ECONOMÍA
23/03/2021 18:23 CET | Actualizado 23/03/2021 18:57 CET

Competencia autoriza la fusión de CaixaBank y Bankia

El banco madrileño dejará de cotizar en Bolsa este viernes.

Jeff Greenberg via Getty Images
Cajeros de CaixaBank y Bankia juntos en el aeropuerto de Barcelona - El Prat.

Luz verde al gigante bancario. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha autorizado este martes la fusión por absorción de Bankia por CaixaBank, según ha informado el organismo regulador en un comunicado.

La operación está subordinada al cumplimiento de una serie de compromisos presentados por la entidad catalana para fusionar la tercera y la cuarta entidad bancaria de España. Competencia destaca que la empresa se convertiría en la entidad líder en el mercado de servicios bancarios, concretamente en todos los segmentos de banca minorista.

La fusión de ambos bancos daría lugar a un grupo financiero con activos por valor de 650.000 millones de euros, la gran mayoría en España. Esta cifra sitúa a la entidad resultante de la fusión como el mayor banco del país, muy por encima del negocio que tienen Santander y BBVA en España.

La unión de estos dos bancos es inminente. Ambas entidades habían publicado esta mañana su plan de canje de acciones, en el que estaba previsto que Bankia dejara de cotizar este viernes. 

Competencia ha señalado que esta unión no implica una amenaza para la competencia en gran parte del negocio bancario. “La CNMC ha concluido que la operación no supondrá una amenaza para la competencia efectiva en los mercados de banca corporativa, banca de inversión, factoring, tarjetas, TPV, producción y distribución de seguros y gestión de fondos y planes de pensiones”, señala el organismo.

Problemas de competencia en 86 códigos postales

Sin embargo, la CNMC sí cree que puede existir un riesgo de monopolio en determinadas zonas del país. “La operación supone una amenaza para la competencia efectiva en determinados ámbitos del mercado de banca minorista”, asegura el supervisor. 

La operación supone una amenaza para la competencia efectiva en determinados ámbitos del mercado de banca minorista

En concreto, la CMNC ha identificado 86 códigos postales en los que sí que podría haber un problema de competencia. La entidad resultante quedará bien en una situación de monopolio —la nueva entidad será la única presente en 21 códigos postales— o en situación de duopolio expuesta a débil presión competitiva, en un radio de 1,5 kilómetros desde la sucursal en otros 65 códigos postales.

Los compromisos de CaixaBank para evitar la exclusión

Ante esta situación de monopolio en algunos códigos postales, la entidad presidida por Jordi Gual ha realizado una serie de compromisos ante la CNMC para paliar el posible impacto negativo de la fusión. 

Estos son los compromisos adquiridos por CaixaBank:

- No abandonar, salvo en supuestos excepcionales sujetos a autorización previa de la CNMC, ningún municipio en el que actualmente esté presente una de las partes (o ambas) y no haya ninguna oficina competidora con el fin de evitar la exclusión financiera en dichos municipios.

- Mantener las mismas condiciones y términos que tengan actualmente suscritos en sus productos a los clientes de Bankia en los 21 códigos postales donde CaixaBank quede en situación de monopolio. Ello se garantiza durante un período de 3 años.

- Ofrecer sus productos, en el resto de códigos postales identificados como problemáticos (65), en condiciones sustancialmente iguales o no peores a las ofrecidas por CaixaBank en los tres códigos postales con mayor exposición de CaixaBank a competidores durante 3 años.

- No cobrar, en ninguno de los 86 códigos identificados como problemáticos, comisiones a los clientes procedentes de Bankia por realizar una operación en ventanilla cuando esa operación hubiese sido gratuita de acuerdo con las condiciones ofrecidas por Bankia durante 3 años.

- Comunicar a los clientes de Bankia los posibles cambios en productos que pudieran afectarles. En particular, las nuevas comisiones aplicables, los productos ofrecidos a los clientes de CaixaBank equiparables o mejores a los contratados en Bankia, las modificaciones que entrarán en vigor en un plazo mínimo de 60 días para las personas físicas (30 días para el resto), los derechos del cliente ante un cambio de condiciones y la libertad para cambiar de entidad.

- Identificar a los clientes de Bankia que cumplan con los requisitos de elegibilidad de la cuenta social de CaixaBank y comunicarles la posibilidad de beneficiarse de las condiciones de dicha cuenta.