INTERNACIONAL
19/11/2020 13:26 CET | Actualizado 19/11/2020 13:36 CET

Científicos británicos reconocen que se basaron en Wikipedia durante los primeros meses de pandemia

Un documental de la BBC revela la carencia de datos fiables cuando estalló el brote en el país.

ASSOCIATED PRESS
Un hombre con una mascarilla para prevenir la propagación del coronavirus.

El coronavirus pilló al mundo desprevenido. La desinformación, la ausencia de datos y referencias pasadas hizo que los expertos tuvieran que recurrir hasta a las fuentes menos contrastadas. Entre ellas Wikipedia.

Miembros del Grupo científico (SPI-M), que informa al influyente Comité Científico Asesor para Emergencias (Sage) del Reino Unido lo han reconocido en un documental para la BBC. Entre ellos, el profesor Ian Hall de la Universidad de Manchester, y vicepresidente del grupo. “La gente puede sorprenderse de que usáramos Wikipedia para obtener datos muy temprano en la pandemia, pero esos fueron realmente los únicos públicos a los que podíamos tener acceso”, confiesa.

El Dr. Thibaut Jombart, académico del Imperial College London y miembro del SPI-M, quien pasó seis meses en la República Democrática del Congo luchando contra el ébola, agrega que había una gran brecha en la información epidemiológica básica a la que podían recurrir.

 Datos antiguos

El experto señala que los datos relativos al coronavirus que poseía Reino Unido eran peores que los que tenía República Democrática del Congo sobre el ébola.

A mediados de marzo, quedó claro que el número oficial de casos diarios reportados por el gobierno (alrededor de 450) era incorrecto, pero no estaba claro hasta qué punto era falso.

El profesor Mark Jit, académico de la Escuela de Medicina Tropical de Londres y miembro de SPI-M, tuvo que extrapolar información más precisa al comparar el número de hospitalizaciones en China y el norte de Italia con los datos reales disponibles en el Reino Unido.

“Estábamos prediciendo que probablemente habría cerca de 100.000 casos por día. Esto era extremadamente preocupante porque 100.000 casos nuevos significarían que aproximadamente una semana después tendríamos 20.000 nuevos pacientes hospitalarios al día ”, explica.

El Dr. Nick Davies añade por su parte que los datos del NHS que se usaban como referencia, en algunos casos tenían hasta una semana de antigüedad.

“Esa fue la primera vez que comencé a sentir que las cosas realmente no estaban bajo control”, reconoce.

Falta de expertos

Para él, el tiempo que se tardó en imponer el confinamiento costó vidas, y si se hubiera llevado a cabo una semana antes, se podrían haber evitado aproximadamente la mitad de las muertes.

El documental también ha revelado que el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes (NERVTAG), que asesora a los ministros, no tenía especialistas al inicio del brote.

“Muchos de nosotros habíamos leído literatura sobre el SARS y el MERS, pero no había ningún especialista en particular que se hubiera centrado toda su vida en los coronavirus humanos”, cuenta el profesor Calum Semple, académico de la Universidad de Liverpool y miembro de NERVTAG.

Por su parte, el profesor David Matthews, de la Universidad de Bristol, que ha estado estudiando virus durante más de 30 años, aseguró a la BBC que esperaba que le hubiese consultado al ser uno de los pocos especialistas en coronavirus humano en Reino Unido, pero no fue así.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

NUEVOS TIEMPOS