ECONOMÍA
11/12/2020 11:25 CET | Actualizado 11/12/2020 18:46 CET

Cinco consejos para ahorrar en la declaración de la Renta antes de fin de año

Los ciudadanos todavía están a tiempo de ahorrarse casi 4.600 euros.

sorrapong via Getty Images

Apenas quedan unas semanas para que termine 2020, un año marcado por la pandemia del coronavirus, pero todavía hay tiempo para actuar si se quiere pagar menos en la próxima declaración de la Renta, cuya campaña comienza la próxima primavera. Si los ciudadanos toman algunas medidas ahora pueden ahorrarse casi 4.600 euros de media, según el sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha).

 

No todos los contribuyentes pueden verse beneficiados por igual. Las ventajas fiscales favorecen especialmente a los ciudadanos con mayores ingresos y patrimonio. Los contribuyentes que ganan menos de 21.000 euros anuales —seis de cada 10 españoles— pueden ahorrarse unos 1.600 euros, mientras que esta cifra asciende a los 76.500 euros para aquellos que ingresan más de 600.000 euros, según los cálculos de este sindicato.

Hemos recopilado cinco consejos para rebajar la factura fiscal:

1. Aportar hasta 8.000 euros al plan de pensiones

NurPhoto via Getty Images
Un jubilado se manifiesta en Madrid por las pensiones públicas. 

La mayoría de los ciudadanos sabe que el mes de diciembre se suele aprovechar para aportar dinero a un plan de pensiones privado con el objetivo de reducir la base imponible del IRPF, es decir, la suma de todos los ingresos de una persona, sobre la que luego se va a calcular cuánto tiene que pagar.

La aportación que puede hacer al plan de pensiones tiene un límite de 8.000 euros al año. Precisamente, este año será el último con ese tope, ya que los Presupuestos Generales del Estado de 2021 —recientemente aprobados por el Congreso— reducen ese máximo a 2.000 euros. 

Aquí estarían incluidos tanto los planes de pensiones individuales como los de empleo, que son fondos de pensiones promovidos por una empresa o una administración pública en beneficio de sus trabajadores. Hay aproximadamente dos millones de trabajadores con este segundo tipo de planes, como los empleados de Caixabank, BBVA, Endesa o Telefónica.

La cantidad máxima que un ciudadano se va a poder deducir serían esos 8.000 euros, siempre que no superen el 30% de los rendimientos del trabajo (sueldo) y de actividades económicas (autónomos) que haya percibido.

Gestha recuerda que invertir ahora otros 6.233 euros de media hasta alcanzar ese límite de aportaciones garantiza un ahorro fiscal medio de unos 1.870 euros adicionales.

Obviamente, no todos los contribuyentes pueden aportar una cantidad tan elevada en este momento. Si un trabajador con un sueldo de 24.000 euros anuales se ha planificado bien y ha aportado 300 euros al mes a su plan —un total de 3.600 euros al año—, se ahorrará 1.080 euros.

2. Amortizar dinero de la hipoteca

EyesWideOpen via Getty Images
Unos apartamentos en la Plaza Mayor a la venta o puestos para alquilar.

Los ciudadanos que compraran su vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 y que todavía paguen la hipoteca, se podrán deducir del 15% de las cantidades aportadas durante este año. Existe un límite de 9.040 euros, por lo tanto, la deducción máxima posible sería de 1.356 euros.

Esta deducción por compra de vivienda era muy habitual hasta hace unos años, pero cada vez hay menos personas que pueden acogerse a ella.

Los técnicos de Hacienda calculan que los contribuyentes pueden ahorrarse 721 euros de media en su factura fiscal gracias a esta deducción por la adquisición de vivienda habitual.

3. Donar a una ONG

Heino Kalis / Reuters
Un voluntario del Banco de los Alimentos ordena comida en Pobla de Vallbona (Valencia).

Otra forma de ahorrar en la declaración de la Renta es aportar donativos a organizaciones no gubernamentales (ONG), entidades sin ánimo de lucro como el Banco de Alimentos o Cáritas, cuya labor ha sido fundamental durante la pandemia.  

Hasta ahora, se permitía una deducción del 75% por los primeros 150 euros donados. Si se superaba ese importe, la cuantía restante permite una deducción por otro 30%.

El Gobierno aprobó en mayo una mejora de las desgravaciones de los donativos con efectos desde el 1 de enero de 2020. La deducción hasta el 80% para los primeros 150 euros y el 35% para el resto. 

Hacienda premia la fidelidad. Si un ciudadano ha realizado donativos por el mismo importe durante los últimos años a una misma ONG, ese porcentaje de la cantidad restante sube al 40%.

Además, las donaciones realizadas al Tesoro Público para la financiación de los gastos derivados de la crisis sanitaria también gozan de estas desgravaciones. 

Según los cálculos de Gestha, un contribuyente se puede deducir unos 821 euros de media gracias a estas deducciones. 

4. Afiliarse a un partido

Susana Vera / Reuters
Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Cs), Pablo Iglesias (UP) y Santiago Abascal (Vox) antes del debate televisivo para las elecciones generales de noviembre de 2019

¿Estás pensando en afiliarte a un partido? Ahora es un buen momento. Las cuotas de afiliación a un partido o a un sindicato y las de pertenencia a los colegios profesionales a los que sea obligatorio inscribirse (abogados, arquitectos...) son deducibles. 

Los militantes de un partido político se pueden deducir el 20% del importe abonado en cuotas y aportaciones. El máximo a desgravar son 600 euros.

Las cuotas sindicales y las de colegios profesionales deducen de los rendimientos de trabajo hasta 500 euros, según explican desde Gestha.

Asimismo, si un trabajador tiene que ir a juicio por un conflicto laboral, también se beneficiará de desgravaciones. Los gastos de defensa jurídica de litigios en la relación laboral pueden acogerse a una deducción cuyo límite son 300 euros.

5. Invertir en una empresa de nueva creación

Thomas Barwick via Getty Images
Una mujer pone el cartel de abierto en un negocio.

Emprender también tiene beneficios fiscales. Si un contribuyente realiza aportaciones a una empresa de nueva creación, conocidas popularmente como start-ups, puede deducirse el 30% de las cantidades invertidas durante el año con un máximo de 60.000 euros.

Esta deducción solo será válida si la inversión de este ciudadano no supera el 40% del total del capital de la nueva empresa. Además debe realizarse dentro de los tres primeros años tras su constitución.

Gestha calcula que los contribuyentes podrán ahorrarse una media de 1.157,20 euros gracias a estas aportaciones. 

Photo gallery El dinero de los famosos, según 'La Resistencia' See Gallery