POLÍTICA
30/07/2021 08:00 CEST | Actualizado 30/07/2021 17:18 CEST

Los ejes de la Conferencia de Presidentes: fondos europeos, vacunación y demografía

Pedro Sánchez anuncia la llegada de 3,4 millones de dosis adicionales de la vacuna de Pfizer en agosto y que las CCAA gestionarán el 55% del primer tramo de las ayudas comunitarias.

La última gran cita política de la temporada. Salamanca ha sido el escenario escogido para albergar la XXIV Conferencia de Presidentes, que ha reunido al rey, al presidente del Gobierno y parte de sus ministros, así como al presidente del Senado, 16 presidentes autonómicos y dos de ciudades autónomas. Una lista en la que ha destacado una ausencia, la del president del Govern catalán, Pere Aragonès. Y en la que también ha sido sonada una presencia, la del lehendakari Íñigo Urkullu, que ha asistido tras acordar la recaudación de nuevos impuestos.

La Conferencia de Presidentes constituye un punto de encuentro para abordar las necesidades de las comunidades autónomas, pero esta edición ha aterrizado con tres ejes fundamentales: los fondos europeos de la recuperación, la vacunación y cómo hacer frente al reto demográfico. Precisamente, justo antes del inicio de la reunión se han producido dos grandes anuncios en materia de vacunación y financiación. 

Pedro Sánchez ha anunciado la llegada de 3,4 millones de dosis adicionales de la vacuna de Pfizer en el mes de agosto. Una iniciativa que ha cerrado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, y que permitirá acelerar el objetivo de inmunización del 70%. Precisamente, una de las grandes reclamaciones de los dirigentes autonómicos en la conferencia es la demanda de más vacunas.

El segundo gran anuncio ha tenido lugar en el interior, dónde Sánchez ha precisado que los gobiernos regionales van a gestionar hasta el 55% de los 19.000 millones de euros de los fondos europeos que recibirá España en 2021. Es decir, un total de 10.500 millones. Según ha podido saber El País, el presidente también ha ofrecido a las comunidades administrar un 43% de los 24.197 millones presupuestados este 2021. Además, el líder del Ejecutivo español ha reiterado que pondrá en marcha el plan de 10.000 millones de euros para luchar contra la despoblación.

JUANJO MARTIN / EFE
El rey Felipe junto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los dirigentes autonómicos posan para la foto de familia de la XXIV Conferencia de Presidentes

La intervención de Sánchez 

El presidente del Ejecutivo ha comparecido antes del comienzo de la Conferencia de Presidentes, dando un discurso en el que ha establecido la comparación de la anterior reunión y el escenario que se vive en la actualidad en España. Sánchez ha explicado que cuando se reunieron en San Millán de La Cogolla la situación era muy distinta: no existía la vacuna, el PIB caía en un 21,6% y el número de ocupados había descendido en un millón por las medidas tomadas para hacer frente a la primera ola de pandemia. “Vamos a aumentar el ritmo de vacunación”, ha contrapuesto el mandatario español.

El presidente se ha referido también al plan de recuperación, que por aquel entonces era un esbozo. “Tuve la ocasión de presentar el acuerdo de los fondos europeos”, ha recordado, puntualizando que era sólo un proyecto porque “no existía aún ni el vehículo ni los acuerdos ni los planes que instrumentalizaran todos esos recursos económicos para hacer la gran transformación de la Unión Europea”.

Donde antes había recesión económica hoy hay recuperación económica. Donde antes había destrucción de empleo, hoy hay creación de empleoPedro Sánchez, presidente del Gobierno

De esta forma, Sánchez ha podido ilustrar una foto totalmente distinta del escenario en España. Para ello se ha apoyado en los último datos de la subida del Producto Interior Bruto (PIB) en un 2,8%, así como los de la Encuesta de Población Activa (EPA), con una bajada en 110.000 parados.

“Donde antes había recesión económica hoy hay recuperación económica. Donde antes había destrucción de empleo, hoy hay creación de empleo. Donde antes no existía la vacuna, hoy hay un proceso de vacunación que está siendo la vanguardia del conjunto del planeta”, ha destacado de lo que ha cambiado en los últimos doce meses.

Europa Press News via Europa Press via Getty Images
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey Felipe VI

Los grandes ejes de la Conferencia de Presidentes

Como una curiosa metáfora, todos estos asuntos se han llevado al interior del claustro de Colón del Convento de San Esteban de Salamanca. El mismo salón de estilo isabelino en el que el descubridor presentó su proyecto para llegar a las Indias a los Reyes Católicos. Esta vez la hoja de ruta ya ha sido presentada, pero la travesía también será dura. Sobre todo por las diversas críticas que han acompañado a esta reunión.

Los fondos europeos

El presidente del Gobierno había anunciado la celebración de este órgano de reunión con los mandatarios autonómicos, que llevaba sin convocarse desde el pasado 26 de octubre de 2020, con la intención de abordar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y la llegada de los fondos europeos.

Las Comunidades Autónomas ya han ido avanzando a lo largo de esta semana lo que plantearán a Sánchez en esta Conferencia de Presidentes, y además de abrir el debate sobre la financiación autonómica, los mandatarios defenderán sus proyectos para la recepción de estos fondos europeos.

