POLÍTICA
05/02/2020 13:02 CET | Actualizado 05/02/2020 13:34 CET

Clara Ponsatí recoge su acreditación de eurodiputada por JxCat

El expresident catalán Puigdemont se vanagloria de que “es la foto que no querían” ver en el Estado español

JOHN THYS via Getty Images
Antoni Comin, Clara Ponsati y Carles Puigdemont, posando hoy en la sede del Parlamento europeo en Bruselas. 

La exconseller catalana Clara Ponsatí ha viajado desde Escocia a Bruselas para recoger este miércoles su acreditación como eurodiputada para esta legislatura tras otorgarle la Eurocámara uno de los escaños desocupados por los británicos tras el Brexit, si bien ha asegurado que por el momento seguirá residiendo en Reino Unido en donde hay un proceso abierto para decidir sobre su extradición a España. “Es la foto que no querían”, ha dicho Carles Puigdemont, a su lado.  

“Yo de momento sigo siendo residente en Reino Unido y en los próximos meses asistiré en Edimburgo ante el Tribunal que está procesando mi caso y estaré a las órdenes de lo que diga ese juez”, ha indicado en declaraciones a la prensa a su salida de la sede del Europarlamento en Bruselas, a donde ha ido acompañada por los también eurodiputados y políticos independentistas huidos de la Justicia española, Carles Puigdemont y Toni Comín.

Ponsatí ha asegurado que el juez a cargo de su caso en la corte de Edimburgo le dio “permiso para viajar libremente” el pasado mes de noviembre cuando España reactivó la orden europea de detención y entrega, pero que ha informado de su nueva situación y de su viaje a Bélgica tanto al juez como a la Policía escocesa para poder trasladarse con total “tranquilidad”.

La política independentista ha acudido a recoger su acreditación para esta legislatura e iniciar los trámites habituales para los nuevos eurodiputados, lo que incluye la firma de una declaración de incompatibilidades y otra declaración de intereses.

Estos documentos son necesarios para que el eurodiputado recién llegado reciba sus credenciales y pueda ejercer su derecho a voto y de palabra en los debates, pero no afecta a su reconocimiento como miembro de la Cámara ni a sus inmunidades que, según el Tribunal de Justicia de la UE, le corresponden desde la proclamación de los resultados electorales.

Con estos trámites en marcha, Ponsatí ya podrá acudir la próxima semana al pleno que se celebrará en Estrasburgo (Francia) y en el que se espera que el presidente de la Eurocámara, el socialista italiano David Sassoli, proclame los nombres de los 27 nuevos eurodiputados ―cinco españoles― que se incorporan con la legislatura ya iniciada por el hueco que dejan los británicos.

Ponsatí pasará así a ocupar un escaño como eurodiputada no inscrita junto a Puigdemont y Comín, después de que el grupo de Los Verdes/ALE se resistiera a aceptarlos como miembros de su bancada. Ni Puigdemont ni Ponsatí han querido hacer declaraciones para valorar la falta de apoyos en el grupo ‘ecologista’ ni aclarar si intentarán buscar encaje en otra familia parlamentaria o se resignan a quedarse como no inscritos.

El instructor de la causa del procés independentista en el Tribunal Supremo, Pablo Llarena, acordó el lunes instar a Reino Unido a continuar el trámite de la euroorden (OEDE) que pesa sobre la exconsejera catalana, al entender que tras el Brexit su inmunidad como parlamentaria europea no alcanza al territorio de dicho país.

Sobre este asunto, Ponsatí ha dicho que “lucharán” por convencer a la Eurocámara para que niegue los suplicatorios remitidos por el Supremo para continuar con el proceso de los tres eurodiputados independentistas. La exconseller ha tachado de “peculiar” el suplicatorio porque, sostiene, responde a una causa política y no criminal.

Photo gallery Arranca el juicio a los líderes del 'procés' en el Supremo See Gallery