China anuncia maniobras militares alrededor de Taiwán en respuesta a la visita de Nancy Pelosi

Y Taiwán denuncia la incursión de 21 aviones militares chinos en su ADIZ antes de la llegada de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU.
|
la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, llega a Taiwán.
la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, llega a Taiwán.
Anadolu Agency via Getty Images

El Ministerio de Defensa de China ha anunciado una serie de “maniobras militares dirigidas” para “responder” a la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, a Taiwán, según ha informado el diario oficialista Global Times.

La cartera de Defensa ha explicado este martes que dichas operaciones tienen como objetivo “defender decididamente la soberanía nacional y la integridad territorial” de China.

Por su parte, el Teatro de Operaciones del Este del Ejército Popular de Liberación (Ejército chino), citado por el mismo rotativo, ha notificado la organización de maniobras militares tanto marítimas como aéreas en el norte, suroeste y sureste de Taiwán que comenzarán en la noche de este martes.

Asimismo, la agencia oficial de noticias Xinhua ha anunciado “importantes” ejercicios militares de las fuerzas chinas que en este caso se prolongarán desde el jueves hasta el domingo en cinco áreas que rodean la isla de Taiwán.

Las maniobras, según ha informado Xinhua, comprenderán prácticas con fuego real e incluirán el cierre del espacio marítimo y aéreo en dichas zonas.

Por su parte, en un comunicado publicado pocos minutos después de la llegada de Pelosi a Taiwán, el Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha presentado su “condena enérgica” y ha acusado a Estados Unidos de “socavar la soberanía y la integridad territorial de China” y de “desestabilizar el estrecho de Taiwán”. China ha presentado “protestas fuertes y solemnes” a Estados Unidos, ha explicado el anuncio.

La Cancillería china ha interpretado que, con la visita de Pelosi, Estados Unidos rompe su compromiso de limitar a “relaciones no oficiales” sus contactos con Taiwán y ha reiterado que China “siempre se ha opuesto a que congresistas estadounidenses visiten Taiwán”, acciones que, según Pekín, “el ejecutivo estadounidense tiene la responsabilidad de impedir”.

Como ya advirtiese el presidente chino, Xi Jinping, a su homólogo estadounidense, Joe Biden, en la conversación que mantuvieron la semana pasada, la Cancillería avisó: “Los que juegan con fuego se acaban quemando”.

“La visita de Pelosi, en cualquier forma, es una gran provocación política”, ha zanjado el comunicado.

Taiwán denuncia la incursión de 21 aviones militares chinos en su ADIZ

Un total de 21 aviones militares chinos entraron este martes —y antes de la llegada de Pelosi— en la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) de Taiwán, según ha denunciado el Ministerio de Defensa de la isla la madrugada de este miércoles en un comunicado.

Según el Ministerio castrense, cazas J-16 y J-11, aviones-radar KJ-500 y aviones de reconocimiento Y-8 e Y-9 participaron en la incursión, que tuvo lugar en la parte suroeste de la ADIZ taiwanesa.

Las irrupciones se produjeron el martes, cuando Pelosi aún no había llegado a Taiwán pero medios estadounidenses y taiwaneses daban por segura la visita.

La Fuerza Aérea isleña emitió advertencias por radio y movilizó unidades para “responder” a la incursión en la ADIZ, la cual no está definida ni regulada por ningún tratado internacional y no equivale a su espacio aéreo, sino que abarca un área más extensa que incluye áreas de China continental.

El Ministerio de Defensa de la isla comenzó a informar de la irrupción de aviones chinos en su ADIZ en 2009. En el último año ha aumentado el número de incursiones chinas, acciones que han sido condenadas tanto por Taiwán como por Estados Unidos.

Estos movimientos alcanzaron su pico de frecuencia a comienzos de octubre del año pasado, cuando Pekín celebraba el aniversario de la fundación de la República Popular China.

EEUU tiene portaaviones y cruceros con misiles cerca de la isla

Por su parte, la Armada de Estados Unidos tiene operando cerca de Taiwán el grupo de Combate del Portaaviones Ronald Reagan y el barco anfibio USS Tripoli. Una portavoz de la Flota del Pacífico de EEUU ha dicho a Efe que el grupo de combate lleva actualmente “operaciones de rutina en el mar del sur de China y en el mar de Filipinas”.

Dicho grupo incluye el portaaviones USS Ronald Reagan, el destructor USS Higgins y los cruceros con misiles guiados USS Antietam y USS Chancellorsville, ha precisado la fuente, quien ha hecho hincapié en que se encuentra “en un despliegue de patrulla de verano”.

La portavoz ha agregado que fuera de ese grupo está otra embarcación de la Armada de EEUU, el buque de asalto anfibio USS Tripoli, que desarrolla “operaciones de rutina” en el mar de Filipinas.

Según la última actualización de USNI News Fleet and Marine Tracker, que es una publicación de la asociación militar independiente Instituto Naval de EEUU, habría otra embarcación estadounidense, USS America, en camino hacia aguas próximas a Taiwán, pero que aún se encuentra en el puerto de Sasebo, en Japón.

Pelosi ha llegado este martes a Taipéi tras un vuelo de unas siete horas desde Kuala Lumpur, en Malasia, y durante el cual a evitado cruzar las aguas del Mar de China Meridional. Ni Pelosi ni el Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán habían confirmado si la gira que la funcionaria lleva a cabo por Asia incluiría una visita a Taiwán, posibilidad adelantada por medios estadounidenses y taiwaneses.

A su llegada, ha declarado en su cuenta de Twitter que su visita “honra el compromiso inquebrantable de Estados Unidos con el apoyo de la vibrante democracia taiwanesa”.

China reclama la soberanía de la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

Taiwán, con quien el país norteamericano no mantiene relaciones oficiales, es uno de los mayores motivos de conflicto entre China y EEUU, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de conflicto bélico con el gigante asiático. En los últimos meses, la isla ha recibido la visita de congresistas de EEUU.