'National Geographic' recomienda lo mejor de la comida española y habla de Dabiz Muñoz en estos términos

Ha seleccionado 15 experiencias entre las que se encuentra el restaurante DiverXO.
|
El chef Dabiz Muñoz, en una imagen de archivo.
Sergio R Moreno / GTRES
El chef Dabiz Muñoz, en una imagen de archivo.

No hay dudas de que la gastronomía española triunfa fuera de nuestras fronteras. Para la edición británica de National Geographic es “deliciosa”, pero para disfrutarla por completo recomienda hacerlo en “su contexto y su lugar”. Por ese motivo, ha elaborado una lista con las 15 experiencias culinarias imprescindibles en España, un ranking en el que el chef Dabiz Muñoz aparece en el tercer puesto.

“Conseguir una reserva en el único restaurante de tres estrellas Michelin de Madrid, donde nada menos que David Muñoz está al mando, es un billete de oro para una de las experiencias gastronómicas más emocionantes de España”, afirman.

Su comida la califican directamente de “arte comestible”. “Los corazones de pato asado vienen salpicados con tabasco y ketchup como una pintura abstracta, y los espárragos con miso y los ‘orbes’ naan vienen con humeantes torres de hielo seco”, describen.

Además de destacar su menú, señalan que su amor por la vanguardia va más allá: “Cerdos voladores cuelgan del techo y una decoración completamente blanca y con luces brillantes hacen que parezca como entrar en una película de ciencia ficción”.

“Conseguir una reserva es un billete de oro para una de las experiencias gastronómicas más emocionantes de España”

El listado que propone National Geographic comienza con una ruta de tapas por Granada. Para la publicación, aunque las tapas son tradición en gran parte de España, “pocos lugares lo hacen mejor que la ciudad andaluza”. Su recomendación es saltar “de un bar a otro a lo largo de Plaza Nueva y Plaza Bib-Rambla”.

Otra de las experiencias que destaca es comer en los “restaurantes no oficiales” de Galicia, los furanchos o loureiros. Parte de la diversión es encontrarlos, asegura, puesto que, además de que solo abren unos meses al año, lo único que los identifica una rama de laurel en la puerta.

Buscar trufas en Aragón, probar la ‘gastroarquelogía’ en Córdoba —en Noor, de Paco Morales, que revive recetas del Al Ándalus—, unirse a los atuneros de Cádiz o participar en un ritual de la sidra en el País Vasco son otras de las sugerencias, junto con explorar la ciclovía Vía Verde del aceite en Jaén o beber vino bajo tierra en Aranda de Duero.

No podía faltar una referencia al jamón; National Geographic aconseja la Ruta del Ibérico en Extremadura para conocer el proceso de elaboración. “Una vez que te hayas saciado de jamón, haz una parada en cualquier restaurante a lo largo de la ruta para probar la panceta ibérica, la morcilla ibérica y los morcones, además del chorizo ​​ibérico elaborado con pimentón de La Vera”, señalan.

Degustar arroces de Alicante, vinos espumosos catalanes, naranjas valencianas y el azafrán y el queso de Castilla-La Mancha completan las recomendaciones, a las que la cabecera suma una experiencia más: apuntarse a un curso de cocina de los muchos que se ofrecen en todo el país.

1. El Celler de Can Roca (Girona)

Los 10 mejores restaurantes de alta cocina de España

Sugiere una corrección