POLÍTICA
28/09/2021 09:05 CEST

"Como hable, se jode el CNI": las agendas de Villarejo sobre Corinna

El diario 'ABC' desvela cómo se forjó la cita de la examiga de Juan Carlos I con el antiguo comisario, celebrada en Londres y difundida en 2018.

Robin Marchant via Getty Images
Corinna Larsen, retratada en Nueva York en 2014. 

El diario ABC ha desvelado este martes parte del contenido de las agendas que el excomisario José Manuel Villarejo llevó con anotaciones relacionadas con las examiga de Juan Carlos I, Corinna Larsen, un material que está intervenido por la Audiencia Nacional desde el pasado año, cuando se hizo un registro en sus propiedades.

En la información, se aportan detalles sobre el encuentro que Villarejo y Larsen tuvieron en Londres en 2015, del que se difundieron grabaciones tres años más tardes, notas que desvelan cómo se llegó a la cita y que, al fin, supusieron el punto de partida para una investigación sobre el patrimonio del que fuera jefe del Estado. 

Villarejo apunta en sus cuadernos que ocho meses después de que abdicase el rey, en 2014, el empresario Adrián de la Joya le hizo el siguiente comentario: “Corinna quiere contratarnos a través de Villalonga. La están amenazando y le mandaron email. Dice que como hable se jode el CNI”, esto es, el Centro Nacional de Inteligencia. De la Joya está considerado, recuerda ABC, un “conseguidor de la jet set y socio en algunas aventuras de Villarejo”. El comentario sobre Corinna fue consignado en las agendas del policía en febrero de 2015. El Villalonga al que hace referencia es Juan Villalonga, que fuera poderoso presidente de Telefónica, que hacía de enlace entre la exprincesa y Villarejo. Al final, propició la cita entre ambos, según constata la Audiencia Nacional. 

El periódico señala que esta anotación tiene precedentes, porque ya hubo contactos entre la antigua amiga íntima del rey y Villarejo, cuando un amigo, en 2014, le dijo que “Su Majestad” le había “quitado todo, hasta los terrenos en Marruecos” a la alemana. 

El padre del actual rey, añade la información, había recibido una donación millonaria de Arabia Saudí en una cuenta suiza a nombre de una fundación panameña de la que era titular. En 2012, decidió mover ese dinero a una cuenta de Larsen, razón por la que luego ella se vería investigada por blanqueo en Suiza. Ambos han alegado que fue un regalo desde el cariño, sin contraprestaciones. 

“Aterrorizada”

El pasado enero, Larsen confirmó haberse sentido “aterrorizada” por el exdirector del CNI, Félix Sanz Roldán, al ver que su oficina y su apartamento fueron ocupados por “agentes españoles” en 2012. Lo hizo durante su declaración como testigo en el primer juicio seguido contra el comisario Villarejo. Los hechos, denunció, sucedieron en la primavera de 2012, poco después del accidente de Juan Carlos I en Botsuana que destapó su relación.

Fue entonces cuando recordó sentirse amenazada “como ciudadana, como persona normal y mujer”. Incluso pidió explicaciones al entonces monarca (hoy emérito) por la “ocupación” de sus dependencias por parte de una empresa de seguridad contratada por los servicios de inteligencia españoles. Juan Carlos aseguró que se trataba de una operación para protegerla de los paparazzi.

“Sí, estaba decididamente muy asustada. No entendía el motivo y no se me proporcionó una explicación adecuada como ciudadana, a una persona normal, una mujer que se encuentra enfrentada con unas personas tan poderosas en territorio extranjero”, ha contestado a la pregunta, calificando de “ilegal” la ocupación de sus oficinas y vivienda.

Photo gallery La buena vida del rey Juan Carlos See Gallery

DE EXPERTO A EXPERTO