Chanel, ojo con Mahmood y Blanco: triunfan en Italia y van a por Eurovisión

El dúo ha ganado el Festival de Sanremo con 'Brividi' y serán anfitriones en Turín.
Blanco y Mahmood después de ganar el festival de Sanremo.
Daniele Venturelli via Daniele Venturelli/Getty Images
Blanco y Mahmood después de ganar el festival de Sanremo.

Después de arrasar con Måneskin, Italia ya tiene nuevos representantes para el festival de Eurovisión que se celebrará en mayo en Turín. Mahmood y Blanco, ganadores del Festival de Sanremo con Brividi, han confirmado que irán al certamen.

Para Blanco, el nombre artístico de Riccardo Fabbriconi, será la primera vez, pero Mahmood ya consiguió un segundo puesto en Eurovision en 2019 con Soldi después de ganar el festival de la canción italiana con polémica de por medio. El segundo puesto tuvo sabor a victoria y a día de hoy el artista goza de gran éxito dentro y fuera de Italia.

El dúo partía como favorito en Sanremo desde la primera noche del festival, cuando se colocaron primeros en la clasificación provisional. Durante todo el fin de semana Brividi ha estado moviéndose en los diez primeros puestos del Top 50 Global de Spotify y la balada consiguió más de tres millones de reproducciones en 24 horas. Después de publicarse en la plataforma musical batió el récord de la canción más escuchada en un mismo día de la historia de Italia.

En redes sociales, Mahmood y Blanco también han sido protagonistas y cada una de sus actuaciones los ha convertido en trending topic no solo en Italia, sino también en España y otros países europeos. Los espectadores han valorado sus voces, su presencia y química en el escenario, además de sus estilismos. Los cantes vistieron grandes firmas italianas como Valentino, Fendi o Prada sobre el escenario, con diseños creados especialmente que reflejaban las personalidades de cada uno pero encajando a la perfección.

El texto de Brividi, una canción que habla de sentimientos y de la imperfección en las relaciones sentimentales, está firmado por el dúo y por Michelangelo, productor y amigo de Blanco. Gracias a él surgió la colaboración entre los dos artistas, después de coincidir en un estudio de grabación con Mahmood.

Para Alessandro Mahmoud (Milán, 1992) la fama llegó después de participar en la sexta edición de Factor X en Italia, pero su consolidación como uno de los grandes artistas del panorama musical italiano llegó después de Sanremo. Ha publicado dos álbumes y entre sus influencias ha citado a Lucio Dalla o Frank Ocean, además del folclore de Cerdeña, la región de origen de su madre, y los ritmos orientales que vienen de su padre, egipcio. En alguna ocasión también ha mostrado su voluntad de colaborar con Rosalía.

Criticado por el político ultraderechista Matteo Salvini por, según él, no ser la persona más apropiada para representar a Italia en Eurovisión, ha conseguido pasar de ser el último finalista en el televoto en 2019 a ser el favorito del público este año. En estos años, Mahmood se ha negado a categorizarse por su origen y su orientación sexual, negándose a declararse homosexual porque “no lleva a ninguna parte” y especificarlo da a entender que no es algo normal. El artista también es un prolífico compositor y es habitual que escriba letras para otros grandes cantantes italianos.

Mahmood y Blanco en la tercera noche de Sanremo.
Mondadori Portfolio via Mondadori Portfolio via Getty Im
Mahmood y Blanco en la tercera noche de Sanremo.

Por su parte Blanco (2003), que cumple 19 años este mes de febrero, será probablemente la persona más joven en participar en Eurovision. El artista creció escuchando a grandes voces de la canción italiana y durante la adolescencia se acercó al hip hop. De ahí nace su estilo musical, plasmado en su primer disco, Blu Celeste, lanzado el pasado septiembre.

El álbum y otras colaboraciones con artistas italianos lo han colocado en los puestos más altos de las listas de éxitos, ha vendido miles de copias de sus temas y ha conseguido varios discos de platino. Su gran pasión junto a la música es el fútbol, y hubo un tiempo en el que se planteaba ser jugador profesional, pero el confinamiento terminó decantándolo por el lado musical. De hecho, fue durante la pandemia cuando publicó sus primeras canciones en Soundcloud.

Ahora, Mahmood y Blanco buscan llevar su alabada colaboración no solo al escenario de Eurovisión sino a estadios y salas de conciertos, recuperando la normalidad tras dos años de sufrimiento para la música en directo. El 14 de mayo, en Turín, juegan en casa.

One point to… el conflicto de Soraya y su puesta en escena

Las 12 pifias de España en Eurovisión