Conflicto diplomático entre Ucrania y Netflix por la serie 'Emily in Paris'

"Es inaceptable e insultante", dice el ministro de Cultura ucraniano.
Fotograma de 'Emily in Paris'.
Fotograma de 'Emily in Paris'.
NETFLIX

No es la primera vez que la serie estadounidense Emily in Paris levanta ampollas en Europa por sus clichés. El conflicto fue primero con Francia, donde se desarrolla la trama, y ahora ha sido con Ucrania.

La serie de Netflix –protagonizada por Lily Collins, que hace de joven estadounidense que se muda a París para trabajar en marketing– incluye en su segunda temporada a un personaje ucraniano que el ministro de Cultura del país del Este ha tachado de “insultante”.

Se trata de Petra, a la que da vida la actriz ucraniana Daria Panchenko, y que coincide en clase de Francés con la protagonista, Emily Cooper. En la serie, Petra aparece robando en una tienda y tiene miedo a que la deporten, pero, quizás lo peor, es retratada como una mujer con mal gusto a la hora de vestir –un sacrilegio en esta serie–.

El ministro de Cultura ucraniano, Oleksandr Tkachenko, ha sido muy crítico con esta representación. “En Emily in Paris se muestra una imagen caricaturizada de una mujer ucraniana que resulta inaceptable y, además, insultante”, ha dicho Tkachenko, según recoge la BBC.

Los medios ucranianos apuntan que Tkachenko ha llegado a escribir una carta a Netflix para emitir una queja formal.

Lo cierto es que en redes sociales las críticas a la serie por el personaje de Kiev han sido muy sonadas –como ya ocurrió con los franceses en la primera temporada–, pero también hay voces que defienden a los creadores de Emily in Paris.

Natalka Yakymovych, actriz y productora ucraniana, comenta: “Así que, en una serie de televisión, ¿los personajes negativos pueden ser cualquier cosa salvo ucranianos? Obviamente, todos preferiríamos que el personaje fuera de Moscú, pero no siempre tenemos lo que queremos”.

En cualquier caso, el creador de la serie, Darren Star –también creador de Sexo en Nueva York–, dejó muy claro el año pasado que no se arrepentía de los estereotipos que pudieran verse en Emily in Paris, y lo achacó a que él mostraba París “a través de una lente glamurosa”, tal y como él se había encontrado la capital francesa en sus viajes. En resumen: elegancia, baguettes, cafés, boinas y Torre Eiffel.

La madre del Blues

Las series y películas de Netflix para finales de 2020 y 2021

Popular in the Community