INTERNACIONAL
14/08/2020 08:34 CEST

China detecta alimentos congelados contaminados con Covid-19

Se trata de alitas de pollo y camarones llegados al país desde Brasil y Ecuador. El traspaso se hizo posiblemente en el empaquetado

ROMAN PILIPEY / EFE / EPA
Unos clientes, ante la zona de congelados de un supermercado de Beijing.

Las autoridades de China han informado de que esta semana se han detectado alimentos congelados con Covid-19. En concreto, ha lanzado la alerta por un cargamento de alitas de pollo llegado desde Brasil y de otro de camarones, con Ecuador como origen. Fueron localizados en las ciudades de Shenzhen (12,5 millones de habitantes) y Xian (12 millones), informa Reuters

Con estos son ya siete los casos de alimentos congelados con coronavirus localizados en el país asiático desde julio, todos ellos pescados, mariscos o carnes que procedían de fuera de China, por lo que se ha pedido precaución a los consumidores. 

Los expertos advierten que el virus puede sobrevivir a temperaturas bajo cero y seguir activo cuando se descongela. No obstante, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sostiene que es poco probable que se produzca un contagio por esta vía, que “no hay pruebas sólidas”, aunque, como en tantas vertientes de esta crisis, hay dudas. Los virus pueden sobrevivir hasta dos años a temperaturas de menos 20 grados centígrados.

“La gente no debe temer la comida, el empaque de alimentos o la entrega de alimentos”, dijo el director del programa de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, Mike Ryan, en una sesión informativa.

La Administración de Alimentos y Medicamentos y el Departamento de Agricultura de EEUU ha lanzado una declaración en la que afirma que “no hay evidencia de que las personas puedan contraer Covid-19 a partir de alimentos frescos o alimentos envasados”.

Aurora, la empresa de Brasil de la que procedía la partida sospechosa, sostiene que las autoridades chinas no le han notificado formalmente la supuesta contaminación. La compañía dijo que toma todas las medidas posibles para prevenir la propagación del coronavirus y no hay evidencia de que se transmita a través de los alimentos. El Ministerio de Agricultura de Brasil dijo que estaba buscando una aclaración de las autoridades chinas, por vía bilateral. 

Negativos

Las autoridades sanitarias de Shenzhen rastrearon y analizaron a todas las personas que podrían haber estado en contacto con productos alimenticios potencialmente contaminados, y todos los resultados fueron negativos, según el aviso de la ciudad.

“Es difícil decir en qué etapa se infectó el pollo congelado”, dijo a Reuters una fuente relacionada con el comercio de carne a China.

La Sede de Control y Prevención de Epidemias de Shenzhen dijo que el público debe tomar precauciones para reducir los riesgos de infección de la carne y el marisco importados.

La comisión de salud de la provincia de Shaanxi, donde se encuentra la ciudad de Xian, señaló por su parte que las autoridades estaban haciendo pruebas a las personas y al entorno circundante relacionado con los productos de camarón contaminados, que se vendían en un mercado local.

Además de revisar todos los contenedores de carne y mariscos que ingresan a los principales puertos en los últimos meses, China ha suspendido algunas importaciones de carne de varios lugares, incluido Brasil, desde mediados de junio.

Siete plantas procesadoras de carne argentinas no están exportando temporalmente a China porque han registrado casos de virus entre sus empleados, dijo el jueves una fuente de la agencia argentina de sanidad agrícola Senasa.

Bajo sospecha

El primer grupo de casos de Covid-19 estuvo vinculado al mercado de mariscos de Huanan en la ciudad china de Wuhan. Los estudios iniciales sugirieron que el virus se originó en productos animales a la venta en el mercado.

Li Fengqin, quien dirige un laboratorio de microbiología en el Centro Nacional de China para la Evaluación de Riesgos de Seguridad Alimentaria, dijo a los periodistas en junio que no se podía descartar la posibilidad de que los alimentos congelados contaminados causen nuevas infecciones.

El mercado Xinfadi, un mercado de alimentos en expansión en la capital de China, Beijing, se vinculó a un grupo de infecciones en junio. Las autoridades dijeron que el virus se encontró en el mercado en una tabla de cortar en la que se manipulaban salmones importados.

Aún no se ha determinado cómo entró el virus en el mercado de Xinfadi en primer lugar, dijo el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades en su última actualización de la investigación en julio. El mercado se reabrirá a partir del fin de semana.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

NUEVOS TIEMPOS