Cinco rutas del Camino de Santiago que puedes hacer en una semana

La romántica idea del peregrino que camina durante meses con los bártulos a la espalda y viviendo de la caridad de los hospitaleros es cosa del pasado.
Peregrinos llegando a la Catedral de Santiago de Compostela.
Peregrinos llegando a la Catedral de Santiago de Compostela.

El Camino de Santiago es una ruta milenaria, un camino que los primeros peregrinos realizaban, ida y vuelta, generalmente a pie, desde la puerta de su casa hasta la tumba del Apóstol Santiago en la ciudad de Compostela, con el fin de recibir el perdón de sus pecados. Un viaje a un lugar sagrado que, como muchos otros, era motivado por una inquietud religiosa y que en la Edad Media llegó a ser incluso una penitencia para los pecadores, que muchas veces dormían al raso y pasaban grandes penurias (¡incluso la muerte!).

Los tiempos han cambiado, y mucho, y peregrinar a Santiago de Compostela ya no responde necesariamente sólo a motivos religiosos o espirituales. Hoy en día el Camino de Santiago es una red de rutas de senderismo, rica en historia, patrimonio y naturaleza, que por méritos propios se ha configurado como uno de los destinos turísticos más interesantes de nuestro país y del Mundo, de hecho es el primer Itinerario Cultural Europeo desde 1987.

Hoy en día encontrarás en el Camino una variada oferta de alojamiento que va desde modestos albergues a preciosos pazos y casas rurales. Además existe la posibilidad de contratar otros servicios para facilitar el viaje del peregrino como el transporte de mochilas, los servicios de traslados, los vehículos de apoyo, los grupos guiados o el alquiler de bicicletas, que hoy en día posibilitan que estas rutas sean accesibles para todo el mundo.

El Camino de Santiago está de moda, y en los últimos años los últimos 100 kilómetros del Camino realizados a pie y con llegada a Santiago de Compostela, sea cual sea la ruta elegida, han experimentado un gran crecimiento del número de peregrinos que los realizan, motivados por la propia experiencia de saborear la ruta y conseguir, al mismo tiempo, el certificado de la Compostela. Todas estas rutas, en sus últimos 100 kilómetros, discurren íntegramente en territorio gallego y son perfectas para aquellas personas que no disponen de muchos días, o simplemente quieren hacer el Camino de Santiago por primera vez pero no se atreven con rutas muy largas.

Camino Francés desde Sarria

Paisaje del Camino francés.
Paisaje del Camino francés.

Es la ruta más popular y conocida, perfecta para hacer el Camino de Santiago por primera vez si dispones de poco tiempo. Una fama que se debe a la calidad de sus servicios, la variada oferta de alojamiento y restauración y la belleza de las zonas rurales por las que transita: frondosos bosques de castaños y robles, hórreos, ermitas y cruceiros que guiarán tus pasos hasta Santiago de Compostela. Pero sobre todo destaca por el divertido ambiente peregrino que se respira, ideal para conocer gente y entablar nuevas relaciones.

La dificultad de las etapas no es excesivamente dura. Durante una semana caminarás alrededor de 20 kilómetros diarios por senderos de tierra y pistas rurales asfaltadas, sin grandes desniveles. Una ruta muy cómoda e ideal para cualquier edad, motivo por el cual muchas familias se animan a hacerlo con niños, personas mayores e incluso con sus mascotas.

Camino Portugués desde Tui

Otra muy buena opción la encontramos al sur de Galicia, en la villa de Tui, fronteriza con Portugal. Después del Camino Francés, esta es la ruta con más afluencia de peregrinos. Recorre la provincia de Pontevedra de sur a norte hasta llegar a Santiago de Compostela, pasando por pequeñas aldeas rodeadas de viñedos y campos de cultivo y que además, te regalará asombrosas estampas de las rías de Vigo y Pontevedra.

La villa de Tui, en Pontevedra.
La villa de Tui, en Pontevedra.

