NOTICIAS
05/05/2021 15:08 CEST | Actualizado 05/05/2021 15:09 CEST

Ciclogénesis explosiva en pleno mayo, con lluvias y fuerte bajada de temperaturas

Una potente borrasca provocará lluvias generalizadas desde finales de esta semana, aparcando unos días la primavera.

Europa Press News via Getty Images
Unas chicas cruzan una calle de Sevilla bajo la lluvia. 

Recuerda el finde: casi 30 grados, solecito, primavera con un punto de bochorno. Lo normal, si ves que estamos en mayo. Pues guarda el recuerdo cálido para los días que vienen, por que todo cambia: una ciclogénesis explosiva podría dejar descolgar una borrasca que dejará desde próximo domingo chubascos generalizados sobre la Península, según ha informado Meteored. Aún no tiene nombre asignado, de tan inicial que es, pero amenaza con llamarse Mathieu el temporal que nos quite la primavera de un plumazo. 

El experto en meteorología Francisco Martín destaca que el mes de mayo, que afronta su cuarto día, está dejando una “sucesión de potentes borrascas” en latitudes medias del Atlántico Norte, y añade que, a pesar de circular por sus “rutas normales”, una de ellas podría afectar a la Península desde finales de esta semana y durante la próxima semana.

Según explica, estas borrascas están sometidas a drásticos procesos de profundización por la presencia de un chorro polar muy intenso, un vigoroso “río” de viento que circula a unos 9 kilómetros de altitud separando las masas de aire frías (polares) de las templadas (subtropicales).

Mientras tanto, el anticiclón está asentado sobre la Península Ibérica y en estos días dejará un tiempo estable y con pocas precipitaciones hasta el sábado. Durante la semana, las temperaturas se situarán por encima de los 25 grados centígrados e incluso llegarán hasta los 30 grados centígrados en la mitad sur y en el centro.

Se formará el jueves

Ya el jueves 6 de mayo, el portal meteorológico prevé la formación de una “potente borrasca” bajo el paraguas del mencionado chorro polar intenso.

Previsiblemente, su centro se trasladará hacia las islas Británicas, pero desde allí extenderá un frente frío “muy activo” que llegará el domingo a la Península Ibérica por el oeste, lo que causará una disminución significativa de las temperaturas y chubascos bastante generales. “Pese a la lejanía, quedaremos bajo su radio de acción”, ha comentado.

Además, destaca que los impactos de esta borrasca pueden ser significativos y señala que Meteored está “a la espera de que sea nombrada” bajo el nombre de Mathieu. Su nombramiento dependerá de si ocasiona la activación de avisos de riesgo importante (naranja) y “si no se adelantan” los servicios meteorológicos de las Islas Británicas (Met Office), cuya lista de nombres es diferente.

¿Qué es una ciclogénesis explosiva y por qué se producen?

Una ciclogénesis es un proceso de iniciación o de intensificación de una circulación ciclónica y el consecuente nacimiento de un ciclón (o depresión o borrasca si nos referimos a latitudes extratropicales), explica la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Durante este proceso disminuye la presión atmosférica en el área depresionaria.

Existen diferentes tipos de ciclogénesis: asociadas al frente polar o a otros sistemas frontales, a sotavento de sistemas montañosos, etc. Cuando la intensificación es extraordinariamente rápida, se habla de ciclogénesis explosiva o “bomba meteorológica”.

De esta manera, una ciclogénesis se considera explosiva cuando “la presión en su centro disminuye 24 hPa en 24 horas o menos tiempo”. añade la Aemet.

Esta definición suele referirse a latitudes altas, alrededor de los 55º - 60º. En latitudes inferiores, esta condición se relaja a valores de 18 - 20 hPa en 24 horas o 9 - 10 hPa en 12 h. Las ciclogénesis explosivas son relativamente frecuentes en los océanos Pacífico y Atlántico.

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE