China vuelve a simular ataques a Taiwán en su última jornada de maniobras

Las fuerzas taiwanesas han desplegado sus aeronaves y buques tras “seguir de cerca la situación del enemigo”.
Un caza militar de Taiwán.
Un caza militar de Taiwán.
Annabelle Chih via Getty Images

Taiwán ha denunciado este domingo que el Ejército chino sigue simulando ataques tanto a la isla como a sus fuerzas navales durante la que debería ser la última jornada de maniobras militares organizadas por Pekín en represalia por la visita a Taipei de la presidenta del Congreso estadounidense, Nancy Pelosi.

En un comunicado publicado en su página web, el Ministerio de Defensa Nacional taiwanés ha asegurado que, en la mañana del domingo, se han detectado “múltiples grupos” de aviones, buques y drones operando alrededor del Estrecho de Formosa.

Según el documento, las fuerzas chinas continuarían “llevando a cabo ejercicios conjuntos por mar y aire, simulando ataques contra la isla de Taiwán y contra nuestros buques en el mar”, al tiempo que grupos de aviones “infestan” otras islas controladas por Taipéi.

Poco después, la agencia oficial de noticias china Xinhua ha informado de que las maniobras de este domingo se centraban en “probar las capacidades de fuego conjunto para ataques terrestres y ataques aéreos de largo alcance”.

Taiwán sigue “de cerca la situación del enemigo”

En respuesta, al igual que durante las últimas jornadas, las fuerzas taiwanesas han desplegado sus aeronaves y buques tras “seguir de cerca la situación del enemigo”.

En la noche del sábado, la cartera castrense especificó que hasta 20 aviones y 14 buques del Ejército Popular de Liberación (EPL, el Ejército chino) participaron de las maniobras alrededor de Taiwán durante esa jornada.

Los movimientos del EPL se enmarcan en los ejercicios militares que lleva a cabo desde el jueves y que, en principio, deberían finalizar hoy al mediodía local (04.00 GMT).

Pese a que, a la hora de la publicación de este artículo, Pekín no había confirmado el final de forma oficial, el principal aeropuerto de Taiwán, el de Taoyuan, aseguró que todos los vuelos deberían volver a la normalidad mañana.

Según el diario hongkonés South China Morning Post, que cita a un representante de ese aeropuerto, desde el pasado jueves más de 900 vuelos internacionales han tenido que desviar sus rutas a través de Filipinas o Japón para no sobrevolar las zonas de las maniobras, y más de 200 fueron cancelados.

Las maniobras han incluido fuego real y el lanzamiento de misiles de largo alcance. Estos ejercicios tienen lugar en seis zonas alrededor de la isla, una de ellas a unos 20 kilómetros de la costa de Kaohsiung, la principal ciudad del sur de Taiwán.

Más ejercicio militares

Pese a que en los últimos años China ha efectuado otros simulacros en el Estrecho de Taiwán, los de esta semana son diferentes porque “cubren un área más grande, involucran más elementos militares y se espera que sean altamente efectivos”, informaron expertos chinos en materia de defensa citados por medios locales.

Taiwán ha descrito la presencia militar china en las citadas áreas como un “bloqueo”, y la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, calificó la “deliberadamente elevada amenaza militar” de China de “irresponsable”.

China, que calificó la visita de Pelosi -según CNA, la de un funcionario estadounidense de mayor rango en 25 años- de “farsa” y “traición deplorable”, reclama la soberanía de la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.

Pekín anunció este viernes varias sanciones contra Pelosi y sus familiares directos y elevó el nivel de sus represalias al suspender mecanismos de cooperación con Washington en materia judicial, de cambio climático, repatriación de inmigrantes ilegales, asistencia judicial penal o lucha contra delitos transnacionales.

Asimismo, este sábado, las autoridades chinas revelaron que, tras las maniobras alrededor de Taiwán, este lunes comenzarán unos nuevos ejercicios militares en partes de los mares Amarillo y de Bohai, que separan las costas de China y de la península coreana.

La entrada a las aguas en las que se efectuarán permanecerá vedada hasta el próximo día 15, fecha en la que finalizarán estas nuevas maniobras.