POLÍTICA
24/07/2020 11:36 CEST | Actualizado 24/07/2020 18:32 CEST

La conferencia de presidentes se celebrará el 31 de julio en La Rioja

Desde que estalló la pandemia del coronavirus se han celebrado 14 de estas reuniones de forma telemática y ésta será la primera presencial.

EUROPA PRESS
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reunido con los presidentes autonómicos por videconferencia el 31 de mayo de 2020.

La próxima conferencia de presidentes y la primera presencial desde que comenzó la pandemia del coronavirus se celebrará el próximo 31 de julio en San Millán de La Cogolla (La Rioja), según ha confirmado la Moncloa.

Desde que estalló la pandemia del coronavirus, se han celebrado de forma telemática catorce conferencias de presidentes, todas de forma telemática, y ésta será la primera reunión presencial en esta crisis.

Según recuerda el Gobierno en un comunicado, fue la presidenta de La Rioja, Concha Andreu, la que propuso celebrarla en el citado municipio “en reconocimiento al papel emblemático que ha desempeñado este enclave en la cultura europea desde hace mil años”.

El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, subrayó hace unas semanas su intención de celebrar la primera conferencia presencial a finales de julio y será finalmente el último día de este mes cuando tenga lugar este encuentro.

La Conferencia de Presidentes, constituida el 28 de octubre de 2004, es el órgano de máximo nivel político de cooperación multilateral entre el Estado y las 17 Comunidades Autónomas y las Ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Esta reunión va a tener lugar pocos días después de alcanzarse el en Bruselas el acuerdo para el fondo de recuperación europeo, por el que España recibirá 140.000 millones de euros, algo más de la mitad en ayudas directas.

Los planes económicos para recibir estas ayudas y su reparto serán previsiblemente uno de los puntos a debatir en esta cita que se produce en un momento de numerosos rebrotes de la epidemia de coronavirus repartidos por toda la geografía española.

Tras el fin del estado de alarma todas las competencias están en manos de las comunidades autónomas, que están tomando distintas medidas para hacer frente a esto rebrotes.

La Conferencia de Presidentes se celebró, en sus primeras ediciones, con una periodicidad irregular.

Durante el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero se celebraron tres reuniones (28 de octubre de 2004, 10 de septiembre de 2005 y 11 de enero de 2007) y en el segundo una (14 de diciembre de 2009).

Mariano Rajoy celebró una sola conferencia en su primer mandato (2 de octubre de 2012) y otra en el segundo (enero de 2017).

Con la crisis del coronavirus se celebraron catorce conferencias de presidentes de forma telemática.

El objetivo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es que esta reunión se celebre con una periodicidad anual, tal y como se estableció en el reglamento aprobado en la V Conferencia, subraya Moncloa en un comunicado.

San Millán de la Cogolla ya acogió en octubre de 1992 un primer encuentro de presidentes autonómicos, en un acto que sirvió de homenaje a todas las lenguas del Estado.

En 1997 los monasterios de San Millán de la Cogolla, Suso y Yuso, fueron catalogados por la Unesco como patrimonio de la humanidad. 

Urkullu no tiene previsto acudir

GTRES
Iñigo Urkullu, lehendakari vasco, en Durango.

El lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, ha comunicado al Gobierno español que “hoy por hoy” no prevé acudir a la Conferencia de Presidentes del próximo viernes, dado que no se ha convocado la Comisión Mixta del Concierto, como ha solicitado en reiteradas ocasiones.

El lehendakari en funciones, que ha participado en las 14 reuniones telemáticas celebradas durante el estado de alarma, ha comunicado, sin embargo, al Gobierno que “hoy por hoy, su posición es la de no acudir a la reunión de presidentes”, ha informado la Presidencia del Ejecutivo vasco.

Según ha explicado esta fuente, “no sería coherente, en el caso de Euskadi por lo menos, acudir a una reunión para hablar de fondos europeos sin que se haya celebrado la Comisión Mixta de Concierto Económico para acordar la capacidad de endeudamiento como consecuencia de la caída de recaudación”.

Además, Urkullu argumenta que Euskadi tampoco participa de uno de los tres tramos de ayudas del Gobierno, un fondo extraordinario no reembolsable dotado con 5.000 millones de euros, que sí recibirán otras comunidades autónomas, aunque las tres que tuvieron superávit en ejercicios anteriores —Canarias, Navarra y el País Vasco—, podrán gastar esos remanentes.

El País Vasco ha solicitado en repetidas ocasiones que, dado que no percibirá dinero de ese fondo, necesita que se convoque la Comisión Mixta para fijar su nivel de endeudamiento.

El lehendakari en funciones recuerda que esta situación de no convocar la reunión en la que están representados ambos gobiernos y que estaba prevista par principios de julio “se mantiene tras reiteradas apelaciones” por parte de los distintos consejeros vascos, especialmente el de Hacienda, Pedro Azpiazu, pese a la “relación intensa con responsables del Ministerio de Hacienda”.

Subraya que él mismo solicitó la cita de la Comisión Mixta en la Conferencia de Presidentes y también trasladó esa petición por escrito y no ha sido “ni siquiera respondida”, por lo que, por el momento, no prevé acudir. 

NUEVOS TIEMPOS