TENDENCIAS
21/10/2018 10:21 CEST | Actualizado 21/10/2018 10:21 CEST

Cómo reforzar una amistad en 30 minutos a la semana

Sí, sabemos que estás ocupado, pero no te olvides de que tienes amigos.

JPM via Getty Images

Admítelo: seguramente puedes ser mejor amigo.

Pero no eres el único. Todos tenemos una vida ajetreada: trabajo, pareja, familia y tantas otras exigencias que tienden a ir por delante de tus mejores amigos. Probablemente tú tampoco estés entre sus asuntos más prioritarios...

Y, sin embargo, no tiene por qué ser así. La mayoría de los amigos no necesitan atención constante. Sacar algo de tiempo cada semana —aunque sean 30 minutos— es lo que necesitas para recordarles que sigues estando ahí.

Varios psicólogos comparten seis formas de reforzar una amistad independientemente de lo apretada que tengas la agenda:

1. Usa el tiempo de transporte público para ver qué tal están

No veas ese rato como tiempo perdido: en vez de mirar en la ventana el reflejo de ese tío que se está hurgando la nariz, usa ese tiempo para entablar una conversación con tu mejor amigo, comenta Marie Land, psicóloga en Washington (muuucho más agradable, ¿no?).

"Mucha gente siente que el rato de transporte al trabajo es una pérdida de tiempo y de vida, pero puedes aprovecharlo para llamar o hablar por mensaje con tus amigos y convertirlo en un hábito", sugiere.

¿Y si no usas el transporte público? Utiliza algún momento vacío de tu día, como cuando haces cola en el supermercado o en las pausas del trabajo, para preguntarles qué tal.

2. Dales pildoritas o detalles de algo jugoso que te haya ocurrido

Quizá no tengas el tiempo —o la capacidad de síntesis suficiente— como para contar a tu amigo TODO lo que te haya pasado desde la última vez que hablasteis, pero seguro que sí tienes tiempo para contarle un detalle gracioso o interesante de tu día.

"Creo que mis mensajes son como titulares de prensa", compara Becky Whetstone, psicóloga de familia en Arkansas. "Cuéntale algo de tu día como: 'Acabo de hacerme un tratamiento de microagujas en la cara [inserta la foto del horror en tiempo real], ¿qué tal tú?".

¿Cómo no podría eso captar su atención?

3. Recuérdale algún momento random que hayáis vivido juntos y te haga reír

¿Te acuerdas de aquella vez que intentaste ligar con un tío en un bar enseñándole tu tarjeta de presentación e inmediatamente él te presentó a su novio que estaba sentado justo a su lado? Seguro que tu amiga también se acuerda y que ese recuerdo le alegrará el día.

"Compartir un recuerdo ayuda a solidificar vuestra historia común", apunta Andrea Bonior, psicóloga y presentadora de Baggage Check, un chat semanal en directo de The Washington Post. "Básicamente, eso recalca el papel que habéis tenido la una en la otra en vuestras vidas y hace saber a tu amiga que piensas en ella aunque no siempre estéis en contacto".

4. Estate pendiente si tu amigo te dice que está pasando un momento difícil en su vida

Un buen amigo te escuchará cuando le cuentes tu día de mierda o una fatídica entrevista de trabajo. Un gran amigo te escuchará, y volverá a preguntarte al día siguiente para asegurarse de que estás bien.

"Quieres que sepa que piensas en él o en ella, que lo escuchas y que te preocupas por lo que te cuenta", explica Land. "Si te ha contado que está deseando ir a ver su familia, o nervioso por una entrevista de trabajo o una cita con el médico, saca un momento para preguntarle por el tema".

5. Cuéntale algo con lo que te hayas sentido sensible últimamente

Haz que el tiempo que paséis juntos cuente. Si hay algo que te preocupa o te causa estrés, pregúntale a tus amigos qué harían en tu lugar.

"Cuéntales algo que te ronde la mente o algo que te haga sentir vulnerable. Esto incrementa la intimidad emocional con tu amigo y refuerza vuestra confianza", afirma Bonior.

6. Saca un rato para veros cara a cara

Los mensajes y las redes sociales pueden servir durante un tiempo, pero no dejes que pase demasiado antes de volver a veros en la vida real.

"La mayoría de amistades se pueden nutrir a través de mensajes, pero deberíais veros al menos cada tres o seis meses", opina Whetstone. "Hazlo con una cena en grupo o con una quedada para tomar algo con amigos en común, y así matas dos pájaros de un tiro".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' EEUU y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

Photo gallery Famosos que son grandes amigos See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD