INTERNACIONAL
22/01/2021 09:50 CET

Comidas a un euro y atención psicológica gratis: las ayudas de Francia para los universitarios

Macron anuncia una batería de medidas contra el coronavirus, que incluye la vuelta a las aulas de los estudiantes un día por semana.

ASSOCIATED PRESS
Emmanuel Macron, hablando a los estudiantes de la Universidad París-Sarclay.

La crisis del coronavirus ha golpeado de lleno a los estudiantes universitarios. Se han visto expulsados de las aulas, obligados a tomar clases de forma virtual, se han quedado sin laboratorios, videotecas o bibliotecas, lo que lleva a un aislamiento que complica su formación. Tampoco tienen ya esos bares y cafés en los que sacarse un dinero para salir adelante, porque están cerrados. 

Pasa en todo el mundo occidental, pero en Francia ha cuajado hasta en manifestaciones. Por eso, el presidente Emmanuel Macron ha lanzado un paquete de promesas concretas para ayudar a este colectivo, que van del reparto de comidas y cenas por un euro a un plan de apoyo psicológico gratuito, pasando por el retorno a las clases presenciales, al menos, un día por semana. 

“Un estudiante debería tener los mismos derechos que un trabajador, que en caso de necesidad pueda ir al menos un día por semana a clase siempre y cuando no se supere el 20 por ciento de capacidad del aula”, señaló Macron durante una visita y una posterior charla con los estudiantes de la Universidad de París-Saclay.

El presidente galo manifestó esta postura el día después de que los estudiantes universitarios protestaran por las calles de Francia por su situación de aislamiento y precariedad al no poder asistir a clase desde el confinamiento anunciado en octubre para frenar la pandemia.

En la reunión, anunció que a partir del 1 de febrero “todos los estudiantes que lo necesiten” podrán acceder a un llamado “cheque psicológico” que les permitirá consultar con especialistas “sin avanzar los pagos”.

Macron también aprovechó la ocasión para anunciar que, a partir de finales de mes, todos los estudiantes tendrán derecho a comer por un euro en el restaurante de la universidad dos veces al día debido a que muchos de ellos han perdido los trabajos a tiempo parcial por los efectos de la crisis sanitaria y carecen de medios para mantenerse.

La medida llega después de que diferentes asociaciones y federaciones escolares denunciaran que algunos alumnos se han visto abocados a buscar la comida desechada de los supermercados o a acudir a comedores sociales.

“Resistir”

Macron escuchó durante más de una hora las quejas y preocupaciones de estos jóvenes sobre su situación actual, que también está causando un fuerte aumento de los casos de problemas de salud mental debido a las restricciones.

La emisora Europe 1 se hizo eco del caso de una estudiante de 19 años de Estrasburgo que envió una carta al presidente contándole la angustia que está pasando con las clases a distancia y la soledad que supone apenas salir de casa, y Macron le contestó que “debía resistir”.

“El objetivo es un segundo semestre en el que aprendamos del primero. El segundo semestre continuará con el virus y muchas limitaciones porque el objetivo es poder empezar con normalidad el nuevo año escolar el próximo curso”, añadió el presidente. 

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

NUEVOS TIEMPOS