Una de las claves que han propiciado la ausencia de Aragonès en el encuentro en Salamanca es el reparto de estos fondos. Este viernes, el Gobierno ha rechazado debatir la gestión de los fondos europeos en la Comisión Bilateral con Cataluña del próximo lunes por la tarde, tal y como pide la Generalitat, pero sí está dispuesto a hablar sobre transferencias o el Estatut.

Financiación autonómica y demografía

Además, y de forma íntimamente ligada a la llegada de los fondos europeos y los proyectos para hacer frente al reto demográfico, varias comunidades quieren aprovechar este foro para plantear ante Sánchez el debate sobre la reforma del modelo de financiación autonómica. De hecho, las autonomías han llegado divididas en al menos dos bloques: las que defienden que se atienda al coste de la prestación de servicios por habitante y las que reivindican que sea el criterio poblacional el que prime. 

Andalucía y la Comunidad Valenciana mantuvieron la semana pasada una reunión con la que pretenden buscar un frente común junto a Murcia y a Castilla-La Mancha para plantear una propuesta al Ministerio de Hacienda de reforma del modelo de financiación autonómica. Del otro lado, el presidente de Aragón, Javier Lambán, había reconocido que hay contactos entre comunidades autónomas para ir con posiciones compartidas en el tema de la financiación. Y así ha sido.

El presidente castellano-manchego y socialista, Emiliano García-Page, ha pedido unidad entre las CCAA, pero también ha planteado que la financiación autonómica debe lograrse a través de que todos los ciudadanos puedan ejercer sus derechos en igualdad de condiciones, con independencia de su lugar de residencia. 

La vacunación y la pandemia

Los grandes factores que marcarán el debate sobre la vacunación y la pandemia se corresponden con la petición de más vacunas y su reparto, una cuestión de la que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha avisado que defenderá. Los presidentes populares también insistirán en viejas demandas como la creación de una ley de pandemias. 

La situación epidemiológica de la quinta ola también estará sobre la mesa, con el foco puesto en la variante delta y en la implantación del certificado COVID para acceder a bares, discotecas y otro tipo de establecimientos. Una medida que la Justicia ha tumbado en Canarias

En este sentido, una de las voces que se han alzado para exigir una mayor cobertura jurídica ha sido la del lehendakari Íñigo Urkullu, quien ya había solicitado en el pasado medidas a Sánchez como la vuelta a la obligatoriedad de la mascarilla en el aire libre. Esta vez no se ha referido concretamente a ello, pero sí ha defendido que las comunidades necesitan poder imponer restricciones como el toque de queda y la limitación en reuniones.

Por su parte, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha reclamado un criterio homogéneo en la utilización del certificado COVID para acceder a la hostelería, un sistema que ya funciona en dicha comunidad. Además, ha pedido que se valore el uso de la vacuna monodosis de Janssen para menores de 40 años.

Las críticas de los dirigentes populares

Las principales cargas contra el formato de la Conferencia de Presidentes han llegado desde los dirigentes del Partido Popular, que acusan a Sánchez del escaso tiempo con el que defender las propuestas y debatir los temas. De hecho, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado que será el último encuentro de este tipo al que acude si no se producen cambios.

Según Díaz Ayuso, “cinco minutos” para atender los intereses de Madrid es “muy poco tiempo”. A su juicio, la reunión “está pensada para que el presidente hable, para que todo el mundo le aplauda y poco más”.

J.M. GARCIA / EFE
Ayuso, Feijóo y el presidente de la ciudad autónoma de Melilla, Eduardo de Castro

Tanto Ayuso, como el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, han asegurado que asisten a esta cita con pocas perspectivas. El gallego ha calificado la conferencia como una “reunión informal” y ha cargado contra la concesión de nuevos impuestos que recaudará el País Vasco, una medida entendida como un trato de favor para asegurar la asistencia de Urkullu.

Somos solidarios, pero si hay bilateralidad, la exigimos para AndalucíaJuan Manuel Moreno, presidente de la Junta de Andalucía

El dirigente murciano, Fernando López Miras, ha tildado de “privilegios y prebendas a cambio de estar aquí” la medida, en referencia al País Vasco y la ausencia por parte de Cataluña. De igual forma se ha pronunciado a su llegada a la Plaza Mayor salmantina el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno. “Somos solidarios, pero si hay bilateralidad, la exigimos para Andalucía, a la que el año que viene nos enviará el Gobierno 2.400 millones menos que este año”, ha alegado.

Urkullu pide una “gobernanza cooperativa”

Por su parte, el lehendakari Íñigo Urkullu también ha deslizado críticas ante la Conferencia de Presidentes. El mandatario vasco ha reclamado una “metodología clara” para alcanzar una “gobernanza cooperativa” que respete el autogobierno “y los distintos ámbitos competenciales”.

Urkullu ha coincidido con los anteriores presidentes regionales en que es necesario avanzar en la organización de este tipo de encuentros, que “no está recogido ni en la Constitución ni en el Estatuto de Gernika”.

EL HUFFPOST PARA REVOLUT