TENDENCIAS
26/08/2019 11:54 CEST | Actualizado 26/08/2019 11:55 CEST

Claves para construir un negocio digital de éxito

El HuffPost

Emprender un negocio siempre es un desafío en el que conviene centrar toda la atención. Son muchos los factores que pueden intervenir en el momento de convertir nuestra idea en una realidad, y depende de nosotros mismos que ésta se convierta en un éxito o que termine abocada al fracaso. 

A continuación hemos seleccionado una serie de claves que te llevarán a hacer de tu idea un auténtico éxito. Con ellas, podrás escoger un camino que te permita desarrollar, paso a paso, el crecimiento y el éxito de tu negocio. 

1. Asegúrate de resolver un problema

El principal error que cometen muchos emprendedores online es el de crear primero un servicio o producto, y luego buscar su mercado.

Para aumentar tus probabilidades de tener éxito, empieza buscando el mercado. Así te asegurarás de que realmente existe gente con una necesidad dispuesta a pagar por lo que tú puedes ofrecer.

Hoy en día, con las herramientas que ofrece Internet, es relativamente sencillo hacer un estudio de mercado sobre las necesidades de tu público objetivo:

- Explora la competencia y observa qué tipo de productos y soluciones están ofreciendo a su audiencia

- Realiza encuestas a tu audiencia a través de email o concierta con ellos una breve entrevista telefónica

- Visita foros relacionados con tu temática para hacerte una idea de cuáles son los principales contratiempos y necesidades de tu público 

 

2. Tómatelo con calma y desconfía de las promesas de dinero fácil

No se construye un negocio online de éxito de la noche a la mañana. Desafortunadamente, los negocios online se han convertido en un negocio en sí mismo, y cada vez proliferan más expertos vendiendo cursos sobre cómo ganar dinero rápido por Internet.

Además de desconfiar de todo aquello que suene demasiado bonito para ser real, conviene ser muy selectivo para no caer en las garras de supuestos gurús sin escrúpulos, y saber que todo proyecto digital requiere tiempo y dedicación.

Según Pau Forner, emprendedor y bloguero en unavidaonline.com, “hay gente que ha ganado muchísimo dinero vendiendo mentorías o cursos donde enseñan a generar ingresos por Internet. El problema es que, muchos de ellos, solo ganan dinero enseñando a ganar dinero. No han conseguido crear otros proyectos exitosos, pero fueron los primeros en subirse al carro y ahora tienen mucha visibilidad. Por eso es importante pedir siempre pruebas de los resultados que obtienen con el método que venden.”

3. Céntrate en construirte una reputación

La gente compra a aquellas empresas o personas en quien confía, por lo tanto una de tus prioridades debería ser construirte una reputación en tu área de conocimiento.

Para ello, sé generoso. No tengas reparo en compartir información gratuita aunque consideres que habría gente dispuesta a pagar por ella. Escribe posts en tu blog, graba videos o crea podcasts que la gente pueda encontrar útiles, y distribuye ese contenido a través de tu web o redes sociales. Comenta en webs, foros y grupos especializados en tu temática para cultivar tu imagen de experto.

Cuando tu audiencia empiece a verte como una autoridad en el tema, te resultará mucho más fácil vender tus productos y servicios.

4. Construye una lista de suscriptores

La gran ventaja de los negocios online es que te permiten conectar al instante con centenares o miles de potenciales clientes. Por eso, la estrategia de email marketing es absolutamente vital.

Crear una lista de suscriptores por correo electrónico te evitará depender de plataformas sobre las que no tienes control, como las redes sociales. Tendrás tu propia lista de contactos a prospectar, y además varios estudios indican que el email marketing presenta mayores tasas de apertura y conversión que el resto de canales online.

Céntrate en construir una lista de suscriptores desde el momento en que empieces tu negocio online, ofreciendo información de valor a cambio del correo electrónico de tu audiencia.

5. Asume que deberás invertir

Un negocio online evita muchos de los costes asociados a los negocios tradicionales, pero no está totalmente exento de ellos. Especialmente al inicio, deberás invertir en herramientas de hosting, email marketing, funnels de venta y diseño web, pero otro coste que muchas veces no se contabiliza es el de tu tiempo. 

Establece cuál es la inversión máxima, tanto en dinero como tiempo, que puedes asumir a nivel profesional. En el ámbito de los negocios online, ser rápido es clave para encontrar el camino correcto, pero del mismo modo que el crecimiento tiene que estar controlado, tu inversión también. De lo contrario, podrías verte abocado a una situación que te ocasione más problemas de los que tenías previstos inicialmente.

Ten en cuenta el dinero del que dispones, el que estás invirtiendo y cuál es el volumen de facturación actual y previsto de tu negocio. Una vez tengas claras las cuentas y cuáles son tus gastos fijos, es momento de establecer una cantidad que indique lo que estás dispuesto a invertir. 

6. Evita el crecimiento desmesurado

Pese a que crecer es el fin para cualquier emprendedor que esté comenzando, la realidad es que es conveniente confiar en un crecimiento que sea controlado. Es importante tener en cuenta que, especialmente en el universo online, son muchas los proyectos que terminan muriendo de éxito por no poder satisfacer la demanda de sus propios clientes. En la mayoría de los casos, esta insatisfacción por parte de los clientes viene provocada por la incapacidad de poder obtener unos resultados acorde a las expectativas.

Ante esta situación, el mejor consejo que podemos ofrecer es que tengas controlado tu nivel de crecimiento. Y, en el caso de que éste se produzca demasiado rápido, asume que deberás invertir en recursos adicionales para poder abastecer la demanda creada, como asistentes virtuales, empleados especializados o herramientas de soporte al cliente.

7. Externaliza

En el entorno online son decenas los factores que intervienen en el día a día de cualquier negocio. Desde acciones de marketing hasta planes de contabilidad, pasando por gestión de redes sociales o actualización del catálogo de productos. Pese a que inicialmente es normal que quieras reducir al máximo los gastos fijos y pretendas ocuparte de todo, la realidad es que cuanto más delegues en especialistas, mucho mejor.

Existen muchas formas de trabajo en la actualidad, por lo que no es necesario que externalizar un servicio implique el alquiler de una oficina y el trabajo presencial. Precisamente uno de los beneficios que nos ha traído Internet es el trabajo en remoto. Puedes contratar a un freelance que se encargue desde su propio lugar de trabajo de gestionar una parte de tu negocio, como puede ser el blog o las redes sociales, por ejemplo. Esta externalización te permitirá preocuparte de lo que verdaderamente es importante.

8. Empatiza con tus clientes

El servicio postventa y la atención al cliente son los dos factores que van a poder diferenciarte de tu competencia. Son muchos los negocios que hay en Internet que no ofrecen un servicio de calidad, por lo que los usuarios terminan confiando en otras empresas o emprendedores que, a menudo son más caros, pero en las que tienen la seguridad de que ante cualquier problema van a poder encontrar una solución.

Replica este modelo. Centrarte en tus clientes será la única manera de conseguir que éstos confíen en tu negocio antes que en el resto de competidores.

Internet cambia muy deprisa, pero los principios básicos sobre cómo lanzar y hacer crecer un negocio online siguen siendo los mismos. Si estás empezando, sigue estas directrices fundamentales y aumentarás tus probabilidades de éxito.