BLOGS
02/05/2019 08:33 CEST | Actualizado 02/05/2019 08:33 CEST

Cómo 'Los vengadores' conquistaron al mundo

Mike Blake / Reuters
Fans de 'Los Vengadores'.

Se acaba de estrenar Vengadores: Endgame y se espera que sea una de las películas más taquilleras de la historia, rebasando a Vengadores: Infinity War e incluso amenazando a Avatar por el primer lugar de todos los tiempos. El día de hoy, habrá poca gente en el mundo que no sepa quienes son los Vengadores, después de 10 años de una avalancha de películas, juguetes, vídeo juegos, caricaturas y todo lo que se le pueda a uno ocurrir.

Y, sin embargo, hace poco más de 10 años Los Vengadores eran apenas conocidos: era un grupo segundón de Marvel Comics, rebasado por mucho en popularidad por otros grupos de súperhéroes como La Liga de la Justicia (de la competencia de Marvel, DC), y por otros equipos de Marvel como los X Men y hasta Los Cuatro Fantásticos. Fue entonces, cuando en 2008, se estreno Iron Man y los Los Vengadores comenzaron su marcha hacia la conquista del mundo. ¿Cómo pasó?

  1. Los Vengadores nacieron en los 60s, como la respuesta de Marvel al equipo competencia de DC, La Liga de la Justicia. La Liga unía a los pesos pesados de DC: Superman, Batman, Wonder Woman, Flash y Linterna Verde. Avengers, creados por Stan Lee y Jack Kirby, tenía a los mucho menos populares Iron Man, Thor, Capitán América, Hulk, El Hombre Hormiga y la Avispa. Y por años Los Vengadores fue un comic relativamente exitoso, pero nunca súper popular.
  2. A fines de los 90s Marvel Comics estaba en quiebra y en una situación desesperada vendió los derechos casi a perpetuidad en cine de los X Men y los Cuatro Fantásticos a 20th Century Fox. Fox procedió a comenzar una muy exitosa serie de películas sobre los X Men y una no tan exitosa serie de películas sobre Los Cuatro Fantásticos. Sony tuvo también un éxito rotundo con otro personaje de Marvel, Spider Man. El avance en los efectos especiales y en la tecnología finalmente permitía que los universos de los cómics se pudieran trasladar al cine y verse espectaculares. Oficialmente los súper héroes estaban de moda.
  3. Pero el que se estaba quedando fuera del pastel, era Marvel, después de haber vendido o licenciado los derechos de sus principales súper héroes. Por lo tanto, cuando a mediados de los 2000s el dueño de Marvel Studios, Avi Arad, quería llevar sus súper héroes al cine, la única propiedad sobre la que tenía derechos eran The Avengers. Aunque en el mundo ficticio de Marvel, Avengers era el equipo más prestigiado y poderoso, no era así con los lectores. Por más de 20 años, los Avengers vivieron a la sombra de la propiedad más exitosa del propio Marvel, los X Men.
  4. Avi Arad contrata a Kevin Feige, un productor asociado a las películas de X Men para la muy arriesgada idea de hacer una película de Iron Man, un súper héroe poco conocido para cualquiera que no leyera comics. Más arriesgado aún, le dan el papel principal a Robert Downey Jr, que estaba en la lista negra de Hollywood y considerado incontratable por sus problemas de adicción que incluso le habían traído problemas con la ley. Para poder hacer la película Marvel Studios pidió un préstamo de más de 100 millones de dólares y como garantía pusieron los derechos para hacer películas de los súper héroes. Pudieron haberlo perdido todo.
  5. Pero Iron Man fue un sorpresivo y rotundo éxito, y recaudó casi 100 millones de dólares en su primer fin de semana. La buena dirección de Jon Favreau conjuntó grandes secuencias de acción y buen humor y  resultaron en una película espectacular, cuya joya de la corona fue la cómica y sarcástica actuación de Robert Downey Jr como el mujeriego millonario Tony Stark. El apoyo de Gwyneth Paltrow y de un Jeff Bridges acabado de ganar un Oscar añadieron al éxito de la movie. Robert Downey Jr. pasó de ser un indeseable a una súper estrella global.
  6. Un punto brillante en la primera película de Iron Man y ahora indispensable en cualquier película de Marvel fue la escena posterior a los créditos en donde Samuel L. Jackson aparecía como Nick Fury y comenzaba a reclutar a los distintos miembros de los Vengadores. Fue el principio de lo que parecía un ambicioso e improbable plan de crear una franquicia en la que se hicieran películas individuales con los súper héroes para luego crear una súper película con todos juntos. Esto causó escepticismo y emoción entre los fans, las audiencias y la industria del cine. Nunca se había planteado un proyecto de una magnitud tan ambiciosa en el cine.
  7. Pero empezaron a salir las películas: Capitán América, Hulk, Thor. A cada paso había curiosidad y morbo. El éxito seguro no podía durar… La siguiente película sería un fracaso…. Pero no, la realidad es que Marvel consiguió un equilibrio perfecto ayudados de un casting impecable que incluyó a Chris Evans como Capitán América, Scarlett Johansson como La Viuda Negra y Chris Hemsworth como Thor. Las películas se apoyaron también en directores y elencos de prestigio como fue el caso de Thor con Sir Anthony Hopkins, Natalie Portman, Idris Elba y el afamado actor shakespeariano Kenneth Branagh como director. El único paso en falso fue Edward Norton como Bruce Banner en The Incredible Hulk, una película exitosa económicamente, pero la fama de conflictivo de Norton llevó a que se le reemplazara después por Mark Ruffalo.
  8. El monumental éxito de Iron Man llamó la atención de The Walt Disney Company y en 2009 Disney hizo el sorprendente anuncio de que compraba Marvel Entertainment. Una jugada de negocios brillante por parte de Disney que, si bien era líder en la categoría de producciones para niñas, con la compra de Marvel entraba al juego por el mercado de los niños y los adolescentes. La compra funcionó, Disney compró Marvel por 4.25 billones de dólares y para noviembre de 2017, Marvel le había generado a Disney ingresos por 11.8 billones de dólares.
  9. En 2012, con el esperado estreno de The Avengers, llegó la hora de la verdad y nuevamente el escepticismo y el morbo. ¿Funcionaría este ambicioso plan de ir construyendo una franquicia a lo largo de varias películas? ¿Estaría buena la película? ¿Respondería la audiencia? La respuesta fue un arrollador sí. El gran plan de Marvel había funcionado y llegaba al cine gracias al guion y la dirección de Joss Whedon, una excelente elección para la dirección por sus antecedentes por producción de series de TV como Buffy la Cazavampiros y Firefly, además de escritor de cómics. Más allá de los efectos especiales, una buena historia y una efectiva dirección en las escenas de acción, la película tiene su columna vertebral en las relaciones entre los personajes, y el humor inevitable que se da al juntar a todas estas extrañas personalidades en un equipo. La mayoría de las películas de Marvel también son comedias.
  10. La apuesta de Disney había funcionado. Avengers recaudó más de 1500 millones de dólares a nivel global, convirtiéndose en ese momento en la tercera película más taquillera de la historia, abajo sólo de Avatar y Titanic. Y ya no había nada que pudiera parar a Marvel. Así siguieron nuevas películas cada vez más exitosas la una que la otra, que además le dieron la confianza a Marvel de ir lanzando a personajes aún menos conocidos con igual éxito, como Doctor Strange, Ant-Man, Guardianes de la Galaxia, hasta el impresionante éxito en 2018 de Black Panther, que recaudó 700 millones de dólares convirtiéndose en la tercera película más taquillera de todos los tiempos, y consiguió una nominación al Oscar a Mejor Película, algo que nunca había ocurrido con una película de súper héroes.
  11. Y en 2018, unos meses después el estreno de Black Panther, Vengadores: Infinity War rompió récords nuevamente convirtiéndose en la cuarta película  más taquillera de la historia a nivel internacional. El productor Kevin Feige y los directores, los hermanos Russo, conjuntaron brillantemente todas las tramas y docenas de personajes que resultaron en una película épica y con un final impactante y devastador en el que la mitad de la población del universo (y de los Vengadores) fueron literalmente pulverizados por la villanía de Thanos. Hubo pocas personas en los cines que no derramaran una lágrima cuando Spider Man “murió” en los brazos de Tony Stark. Marvel seguía arriesgando en un final en el que los héroes son derrotados, tipo lo que ocurre en El Imperio Contraataca de Star Wars.
  12. Este final devastador lo único que ha hecho es construir más expectativa para la batalla final en Avengers Endgame entre los sobrevivientes y Thanos, y en el inter, Disney se ha anotado varios éxitos más: dos precuelas, Ant Man y la Avispa, y sobretodo Capitana Marvel han sido grandes éxitos globales, y ésta última le sacó la espina a Marvel de que no había tenido una película protagonizada por una heroína. Aunque estas dos películas ocurren cronológicamente antes que Vengadores: Infinity War, las dos tenían información relevante para Vengadores: Endgame. Además justo este año Disney completó la compra de 20th Century Fox, lo que le dará, entre otras cosas, nuevamente el acceso a personajes de Marvel como Los X Men y Los Cuatro Fantásticos, y el acceso a una librería de películas y series impresionante que le servirán en su batalla cuando lance Disney Plus, el servicio de streaming que le dará batalla a Netflix.

