Cómo marcarse metas en 2021 puede ayudar a la salud mental

En plena pandemia, hacer planes puede ser más importante que nunca.

Por fin está aquí 2021, pero este no es un Año Nuevo cualquiera. Al contrario de lo que la mayoría pensaba en marzo de 2020, todavía estamos lidiando con una pandemia que se encuentra en un punto similar, por no decir peor, al del primer confinamiento.

De no ser así, muchos estarían marcando sus propósitos de Año Nuevo y haciendo planes para estos doce meses, pero este año pinta muy diferente. No se pueden organizar fiestas de cumpleaños, planear las vacaciones, asistir a festivales o programar bodas ya que no hay una fecha para el final de la pandemia. Unos vaticinan que será el verano, otros creen que será a principios de 2022, pero no son más que predicciones.

Todo el mundo siente esa abrumadora sensación provocada por la incertidumbre porque el futuro no está nada claro, indica Lucy Fuller, psicoterapeuta de UKCP. Sin embargo, mirar hacia el futuro con optimismo es una necesidad humana que, además, ayuda a evitar la depresión, apunta Fuller, así que hacer planes y marcarse metas para este año es una forma de mantener una buena salud mental.

La clave está en hacer planes y establecer objeta corto plazo, y en que no sean demasiado ambiciosos para evitar las decepciones. “Reservar unas vacaciones en el extranjero puede hacer que nos arrepintamos, por muy baratos que sean los precios en el momento de hacer la reserva”, detalla la psicoterapeuta.

En su lugar, lo mejor es optar por objetivos más pequeños que se puedan ir cumpliendo a diario o semanalmente. Hacer planes para cada día o cada semana ayuda a imponer una estructura y acabar con parte de esa incertidumbre que provoca la pandemia, según Gary Wood, psicólogo y autor de The Psychology of Wellbeing.

Lo mejor es tener una lista de tareas pendientes en las que poder trabajar sobre la marcha, como sugiere Shelby Throman y Kat Reid de la consultora de bienestar Throman Reid. Se refiere, por ejemplo, a llamar a un amigo una vez a la semana, preparar una buena comida todos los viernes o pasar una hora al día jugando con los niños. O incluso, quedar con una persona para hacer ejercicio: caminar, montar en bici o nadar. También se puede optar por tomar un café en casa o tomarlo fuera.

“Existe la idea de que es bueno contener la respiración y esperar a que todo pase, pero para mantener la salud mental necesitamos seguir adelante, tener contacto con los demás y salir de casa”, detalla Fuller.

Todo lo anterior no impide establecer algunos objetivos o planes más a largo plazo. “Pueden darnos un impulso necesario durante estos meses fríos y oscuros, además de armarlos de sentido”, detalla Dr. Gary Wood.

Por su parte, el entrenador y mentor de negocios Michael Cloonan sugiere que algunas de las mejores metas a establecer en este momento son aquellas que tengan un impacto positivo en la salud física y psicológica. Para ello utiliza un proceso simple: “Escribir el objetivo ideal y preguntarse ’¿cómo voy a mantenerlo? ¿Qué apoyo tengo? ¿Qué se interpone en mi camino? ¿Cómo voy a superar esos obstáculos?”.

Es necesario ser creativo con los objetivos que se fijan, además de ser benevolentes con nosotros mismos a la hora de establecerlos. Planear correr una maratón puede ser demasiado ambicioso en medio de una pandemia, pero prepararse para hacer una primera marca de 10 km es más factible.

Hay que ser realistas con la situación actual (y estar en casa es agradable para muchos) y pensar también en otros que necesitarán levantar el ánimo.

“Debemos tener una actitud positiva y creer en nosotros mismos desde el principio, incluso a la hora de planificar y escribir los objetivos”, matiza Fuller, y añade: “Como con cualquier propósito de Año Nuevo, sé generoso contigo mismo”.

Mejores planes de viajes de 2021, según Lonely Planet