Cómo recuperar la libido si la pandemia te ha quitado las ganas

Parece claro que los autocuidados básicos son fundamentales para el bienestar sexual.
CAVAN IMAGES VIA GETTY IMAGES/CAVAN IMAGES RF

No hay nada como una pandemia para cortarte el rollo. Y la incertidumbre de los últimos 20 meses tampoco ha ayudado.

De hecho, más de la mitad de las mujeres en edad fértil han sentido una reducción drástica de su deseo sexual durante la pandemia y un 56% han experimentado cambios en su ciclo menstrual, según una nueva encuesta.

El estudio, presentado en la conferencia anual de la Society for Endocrinology, analizó las alteraciones del ciclo menstrual de mujeres en edad fértil tras un año de pandemia.

Los investigadores de la Trinity College de Dublín encuestaron a 1335 mujeres en edad fértil, de una media de 34 años. El 64% de ellas afirmaban que sus síntomas premenstruales habían empeorado, y el 54% notaban menos libido.

Los investigadores explican que las tasas de depresión severa, ansiedad y mal descanso entre estas personas duplicaban las de la población general.

Según los investigadores, el mal descanso y el estrés psicológico durante la pandemia están relacionados con los cambios del ciclo menstrual, por lo que es lógico pensar que también haya afectado a la libido.

Parece claro que los autocuidados básicos son fundamentales para el bienestar sexual. Si ya tienes ganas de recuperar tu apetito sexual, la edición británica del HuffPost se ha puesto en contacto con terapeutas y educadores sexuales para conocer sus consejos para recuperar la libido.

Consejos para aumentar la libido:


1. Comunicaos más:

“El primer paso para solucionar el problema es reconocerlo en vez de ignorarlo”, señala Peter Saddington, terapeuta sexual de Relate.

“El segundo paso es hablar de ello con tu pareja porque es probable que te haya notado algo diferente y eso esté causando tensión en la relación”.

2. Sacad tiempo para una cita nocturna

Saddington es un fiel creyente en el poder de las citas nocturnas.

“Organizad una cita alguna noche y daos tiempo para que surja y crezca el deseo sexual en vez de pasar al sexo directamente”, recomienda.

“Si te permites relajarte y sentirte bien, notarás que acaba volviendo el interés y la excitación”.

3. Alimentad vuestra conexión emocional

Las citas también son importantes para fortalecer la conexión emocional, explica.

“Los hombres se excitan mirando e imaginando, son mucho más visuales, mientras que las mujeres tienden a excitarse más a través de la conexión emocional” sostiene Saddington.

“Si habéis pasado tiempo juntos y habéis tenido tiempo para hablar, será más probable que queráis tener sexo”.

También es importante resolver cualquier asunto pendiente, ya que “cualquier rencor os impedirá sentir deseo”.

4. Poneos a tono

Predisponerte para el sexo puede hacer que de verdad acabes teniendo ganas de sexo, asegura Sangeeta Pillai, fundadora de Soul Sutras, una plataforma para empoderar a las mujeres del sudeste asiático para explorar el sexo. Puedes ponerte ropa sexy que te haga sentirte sexy.

“Es mucho más fácil sentirte sexy cuando llevas un vestido de seda o incluso ropa interior bonita”, comenta. “Por eso recomiendo añadir pequeños toques sensuales a tu vestuario. Te prometo que cambiará tu estado de ánimo al instante”.

5. Reforzad vuestra vida sexual poco a poco

La educadora sexual Ruby Rare comenta: “Empieza cuando estéis relajándoos o comiendo juntos y di algo bueno de tu pareja para sacar el tema. Por ejemplo: ‘Me encanta cuando haces...’. Luego dale ideas sobre lo que te gustaría que hiciera diferente en el sexo. Por ejemplo: ‘Siempre he querido probar...’. Sé amable y comprensiva, no critiques lo que hace mal tu pareja”.

Una vez que hayáis sacado el tema, buscad un momento para reconectar.

“Eso te dará un incentivo durante las horas previas y te ayudará a prepararte mentalmente para el momento”, indica Rare. “Y no creas que tienes que pasar de cero a tope a la primera. Tómate tu tiempo, permítete acostumbrarte de nuevo a las cosas”.

Los autores del estudio, que aseguran que este es el primer estudio que se hace sobre el impacto de la pandemia en la salud reproductiva de la mujer, animan a las mujeres con este problema a ir al médico si el problema persiste.

La doctora Michelle Maher, una de las autoras del estudio, expone: “Nuestros resultados ponen de manifiesto la necesidad real de proporcionar una atención médica y una protección de la salud mental adecuados a las mujeres afectadas por las alteraciones menstruales, dada la carga psicológica sin precedentes que está provocando la pandemia.

“Animamos a las mujeres que experimenten cualquier trastorno reproductivo (menstruaciones irregulares, dolorosas, inexistentes o abundantes, o disminución del deseo sexual), así como trastornos de la salud mental (como bajo estado de ánimo, ansiedad, estrés y falta de sueño) a que acudan a su médico de cabecera.

Y recuerda: no te agobies si no te sientes preparada aún para volver a tener sexo con tu pareja. A veces, un descanso sexual puede ser bueno para la relación.

Este artículo fue publicado originalmente en el ‘HuffPost’ Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Ciudades en las que se tiene más sexo