Qué es Clubhouse, la red social de audios a la que sólo puedes acceder si te invitan

Aston Kutcher, Jared Leto y Oprah Winfrey ya tienen cuenta.
Clubhouse en App Store.
Clubhouse en App Store.

Facebook ya tiene su aplicación más exclusiva. Y no por ser única, que también, sino por ser excluyente. Un usuario sólo puede formar parte de la selecta comunidad de Clubhouse si tiene una invitación de alguien que ya está registrado. Se limita, incluso, en función del sistema operativo: sólo está disponible para iOs, de momento. De hecho, si alguien busca la página y no tiene invitación, se encuentra con este mensaje:

Si no estás invitado... olvídate.
Si no estás invitado... olvídate.

Todavía estamos abriendo, pero cualquiera puede unirse con una invitación de un usuario existente. Regístrate para ver si tienes amigos en Clubhouse que puedan dejarte entrar.

La red social se lanzó el pasado mes de marzo, pero ahora está en boca de todos porque el hombre más rico del mundo, Elon Musk, fundador de Tesla, la ha utilizado para hablar con Vlad Tenev, el director ejecutivo de Robinhood (otra aplicación, en este caso de negociación de acciones). A raíz de esa famosa conversación, las acciones de una empresa con un nombre similar a Clubhouse aumentaron un 117%, según Reuters, aunque en realidad la compañía Clubhouse Media Group no tiene nada que ver con la red social.

Qué es

Una ‘especie’ de Twitter, pero únicamente con audios, sin mensajes escritos ni fotografías.

Su contenido

Conversaciones informales y directas. Se puede hablar por audio con todo el mundo que pertenezca a esta red social, una vez que eres usuario. “Conéctate en cualquier momento para chatear con las personas a las que sigues, o participa como oyente y escucha lo que otros están hablando”, dice la explicación en App Store.

Cómo funciona

Cada nuevo usuario recibe dos invitaciones y puede acumular más en función del tiempo que le den a la aplicación. Algo así como una medalla a la veteranía.

Ni imágenes —más allá de la foto de perfil junto a la breve biografía— ni vídeos. Clubhouse funciona con salas temáticas de conversación públicas y privadas. Se puede seguir a otros usuarios o tener seguidores, y recibir notificaciones de las salas que nos interesen.

A la conversación puede unirse tanta gente como se quiera. Si un usuario quiere intervenir, tiene la opción de ‘levantar mano’ y el creador de la sala —que es el moderador— decide a quién dar la palabra. Si no, se puede asistir simplemente como oyente. Además, los chats no se graban dentro de la aplicación, pero sí permite transmitir una conversación en directo en YouTube.

Cuántas personas pueden unirse a ‘una sala’

Pueden ser hasta 5.000 usuarios en una conversación.

De qué temas no se pueden hablar

Se permiten términos coloquiales e incluso considerados de mal gusto, pero están prohibidos los mensajes de odio, sexistas o abusivos. Si no se cumplen las normas, los usuarios pueden ser amonestados e incluso expulsados. De hecho, según publica Reuters, la aplicación ya ha tenido que cerrar la cuenta de algún usuario. Además, a partir de las diez de la noche está prohibido hablar de tecnología, y el ambiente torna en una especie de afterwork.

La rentabilidad de Clubhouse

Como informa la agencia, las invitaciones se han convertido en un producto cotizado, hasta el punto de que aparecen a la venta de segunda mano en portales como Reddit o eBay y Craigslist.

Algunos famosos que la utilizan

Aston Kutcher, Jared Leto, Oprah Winfrey, Kevin Hart, Drake y Tiffany Haddish tienen cuenta en Clubhouse.

La evolución de Facebook