Al igual que en el Camino Francés las etapas son cortas y sin muchos desniveles, aunque con bastantes tramos por asfalto. La calidad de los servicios que ofrece a los caminantes es excepcional: encontrarás todo tipo de alojamientos, comercios y lavanderías que harán tu viaje mucho más cómodo y agradable.

Camino Inglés desde Ferrol

Aunque cada vez son más los peregrinos y peregrinas que se animan a hacer el Camino Inglés, lo cierto es que sigue siendo un camino muy solitario, ideal si buscas alejarte del mundo y tener unos días de tranquilidad.

Una ruta bastante sencilla que, aunque cuenta con algún que otro repecho considerable, se puede hacer cómodamente si se toma con calma. Los 113 kilómetros que separan Ferrol de Santiago lo convierten en el mejor itinerario si quieres hacer una ruta completa del Camino de Santiago en pocos días.

La ruta inglesa cuenta dos partes muy bien diferenciadas. Durante el primer tramo el mar te acompañará permitiéndote disfrutar de espectaculares paisajes de ría, marismas, puertos, playas y grandes villas de importancia histórica y monumental como Ferrol, Pontedeume y Betanzos. Pero a medida que nos alejamos del mar el paisaje será cada vez más rural; las grandes villas dejan paso a solitarias aldeas, bosques y paisajes típicos del interior de Galicia.

Camino a Finisterre y Muxía

El Camino a Finisterre y Muxía es la única de las rutas del Camino de Santiago en la que Santiago de Compostela es el inicio y no la meta. Un viaje a lo místico y a lo espiritual que discurre por solitarios caminos hasta alcanzar la maravillosa Costa da Morte, tierra de leyendas, naufragios y embrujos.

Atardecer en la Costa da Morte.
Atardecer en la Costa da Morte.

Si te decides por esta ruta, tendrás la oportunidad de fascinarte visitando Ponte Maceira, un pequeño pueblo de poco más de 60 habitantes que puede presumir de pertenecer a la red de Pueblos más bonitos de España.

Y por si fuera poco, lo más increíble de esta ruta te espera al final. Dos escenarios mágicos que te harán enamorarte de esta tierra aún más si cabe: la puesta de sol desde el Faro de Finisterre y el Santuario de A Virxe da Barca en Muxía. Saborear todos los kilómetros que has caminado mientras contemplas la fuerza de las olas rompiendo contra los acantilados es todo un regalo divino.

Últimos 100 kilómetros del Camino Primitivo desde Lugo

La ciudad de Lugo es uno de los puntos más interesantes para comenzar el Camino de Santiago si, además de peregrinar, también quieres sumergirte en una extraordinaria lección de historia recreándote en los tiempos del emperador Augusto.

Pero además de su patrimonio, hay algo que sin duda define a la perfección a esta ciudad amurallada: el buen comer. Olvídate de leer reseñas buscando el mejor restaurante porque sea cual sea tu elección, acertarás. Platos rebosantes de comida casera, pescados, mariscos, ternera gallega e infinidad de pinchos y tapas con cada consumición, harán que te replantees hacer el Camino o alargar tu estancia en la ciudad.

Ya en ruta, las dos primeras etapas serán una sucesión de caminos y pistas forestales que te llevarán a través montes y diminutas aldeas hasta llegar a Melide, capital del pulpo a la gallega que tanto nos hace salivar. Una localidad en la que también verás un incremento considerable en el número de peregrinos, pues aquí el Camino Primitivo confluye con el Camino Francés y siguen la misma ruta hasta Santiago de Compostela.

Viajecaminodesantiago.com es una de las agencias mejor valoradas por los usuarios, que desde la misma Santiago de Compostela y en sus 6 años de historia ha ayudado ya a hacer el Camino a más de 12.000 peregrinos. En su página web encontrarás más información sobre las rutas y etapas del Camino de Santiago y la posibilidad de crear tu ruta a medida para viajar a tu aire o hacerlo en grupos organizados con todo tipo de servicios opcionales: la profesionalidad y el buen rollo los tienes asegurados.

Anímate en este Año Santo Xacobeo 2021 a vivir toda la magia del Camino de Santiago.