Y así llegamos este fin de semana al estreno de Avengers Endgame, que se espera que rompa todo tipo de récords. Está en el aire también quién vivirá y quién morirá, ya que los creadores reconocen que esta película es básicamente el final de la Fase 1 de las películas de Marvel. Es difícil pensar que Marvel mate a muchos de sus personajes gallinas de los huevos de oro, y aunque algunos mueran, recordemos que en el mundo de los cómics los súper héroes eventualmente resucitan. Sin embargo los sacrificios heroicos son parte de los cómics, así que lleven sus pañuelos. Es curioso que este fin de semana también ocurra la batalla de Winterfell, en el que muchos de los personajes de Juego de Tronos morirán (esos si para siempre).

 

Es interesante estudiar el caso de éxito de Los Vengadores, porque si bien muchos ven hoy a la franquicia como un monstruo comercial imparable, como muchos otros casos en la historia del cine, las cosas no empezaron así. Cuando hicieron Iron Man, el equipo de Marvel tomó un riesgo económico gigante, pidiendo dinero prestado poniendo como garantía su propiedad intelectual, para lanzar unos personajes que fuera de los fans de los comics y las caricaturas, no mucha gente conocía. A lo largo de cada película, fácilmente algo pudo haber salido mal y haber generado un fracaso de crítica o de taquilla, cosa que no sucedió. Las películas han mantenido un nivel consistente de calidad y de ingresos. La historia de este universo se ha venido construyendo cuidadosamente por 10 años. Se llevó a cabo como parte de un plan estratégico y bien armado, basándose eso sí en un universo de ficción que ha existido desde la década de los 40s. Detrás del éxito de Marvel hay una estrategia bien cuidada y perfectamente ejecutada.

La historia de Marvel es una de las grandes historias de éxito de Hollywood, tanto a nivel cinematográfico como económico. Y la culminación de esta historia será disfrutado por millones de personas en el mundo este fin de semana. Las primeras críticas ya han salido y el consenso es que la película es sensacional, además de que contiene la última aparición en pantalla de Stan Lee. ¿Qué mejor tributo?


Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs