Cinco dolores de cabeza que no deberías ignorar

Se llaman 'dolores de cabeza secundarios', no porque sean menos importantes, sino porque pueden ser indicativos de otro problema de salud más grave.

Los dolores de cabeza son una parte normal de la vida. Incluso las migrañas son habituales entre la población. En Estados Unidos, en una de cada cuatro casas hay una o varias personas con tendencia a sufrir migrañas y, según la Migraine Research Foundation, las migrañas son la tercera enfermedad más prevalente en la sociedad.

Las personas que sufren dolores de cabeza ocasionales pero se encuentran bien entre un episodio y el siguiente no tienen por qué preocuparse, asegura Stephen Silberstein, catedrático y director del Jefferson Headache Center de Philadelphia. Lo que debería llamarte la atención es si sufres dolores de cabeza extraños.

“Si el dolor de cabeza te parece distinto de los habituales, conviene que analices su posible origen”, señala Silberstein.

Estos se llaman dolores de cabeza secundarios, no porque sean menos importantes, sino porque pueden ser indicativos de otro problema de salud más grave, expone Merle Diamond, presidenta y directora de la Diamond Headache Clinic de Chicago y miembro de la National Headache Foundation. Aunque solo suponen el 3% o el 4% de los casos de dolor de cabeza que llegan al médico, no hay que perderlos de vista.

Estos son los tipos de dolor de cabeza que no hay que dejar pasar:

Dolores de cabeza muy fuertes y repentinos

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es dejar de hacer lo que estuvieras haciendo, sobre todo si no es habitual que te duela la cabeza.

“Un dolor de cabeza repentino y fuerte puede ser síntoma de un aneurisma cerebral”, advierte Diamond.

Cuando sufres un aneurisma cerebral, los vasos sanguíneos del cerebro desarrollan una protuberancia debido a una debilidad en la pared del vaso sanguíneo. Esta clase de cefaleas se denominan también cefaleas en trueno por su naturaleza repentina e intensa, explica Silberstein.

Si te sucede, es importante que acudas al médico o a urgencias inmediatamente.

Dolores de cabeza que son peores por las mañanas

Algunas personas creen que los dolores de cabeza repentinos se deben siempre a tumores, pero no suele ser el caso.

Las cefaleas asociadas a tumores suelen estar localizadas solo en la zona del tumor, indica Diamond. Cuando tienes esta clase de dolor de cabeza, suele ser persistente y es peor por la mañana.

Dolores de cabeza acompañados de otros síntomas, como fiebre

Si te duele la cabeza y además tienes fiebre, erupciones cutáneas o rigidez en el cuello, es posible que se trate de una infección, como la meningitis.

“La meningitis es una infección bacteriana de las meninges (las membranas que recubren el cerebro)”, expone Diamond. “Aunque sufras cefaleas con frecuencia, es importante que distingas lo que pasa en tu cuerpo para que puedas tomar las medidas oportunas”.

Y lo mismo si te duele la cabeza y además tienes fiebre, pérdida de olfato o de gusto, escalofríos, fatiga o falta de aliento, ya que podría tratarse de la covid-19.

Dolores de cabeza que vienen o desaparecen cuando te pones de pie o que empeoran con el tiempo

Estos tipos de dolor de cabeza son indicativos de tensión alta o baja en la cabeza, según Silberstein. Del mismo modo, si tienes un dolor de cabeza persistente que empeora con el tiempo, puede ser un síntoma de otros problemas que conviene detectar lo antes posible. En general, no deberías ignorar ningún dolor crónico.

Dolores de cabeza que aparecen con cierta edad

Otro factor que no hay que perder de vista es la edad. “Si alguien tiene 50 años o más y nunca ha tenido dolores de cabeza con regularidad, tal vez se trate de arteritis de células gigantes”, comenta Silberstein.

Esta afección se produce cuando las arterias cercanas al cuero cabelludo se inflaman, lo que provoca problemas de visión, sensibilidad en la zona, dolor de mandíbula y cefaleas graves.

Si has sufrido dolores de cabeza durante toda tu vida y de repente empiezan a ser muy diferentes, estás sufriendo un cambio fundamental y deberías recibir atención médica.

“Digamos que tienes 40 años y empiezas a sufrir cefaleas muy diferentes o síntomas distintos. Tienes que decírselo a tu médico para que intente averiguar la causa”, comenta Diamond.

Cómo recibir la atención médica adecuada

Para ayudarte a abordar el problema de la forma más oportuna, presta atención a los siguientes consejos básicos:

Si tu dolor de cabeza parece un problema neurológico, ve a urgencias

Esto incluye visión borrosa, debilidad en un solo brazo o pierna y discurso ilógico o descoordinado. Ve al hospital ya.

Si tu dolor de cabeza es distinto de los habituales, ve al médico de cabecera

Tu médico de cabecera debería estar al tanto de los cambios en la clase de dolores de cabeza que sufres. “Durante la pandemia es más difícil que te atiendan en persona, así que, si te preocupa mucho, que no te dé reparo ir a urgencias”, recomienda Diamond.

Si tienes dolores de cabeza suaves pero persistentes, coméntaselo al médico de cabecera en tu próxima visita

La próxima vez que vayas al médico por el motivo que sea, coméntale también tus dolores de cabeza suaves para que pueda evaluarte y ofrecerte un tratamiento acorde a tu problema. “Si llevas toda la vida sufriendo dolores de cabeza y este te parece algo peor de lo normal, no tiene por qué ser un motivo de preocupación”, tranquiliza Silberstein.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Beneficios de salud de tener mascotas