodista argentino.
Momento en el que le piden las credenciales a un periodista argentino.
TWITTER

El periodista Joaquín Rodrigo Álvarez, más conocido como el Pollo Álvarez, se ha visto obligado a detener una retransmisión en directo para el programa Nosotros a la mañana, del Canal 13 de Argentina, después de que un miembro de seguridad se le acercara en Qatar.

El comunicador estaba preguntando a algunos de los aficionados argentinos que se encontraban en el país asiático, cuando, apareció un hombre reclamando las credenciales oficiales del periodista.

El miembro de seguridad qatarí reclamó al cámara que dejara de grabar en directo y se retiró a un lado junto al Pollo Álvarez para que le diera los documentos en regla.

Mientras tanto, el cámara continuó mostrando la señal en directo y el presentador que estaba a cargo del programa, Nicolás Magaldi, no dudó en criticar la situación. “No les gusta que esté grabando, ¿qué vamos a hacer? Banquen que voy a hablar un segundito y sigan ustedes”, razonó.

El comunicador defendió que el Pollo Álvarez tenía todos los papeles en regla y aseguró que se trata de “una cultura diferente y si no pasa nada”.

“Me encanta que pase esto porque esto también es el Mundial, por un lado tienes una careta que te dice ‘tienes libertades’, pero hay un control absoluto a la prensa y cualquier expresión de género, de las mujeres… Esto es la otra cara de un Qatar que puso toda la plata del mundo a la FIFA. No nos dejan trabajar tranquilos”, denunció el presentador.

El Pollo Álvarez ha dado explicaciones en un directo que ha hecho en su perfil de Instagram en el que ha detallado que el hombre le pidió de forma “prepotente” que apagara la cámara. “Estaba todo. Teníamos permiso. Me dijo que aquí no podía grabar. Su inglés era malo y el productor estaba tratando de hacerle entender”, ha iniciado.

“Nos piden que nos vayamos. Estaba enojado por la situación y nos fuimos a las afueras, al medio del desierto. Estamos ahí. Salimos al aire de la camioneta contando lo que había pasado. Y cuando bajamos a la calle, aparecen dos personas más con un auto y nos dicen que apaguemos la cámara”, ha relatado.

Pese al susto y ante el temor de poder ir detenido, el Pollo Álvarez ha justificado que ya está bien y que seguirá haciendo su trabajo y alentando a la selección argentina.