Compostaje doméstico

Por cada 100 kg de materia orgánica podemos obtener sobre 30kg de compost.
Roi Cuba Dorado

La materia orgánica representa más del 40% de la bolsa de basura, y en 2020 el 50% de la materia orgánica debería ser reciclada, lo cual no se cumple en muchos casos. El compostaje es la degradación de la materia orgánica mediante su oxidación y la acción de microorganismos presentes en los propios residuos. Mi ayuntamiento, Sanxenxo, como muchos en Galicia, está promoviendo el compostaje doméstico (convertir los bioresiduos en compost, un abono natural) y ya tiene en funcionamiento unos 400 composteros domésticos y uno comunitario. Hablé con Roi Cuba Dorado, biólogo y maestro compostero de Sanxenxo, y aquí os dejo alguna de sus enseñanzas:

¿Cómo empezó todo?

La Diputación de Pontevedra crea en 2015 el Plan Revitaliza “un modelo de residuos basado en el compostaje y en el tratamiento a kilómetro cero de los biorresiduos municipales”. A mayores, Sanxenxo consigue apoyo del Plan Pima Residuos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que busca impulsar acciones que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero dentro del Marco Estatal de Gestión de Residuos.

Roi Cuba Dorado

¿Cómo funciona un compostero?

Es muy fácil y hay mucha información en Internet. Montad el compostero sobre la tierra en un sitio plano y a la sombra, y poned una malla inferior metálica para evitar la entrada de roedores. Cuatro pasos sencillos:

  1. Separa muy bien los bioresiduos de casa. Una buena diversidad de materiales orgánicos producirá un compost de mayor calidad. No añadir tierra ni turba al compostero.
  2. Deposita los biorresiduos en el compostero. Primero añade una base de estructurante de ≈10cm. Encima echas el resto del material orgánico, a diario o cada pocos días.
  3. Cubre los restos frescos con estructurante en la misma proporción. Por ejemplo, los restos de poda, serraduras, hojas, hierba seca... Aportar estructurante es esencial a la hora de compostar. Estos materiales ayudan a airear y a que no se compacte la mezcla. Esto mejora el rendimiento del compost, ayuda a que madure (permiten que se airee y compensan la humedad), disminuye los olores, y también protege de que no vayan las moscas u hormigas.
  4. Remover para favorecer la aireación. Una vez cada semana es lo ideal (o cada 2-3 semanas también vale), usar un aireador para mezclar la capa inferior (≈ 20 cm).

Por cada 100 kg de materia orgánica podemos obtener sobre 30kg de compost. Como me dijo Roi: “Lo importante es tener paciencia para que el compost madure”. El compostero mantiene la temperatura y humedad, precisa de poco mantenimiento, ocupa poco, y entre los seis meses y un año, ¡compost listo! Solo os queda extraerlo por la parte inferior y usarlo. Norma sencilla: tres partes de tierra por una de compost. Con el tiempo podéis jugar con la temperatura, humedad y aireación en las distintas fases del compostaje (latencia, termófila y de maduración). Hoy no os lío con eso que aún soy un principiante.

Roi Cuba Dorado

¿Qué echar en el compostero?

Los composteros que da nuestro concello -después de solicitarlo- son de 300 litros y están pensados para residuos orgánicos, normalmente de comidas.

Podemos echar en el compostero:

  • De la cocina: verduras, fruta, carne, pescado, huevos, pan, lácteos, comida cocinada, bolsas de infusiones, posos y filtros de café, servilletas y papel de cocina sin tinta.
  • Del jardín: restos de la cosecha, hojas, flores y plantas verdes o secas, hierba, restos de poda triturada, paja, fruta caída.

No podemos echar en el compostero:

  • Ceniza de madera tratada, restos de aspiradora, pañales desechables, productos de higiene, filtros de cigarros, tejidos sintéticos, papel o revistas impresos en color, materiales no orgánicos y biodegradables, y por supuesto, prohibido el plástico, metal o vidrio, ¡y también las mascarillas!

Conclusiones

El compostaje ayuda a 1) cuidar el suelo y los microorganismos que viven en el que son tan necesarios, 2) cuidar el medio ambiente y promover lA concienciación mediOambiental, 3) evitar quemas y hacer que la materia orgánica vuelva al suelo y no vaya a la atmósfera, 4) evitar el cÍrculo habitual de los residuos (recoger una tonelada de basura son unos 185 euros), 5) descentralizar el compostaje, 6) producir abono de gran calidad, 7) tener hábitos más saludables y con ello una alimentación más sana, etc. Es una muestra de solidaridad, civismo y respecto por la naturaleza. Colaborarás en la preservación del equilibrio, y así los que vengan después podrán disfrutar también de la maravilla de planeta que tenemos. Como veis, todo son ventajas sin movernos de casa y sin gastar apenas nada.

Roi comenta que todos podemos aportar nuestro granito de arena, las administraciones y nosotros mismos. Sus últimos consejos: no generar residuos innecesarios con las compras navideñas, evitar las quemas de residuos orgánicos, y no tirar los restos de poda, césped… en los contenedores, porque los saturan.