Cómo convertir un calcetín en un conejo de juguete

Necesitas un puñado de arroz y no demasiada mañana.

Los padres buscan estos días actividades de toda índole para entretener a los niños. La cuarentena continúa y las ideas empiezan a agotarse.

Los libros de las estanterías están todos leídos, las películas más que vistas, los juguetes y juegos de casa ya son viejos conocidos y las clases de zumba para niños empiezan a ser monótonas. Toca inventar y ahí entran en juego las manualidades.

Los niños (o más bien los padres) pueden crear su propio conejo de peluche con sólo un calcetín y un buen puñado de arroz. Este vídeo explica en menos de dos minutos cómo hacerlo.

Se necesitan:

- Un calcetín (del color que queramos que sea el conejo).

- Arroz.

- Cinta adhesiva de precintar.

- Un cordón no muy grueso.

- Unas tijeras.

- Un lazo.

- Un rotulador negro.

Qué pasos seguir:

1. Meter el calcetín en el interior de la cinta adhesiva y formar un agujero a través del cual se introduzca el arroz.

2. Cuando haya suficiente, más o menos a la altura del talón, retirar la cinta adhesiva y colocar el calcetín sobre una mesa. Se tiene que sostener solo.

3. Con ayuda de las dos manos, dar forma al calcetín. Tiene que quedar dividido en tres partes: cuello, cabeza y las orejas (aún sin formar).

4. A continuación, utilizar el cordón para fijar esas partes.

5. Darle forma a las orejas con ayuda de las tijeras. Primero dividir por la mitad y luego eliminar el trozo de tela sobrante.

6. Utilizar el lazo para vestir el cuello.

7. Por último, pintar los ojos y la nariz con ayuda del rotulador.

Juguetes DIY